06
Feb
21

POLÍTICAS DE IGUALDAD FRENTE AL AVANCE DE LA EXTREMA DERECHA

Artículo de opinión publicado en Noticias Obreras. Enero 2021.

Javier Madrazo Lavín

El asalto al Congreso de Estados Unidos, el pasado 6 de enero, obliga a una profunda reflexión colectiva sobre el futuro de la democracia a la que aspiramos, la convivencia entre sensibilidades distintas y el ejercicio pleno de los derechos humanos fundamentales, reconocidos como universales, pero en la práctica negados para una gran mayoría de la población en todos los países del mundo, sin excepción.

Es obvio que Donald Trump jamás debió acceder a la presidencia de Estados Unidos. Cabe preguntarse, en este sentido, cómo el Partido Republicano permitió en su momento que un hombre como él sin principios, valores ni ética, fuera nominado como su candidato a la Casa Blanca.

Tampoco podemos dejar caer en saco rato el hecho cierto de que más de 74.000.000 de personas le han dado su voto después de cuatro años haciendo apología de posiciones violentas, machistas, racistas y homófobas; en los que ha demostrado su incapacidad para gobernar e incluso se ha cuestionado su equilibrio personal ante la deriva y sinrazón de sus discursos y acciones.

Sus palabras animando, de facto, a sus seguidores,  a que ocupen el Congreso en Washington e impidan la confirmación del candidato electo del Partido Demócrata constituyen un llamamiento claro y sin precedentes a un golpe de estado contra el veredicto legítimo de las urnas.

Sus arengas han provocado cinco muertes y más de una veintena de personas heridas. Corresponde ahora a la justicia determinar si nos encontramos ante un delito de incitación al odio con el resultado conocido y cuál es es su responsabilidad, pero el veredicto ciudadano,  señalándole como máximo instigador y promotor de lo ocurrido, es contundente.

Donald Trump no admite su fracaso y niega el triunfo de Joe Biden, recurriendo a la mentira, demagogia y a la teoría de la conspiración. Quien acusa de fraude al Partido Demócrata, es quien ha pretendido falsear el resultado electoral y chantajear a cargos públicos para mantenerse en el poder.

Resulta difícil creer que todo lo vivido bajo su mandato, incluido este final, sea cierto y, una vez más, comprobamos que la realidad supera a la ficción.

Es imprescindible condenar sin paliativos los dramáticos sucesos vividos en el Congreso norteamericano y exigir la correspondiente depuración de responsabilidades.

Ahora bien, debemos profundizar en el porqué e indagar en las causas que pueden estar en el origen del apoyo ciudadano que aún concita el multimillonario  que ha buscado en la política un pasatiempo para alimentar su ego y su megalomanía, llamando al enfrentamiento y a la ruptura de las reglas de juego que sustentan una democracia amenazada y débil.

Estados Unidos es una sociedad dividida, fracturada, empobrecida y profundamente desigual. La educación, la sanidad y la cultura son un privilegio de las clases altas; un amplio sector de las comunidades negra e hispana están situadas en la marginación y la exclusión, y los derechos humanos, políticos, económicos, medioambientales y sociales son en buena medida una declaración formal.  

La frustración, la impotencia y la falta de expectativas constituyen el mejor caldo de cultivo para el odio y este sentimiento ha sido y es el aliado de Donald Trump y lo será en el futuro de otros personajes tan peligrosos como él, sea en Estados Unidos, Europa, América Latina, Asia o África. Nos enfrentamos a un problema global, del que Jair Bolsonaro, en Brasil, Boris Johnson, en Reino Unido o Viktor Orban, en Hungría, por poner sólo algún ejemplo, son claros exponentes.

Exaltar, manipular y cultivar el frentismo y la polarización como estrategia política, representa el mejor activo para el avance del populismo de extrema derecha, el ultranacionalismo exacerbado y reaccionario, y el fascismo intolerante y violento; que se expanden y suman fieles a día de hoy, sirviéndose de fake news, que se difunden a través de las redes sociales y son compartidas como si fueran ciertas.

La inteligencia artificial, perversamente utilizada,  también es clave en el control y manipulación de la mente humana, especialmente en situaciones de mayor vulnerabilidad y estados de frustración. El mensaje se segmenta para sectores sociales objetivos, identificados y receptivos a “comprar” todo aquello que llega puntual a su móvil u ordenador, sin contrastar y sin cuestionarse ni la fuente ni su veracidad.

De hecho Twitter ha sido, hasta la cancelación de su cuenta, la plataforma y el altavoz empleados por Donald Trump para lanzar sus proclamas, publicitar sus mentiras y alentar el odio y el frentismo. Nadie le ha puesto freno hasta los sucesos ocurridos en el Congreso. Porque Twitter  sabía que Donald Trump era un imán para la empresa y el Partido Republicano porque se sometió a su voluntad pensando que era caballo ganador.

Un tirano nunca triunfa sin aliados, sea por miedo, interés, ambición o codicia. Donald Trump nunca ha estado solo.

Sus tácticas son las mismas que utilizan quienes comparan un acto criminal,  como es el asalto al Capitolio,  con el derecho de manifestación ejercido en España en 2016 ante el edificio de las Cortes Generales o en 2019 frente al Parlamento de Andalucía.

La comunicación política se construye sobre la falsedad y la tergiversación, y el relato se escribe con intenciones torticeras y perversas. Las redes sociales y muchos medios de comunicación, se encargan de difundir estas obsesiones, como si fueran información y no manipulