Archive for the 'Izquierda' Category

20
ene
13

Al pueblo trabajador y a las organizaciones antineoliberales

20130120-203907.jpg

POR LA CONSTRUCCIÓN URGENTE
DEL FRENTE ANTINEOLIBERAL Y DE IZQUIERDAS

AL PUEBLO TRABAJADOR Y LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, SINDICALES Y POLÍTICAS ANTINEOLIBERALES

Desde Construyendo LA IZQUIERDA como espacio y coalición socio-política de carácter socialista, ecosocialista y repúblicano- federalista, que nace en mayo de 2012 con la voluntad de promover un frente amplio antineoliberal y de izquierdas, hacemos este llamamiento buscando la reorganización política de las izquierdas y la construcción de un instrumento participativo e inclusivo, que sirva de herramienta para que las clases populares, los jóvenes y las personas paradas se organicen políticamente y actúen. No nacemos con voluntad electoral, pero si actuamos convencidos y dispuestos a colaborar y acompañar la construcción del actor político imprescindible para poder dar la vuelta a la trágica situación de nuestro país. Saludamos en este sentido el ejemplo que se está dando ya en Galicia con la coalición Alternativa Galega de Esquerda, la cual camina en la dirección que se propugna desde CLI .

Sabemos que hay fuerzas de izquierdas con presencia institucional y extendidas por todo el Estado o de carácter nacional fuertes en su comunidad o territorio popular de implantación y por tanto, su aportación es imprescindible y necesaria. Pero la ciudadanía, los nuevos movimientos cívicos y los nuevos movimientos sociales y de protesta, exigen también una respuesta diferente y sobre todo una nueva articulación participativa alejada de las viejas prácticas de aparato y repartos de poder internos al margen de las y los ciudadanos. Desde Construyendo LA IZQUIERDA entendemos que tras el hundimiento de las expectativas electorales y la quiebra de la confianza de las ciudadanas y los ciudadanos en el PP-PSOE, manifestada y comprobada en todos los estudios demoscópicos, es irrenunciable la construcción de un referente colectivo y político que recoja la confianza perdida y permita el cambio y un proceso diferente radicalmente democrático.

La subida de las fuerzas parlamentarias de la izquierda ajena al sistema bipartidista, se compensan en parte con la alternativa de recambio de la derecha, que es UPyD, cuyas declaraciones ambiguas, populistas y demagógicas confunden a muchas y muchos electores progresistas, víctimas de la crisis, y a personas con voluntad de regeneración democrática, despotricando contra los políticos, pero salvaguardando de sus diatribas a banqueros privados, capitalistas especuladores y grandes grupos empresariales, verdaderos y únicos culpables de la crisis sistémica que padecemos. La actitud anti-federal y dinástica de la nueva derecha disfrazada es la demostración de su carácter conservador e incluso centralista y autoritario.

No entendemos que pequeños avances electorales puedan satisfacer a nadie con inteligencia, generosidad y altura de miras. No creemos que llamamientos y programas no destinados a gobernar y cambiar el rumbo de las cosas de la res-pública puedan convencer a las amplias capas subalternas machacadas y asqueadas. No creemos que sea el momento de mirarnos al ombligo o dedicarnos tiempo a nosotros mismos como colectivos y coaliciones organizadas, sino a pensar en las personas que sufren. Los millones de parados y paradas, los jóvenes sin futuro y la gran limpieza de personas mayores y jubiladas que se está preparando por parte de los centros de poder asentadas en las ideas neoliberales que se están poniendo en práctica a través de la política de recortes y la mal llamada política de “austeridad”, que esconde la voluntad de querer enriquecer más al rico y hacer más pobre al pobre y abrir nuevos negocios con los despojos del Estado de Bienestar.

Por todo esto, con humildad, Construyendo LA IZQUIERDA propone que sin más dilación las fuerzas sociales, políticas y sindicales nos juntemos, nos sentemos y empecemos a trabajar en la creación de ese Frente antineoliberal y de progreso. Pensamos también en la Coordinadora del 25S y en las Asambleas populares. Pensamos en los movimientos sociales, que además han articulado el discurso y las ideas y alternativas que ahora todas y todos los de abajo, los invisibles, manejamos y defendemos y justo es reconocerlo. Nos dirigimos a los y las diputadas y diputados de diversos parlamentos y a los partidos de izquierdas a los que representan. A alcaldes y alcaldesas y también a dirigentes sindicales de clase. A todos ellos y sus partidos, que tienen una gran responsabilidad que deriva del tiempo histórico en el que vivimos. Nos dirigimos a las y los activistas sociales y sus muy activos movimientos. Nos dirigimos a todos ellos porque es vital la re-apropiación de la política en manos de la ciudadanía para poder resistir con éxito esta oleada antidemocrática neoliberal, que está poniendo en peligro no sólo el Estado del Bienestar, sino la misma esencia del Estado democrático, social y de derecho al convertirla en una democracia “limitada”.

Proponemos:

Reunirnos con urgencia las y los que estemos dispuestos a trabajar en esta dirección.

Proponer la creación de un frente POLÍTICO de carácter antineoliberal y de izquierdas, que pretenda la transformación de la sociedad hacia una sociedad más justa, equitativa, libre y soberana. Proponemos que este frente se construya de forma participativa conforme a una coalición amplia y popular, para la que se puede seguir el ejemplo de la SYRIZA en Grecia o el Front de Gauche en Francia.

Las candidaturas a todos los niveles se decidirán de forma participativa mediante elecciones primarias por parte de activistas-militantes-simpatizantes activos y activas previamente inscritos en censos.

Los acuerdos políticos exigirán consensos y pactos transparentes y públicos.

Las fuerzas sociales y políticas coaligadas, actuarán con lealtad y respetando a las personas por encima de las siglas.

Proponemos confeccionar un programa mínimo consensuado y claro al objeto de alcanzar el poder cívico y gobernar, con al menos las premisas de:

Mandatos revocatorios y democracia participativa.
Profunda reforma fiscal progresiva y persecución del fraude.
Derogación del los decretos leyes de recortes y contra-reforma laboral y financiera.
Derogación urgente de la contra-reforma constitucional exprés.
Banca Pública y ética.
Auditoria y moratoria de la deuda.
No sumisión a potencias extranjeras y aprobación mediante referéndum vinculantes los tratados emanados de las instituciones comunitarias, o de las antiguas instituciones Bretton Woods
Reclamamos otra forma de entender las relaciones internacionales, basadas en el respeto mutuo y en la paz y el diálogo para la resolución de conflictos, al igual que la profunda reforma de la ONU y la asunción de la realidad del mundo multipolar, que ya es una realidad.

Si este llamamiento no tuviera eco, llamamos a las personas con dignidad y fuerzas para resistir este cruel ataque neoliberal y voluntad para impulsar un profundo cambio social y democrático a auto-organizarse POLÍTICAMENTE y dar la cara, con un programa de regeneración democrática y transformación social.

Mientras tanto apoyamos decididamente las convocatorias de movilizaciones, manifestaciones y Huelgas Generales necesarias e imprescindibles para detener tanta agresión autoritaria y neoliberal, así como forjar la unidad de la clase trabajadora y las clases populares en calles y plazas. Convencidos de que es urgente organizarse políticamente y re-apropiarnos de la política al objeto de impulsar un cambio y un gobierno del pueblo y para el pueblo, no al servicio de los bancos, los poderosos y las grandes fortunas.

14
ago
12

La unidad necesaria en la izquierda vasca

Articulo de opinión El Correo. Javier Madrazo. 14/8/2012

Días atrás tuve la oportunidad de poder leer en las páginas de este mismo diario unas declaraciones del Coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, en las que éste afirmaba, con toda legitimidad por supuesto, que la única fuerza que representa en Euskadi a la formación política federal es Ezker Anitza.

No tengo nada que objetar en este sentido. Ezker Anitza se sustenta en la actualidad en el Partido Comunista de Euskadi (EPK) y Cayo Lara, por su parte, es el Coordinador general que con más énfasis ha defendido la supremacía del Partido Comunista de España en el seno de Izquierda Unida.

Soy de la opinión de cada quien tiene pleno derecho a elegir sus compañeros de viaje, en función de su proximidad ideológica, la coincidencia, más o menos puntual o estratégica, de intereses e incluso como consecuencia de empatías personales, que también juegan un papel clave en las alianzas políticas. Por tanto, Cayo Lara, en mi opinión, está en su derecho de decidir quién o quiénes le representan en Euskadi. En este sentido, sólo puedo mostrarle mi respeto.

Del mismo que hay personas que se identifican más con Izquierda Abierta y Gaspar Llamazares, habrá otras que lo hagan con Izquierda Unida y Cayo Lara.

Aclarado este punto, si debe constatar, sin embargo, que las palabras del máximo responsable de Izquierda Unida en el Estado despertaron en mí un sentimiento marcado de decepción que tiene, o al menos eso entiendo, una explicación razonable.

En un contexto como el actual, marcado por una crisis económica sin precedentes, con una ciudadanía atemorizada por un futuro más negro que incierto, creo sinceramente que un llamamiento a la unidad de la izquierda política, sindical y social en Euskadi hubiera sido, sin duda alguna, el mensaje que muchas personas esperábamos de Cayo Lara como representante de la única fuerza del Estado que puede poner sobre la mesa un mensaje alternativo al Partido Popular y al PSOE.

Ezker Batua-Berdeak, a lo largo de su historia, ha vivido momentos dulces y otros más amargos, pero con toda seguridad los más difíciles y los que más han dañado su futuro han sido las divisiones internas.

En toda formación política hay discrepancias, y en muchos casos profundas, pero la cadena de desencuentros vividos en el seno de Ezker Batua-Berdeak nos ha minado desde dentro y, con toda razón, la sociedad nos ha ido dando paulatinamente la espalda hasta convertirnos en una fuerza debilitada, con capacidad mermada para influir en la actividad pública y, lo que es más grave en este momento, para impulsar la concienciación y movilización ciudadana ante la ofensiva neoliberal que, con matices, comparten PP, PSOE, PNV y CiU.

Las manifestaciones de Cayo Lara coinciden en el tiempo con un periodo marcadamente preelectoral en Euskadi que, en pura lógica, debería obligarnos a impulsar un proceso de reflexión en la izquierda no independentista, que siente que sus aspiraciones no están reflejadas en la nueva marca EH Bildu, aunque pueda compartir con ella ámbitos de colaboración e incluso de acuerdo. Las encuestas y sondeos de opinión evidencian que hay un número importante de personas en nuestra Comunidad que buscan y no encuentran una referencia de izquierda anticapitalista, republicana y federal porque no se sienten atraídas ni por el PSE de Patxi López ni por EH Bildu.

El último Euskobarómetro alertaba por primera vez de la posibilidad de conformar un Parlamento vasco con sólo cuatro sensibilidades, representadas por PNV, EH Bildu, PSE y PP. Imagino que habrá quienes definan esta situación como clarificadora del mapa político e incluso quienes se feliciten por la desaparición del llamado “quinto espacio”, que estuvo ocupado en su momento por Euskadiko Ezkerra y más tarde por Ezker Batua-Berdeak y también por Aralar. Las urnas tendrán, como siempre, la última palabra, pero si esta tendencia finalmente se cumple y la Cámara de Gasteiz reparte sus 75 escaños entre nacionalistas, independentistas, socialistas y populares, Euskadi habrá perdido una seña de identidad unida a su tradición democrática: la pluralidad.
Sin embargo, en honor a la verdad cabe decir que en la sociedad vasca si hay un lugar propio para ese “quinto espacio”, aunque no tenga voz en el Parlamento vasco. La mejor prueba la brinda el citado Euskobarómetro al constatar que la suma de votos entre Ezker Batua-Berdeak y Ezker Anitza podría alcanzar 60.000 sufragios, una cifra importante si tenemos en cuenta la pésima imagen trasladada a la opinión pública como consecuencia del proceso de división interna y el hecho añadido de que ninguna de ambas formaciones tiene una presencia significativa en los medios de comunicación. Me consta que el entendimiento es difícil y más aún recuperar la confianza resquebrajada, pero no cabe otra solución de futuro.

Es prácticamente seguro que Ezker Batua-Berdeak y Ezker Anitza concurran a los comicios autonómicos por separado; esta decisión, siendo legítima, puede traer consigo la desaparición de la izquierda no independentista de la Cámara de Gasteiz. En este contexto, sólo Izquierda Unida tiene la autoridad moral para hacer un llamamiento al acuerdo en Euskadi y sus responsables no deben dejar pasar esta oportunidad. En sus manos está impulsar puntos de encuentro, que los hay, y sobre todo apelar al sentido común para ofrecer a la ciudadanía una opción ilusionante en una coyuntura como la actual. La unidad de acción entre Ezker Batua-Berdeak y Ezker Anitza tendría, además, la virtualidad de abrir la puerta a nuevos consensos en el seno de la izquierda política, social y sindical, que harían esta alianza más fuerte y más creíble.

08
ago
11

Unidad de la izquierda

Las elecciones generales del próximo 20 de noviembre han reabierto, una vez más en Euskadi, el debate sobre una hipotética candidatura conjunta entre las formaciones abertzales.  El PNV se ha desmarcado desde un primer momento de esta propuesta y Bildu y Aralar, por su parte, se han comprometido a valorar un posible acercamiento, que a priori parece difícil de cuajar, dadas las relaciones entre ambas fuerzas políticas desde la irrupción de la primera en los pasados comicios municipales y forales.  Personalmente, creo que es positivo dialogar entr diferentes y alcanzar acuerdos que beneficien al conjunto de la ciudadanía, pero creo igualmente que en esta coyuntura es más necesario un consenso en clave de unidad de acción desde la izquierda que desde la apuesta exclusivamente nacionalista.  La izquierda, por historia, reivindica el reconocimiento y el ejercicio del derecho de autodeterminación y éste es, sin duda alguna, un buen punto de partida para emprender un proceso ambicioso, que ponga freno al bipartidismo PSOE-PP que, con la complicidad de PNV y CiU, gobiernan siguiendo las directrices del mercado, la banca y la patronal. La izquierda tiene que hacerse oir y sobre todo tiene que influir, Está en juego el futuro, pero más importante aún está en juego nuestra dignidad como personas y derechos básicos como son el empleo, la vivienda, la sanidad o la educación. La identidad nacional puede unir sensibilidades distintas, y eso es bueno, aunque  pienso que ahora debe unir más la identidad social. Miremos el 15-M. 

NOTA: Para tomar un poco de aire, descansar y retornar con fuerzas renovadas, este blog se tomará unos días de vacaciones. Disfrutad. Nos espera un otoño caliente.

28
jun
11

Reconstruir la izquierda

Os adjunto el manifiesto “Una ilusión compartida”, difundido hoy por el diario Público,  en el que artistas e intelectuales apuestan por reconstruir la izquierda. Entre las personas que suscriben el texto, que será presentado los próximos días, figuran, entre otros,  Baltasar Garzón, Pedro Almodóvar, Joaquín Sabina, Almudena Grandes, Luis García Montero o Pilar Bardem.   Se abre el debate. 

  

UNA ILUSIÓN COMPARTIDA

El descrédito de la política y las quejas asiduas sobre la corrupción de la vida democrática no pueden dejar indiferentes a las conciencias progresistas. Son muchas las personas que, desde diferentes perspectivas ideológicas, se han sentido indefensas en medio de esta crisis económica, social e institucional. La izquierda tiene un problema más grave que el avance de las opciones reaccionarias en las últimas elecciones municipales. Se trata de su falta de horizonte. Mientras los mercados financieros imponen el desmantelamiento del Estado del bienestar en busca de unos beneficios desmesurados, un gobierno socialista ha sido incapaz de imaginar otra receta que la de aceptar las presiones antisociales y degradar los derechos públicos y las condiciones laborales.

Es evidente que los resultados electorales han pasado una factura contundente al PSOE. Pero las otras alternativas a su izquierda no han llegado a recoger el voto ofendido por las medidas neoliberales y las deficiencias de una democracia imperfecta. Y, sin embargo, no es momento de perder la ilusión, porque la calle y las redes sociales se han puesto de pronto a hablar en alto de política para demostrar su rebeldía. Esta energía cívica, renovada y llena de matices, tiene cuatro preocupaciones decisivas: la regeneración democrática, la dignificación de las condiciones laborales, la defensa de los servicios públicos y el desarrollo de una economía sostenible, comprometida con el respeto ecológico y al servicio de las personas. Son las grandes inquietudes del siglo XXI ante un sistema cada vez más avaricioso, que desprecia con una soberbia sin barreras la solidaridad internacional y la dignidad de la Naturaleza y de los seres humanos.

La corrupción democrática se ha mostrado como la mejor aliada de la especulación, separando los destinos políticos de la soberanía cívica y descomponiendo por dentro los poderes institucionales. Hay que devolverle a la vida pública el orgullo de su honradez, su legitimidad y su transparencia. Por eso resulta imprescindible buscar nuevas formas de democracia participativa y sumar en una ilusión común los ideales solidarios de la izquierda democrática y social.

Los poderes financieros cuentan con nuestra soledad y nuestro miedo. Sus amenazas intentan paralizarnos, privatizar nuestras conciencias y someternos a la ley del egoísmo y del sálvese quien pueda. Pero la energía del tejido social puede consolidar una convocatoria en la que confluyan las distintas sensibilidades existentes en la izquierda y encontrar el consenso necesario para crear una ilusión compartida. Debemos transformar el envejecido mapa electoral bipartidista. El protagonismo cívico alcanzado en algunos procesos como el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN, el rechazo a la guerra de Irak o el 15-M, nos señalan el camino.

Se necesita el apoyo y el esfuerzo de todos, porque nada está escrito y todo es posible. El mundo lo cambian quienes, desde los principios y el compromiso cívico, se niegan a la injusticia, rompen con la tentación del acomodo y se levantan y pelean dando sentido a la ilusión. La memoria de la emancipación humana exige una mirada honesta hacia los valores y el futuro. Nosotros estamos convencidos de la necesidad de reconstruir el presente de la izquierda. ¿Y tú?

27
may
11

reconstruir la izquierda

Esta semana hemos compartido en este blog diferentes opiniones sobre el futuro de la izquierda. Hoy, os adjunto un artículo del periodista Carlos Fonseca, en el que se habla de las elecciones del pasado 22 de mayo, el avance de la derecha, el movimiento de los “indignados” y la necesidad de una izquierda fuerte en el Estado.   

http://www.elconfidencial.com/tirando-a-dar/2011/movimiento-15m-crisis-economica-jovenes-protestas-20110525-7445.html

10
ene
11

Construir la izquierda

Os adjunto un enlace a un reportaje recogido ayer en el diario Público, en el que doce personas, vinculadas al ámbito del análisis y la reflexión, aportan sus propuestas para consolidar una izquierda fuerte, con capacidad de aglutinar voces y sensibilidades de progreso, para responder, desde la cohesión, a los nuevos retos económicos, sociales, medioambientales, culturales,… y también, cómo no, a las demandas de una ciudadanía, cada vez más decreída, apática y alejada de las ideologías tradicionales. Me gustaría recibir vuestras aportaciones y vuestros puntos de vista, que con toda seguridad serán tan o más interesantes que los ofrecidos en este artículo.  Al fin y al cabo, la izquierda la constituimos personas con conciencia, compromiso, criterio y voluntad de contribuir al desarrollo de un mundo más justo, solidario y equitativo.  Si tenéis ideas que creéis que son claves o pueden ayudar a profundizar en la izquierda con la que nos identificamos, escribidlas y difundidlas. En este blog serán bien recibidas.    

http://www.publico.es/espana/355296/doce-ideas-para-intentar-remontar

27
jun
10

La suma de la izquierda

Somos muchas las personas que compartimos, desde posiciones y sentimientos de izquierda, un compromiso político común, en defensa del socialismo, la república, la justicia social y la ecología. Todas y todos coincidimos, además, en la necesidad de cohesionar un discurso propio, alternativo y más radical,  que represente estos principios y articule un movimiento político y social, basado en la pluralidad, la participación y la convivencia entre sensibilidades de progreso.

Izquierda Unida puede y debe liderar este reto, no sé si con este nombre o con otro, pero sólo podrá hacerlo si profundiza en su propia historia, busca en sus raíces,  reconoce el valor de su militancia y, al mismo tiempo, abre sus puertas a nuevas ideas y voluntades, que buscan, sin encontrarlo, un referente en el que confiar.  Vivimos tiempos difíciles, marcados por el deterioro grave de las condiciones de vida de una ciudadanía impotente ante una crisis económica, que han provocado la avaricia de la banca y la patronal.

La política del Gobierno Zapatero sólo ha empeorado la situación, primero por su pasividad y después por su actuación;  las personas de izquierda nos sentimos profundamente decepcionadas por el PSOE, cuando no engañadas, por su complicidad con el mercado neoliberal y su sumisión a las directrices del Fondo Monetario Internacional.  En este contexto, miramos con esperanza hacia Izquierda Unida y queremos que tenga más fuerza y esté más presente en la vida pública con sus reflexiones y propuestas.

En la izquierda no sobra nadie; al contrario, faltan muchas personas. Sobre todo aquellas que han trabajado junto a nosotras y nosotros desde la coherencia y la integridad. Veo, en este sentido, con preocupación, aunque también con respeto, los movimientos de reflexión y debate que están surgiendo sobre el futuro de la izquierda en el Estado, que pasa necesarisamente por garantizar su presente.   Creo, sinceramente, que la ciudadanía todavía desconfía de nuestros desencuentros y espera que estemos a la altura de sus aspiraciones.

Tengo la convicción de que hay un gran futuro para la izquierda;  nunca como en este momento hemos necesitado un espacio político y social en el que poder reafirmarnos y buscar refugio y cobertura ideológica ante el desmantelamiento de un incipiente estado del bienestar y el recorte de derechos sociales y laborales. Sabemos que en situaciones críticas como las que ahora padecemos muchas voces miran hacia la derecha, e incluso la extrema derecha, y en todos los casos encuentran una fuerza que les represente.

En la izquierda, sin embargo, no ocurre igual.  Debemos evitar que las diferencias nos impidan crecer e impulsar nuestro proyecto político. La Dirección de Izquierda Unida tiene la responsabilidad de generar confianza en sus filas y recuperar personas y sensibilidades próximas, pero también alejadas, por heridas abiertas en su día y aún no cicatrizadas. En este camino, sin duda alguna, nos juntaremos con hombres y mujeres, que estando cerca de Izquierda Unida recelan de nuestras siglas porque las asocian a enfrentamiento y división.

Hemos perdido mucho capital humano y político, es cierto; pero podemos y debemos recuperarlo. Sólo así ganaremos credibilidad y volveremos a enamorar a la izquierda de verdad.  El proceso de refundación impulsado por Izquierda Unida debe ser un primer paso en esta dirección, pero para ser plenamente creíble necesita atraer a quienes hoy no están, pero deberían ser parte activa de un proyecto sin tutelas, en el que todas y todos sientan que su voz está reconocida y representada. No es fácil, pero no hay otro camino.

Cayo Lara habló ayer alto y claro en Fuenlabrada, y sus palabras fueron especialmente certeras cuando se dirigió a las personas desencantadas del PSOE, pidiéndoles que giren a su izquierda y vean en nuestra organización a una fuerza amiga. La refundación es imprescindible y en ella ha de tomar parte toda la militancia  y todas las federaciones, junto al conjunto de la izquierda sindical, social, intelectual, feminista, ecologista,… Y el primer paso, sin duda alguna, pasa por respetarnos más dentro para ser respetados fuera.

04
jun
10

Tiempo para el diálogo

No es un día grato ni para mí, ni para las personas que militamos en Ezker Batua-Berdeak, e imagino que tampoco lo será para quienes en un momento u otro han confiado en esta organización política.  Al día de hoy,  no tengo ningún cargo orgánico en Ezker Batua-Berdeak y, por supuesto, como militante de base tampoco tengo ni poder, ni poderes.  Ayer notifiqué por escrito mi renuncia como Presidente para que quedara constancia a todos los efectos.

Sé que es díficil y no quiero crear falsas expectativas, pero tengo la convicción plena de  que todavía hay tiempo para  apelar al diálogo y al acuerdo; debemos aprender a respetarnos dentro para que se nos respete fuera; la izquierda tiene que quererse más a sí misma para poder ser querida como merece. Hablo como militante y como persona de izquierda, que busca un referente político de progreso, socialista, republicano, federal, pacifista y verde.  Me consta, además, que no soy el único, pero, en cambio,  Ezker Batua-Berdeak si es la única formación que hoy representa en Euskadi estos valores. 

 

24
may
10

Pensar en la izquierda

Me gustaría compartir con todos los que visitáis este blog, el artículo que encontré hace unos días en el Diario Público escrito por Luís García Montero, “Pensar en la Izquierda”.

Garcia Montero pone de manifiesto como las medidas adoptadas por Rodriguez Zapatero ante la crisis, son despiadadas con los más necesitados y generosas con las grandes fortunas, acercándose así a los ideales del Partido Popular. También hace una reflexión sobre como el “bipartidismo convierte la realidad en una farsa” y de “cómo se convierten en inútiles los votos que no apuestan por uno de los dos partidos mayoritarios consagrados paulatinamente por un sistema electoral injusto”.

http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/11/pensar-en-la-izquierda/




Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 106 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores

%d personas les gusta esto: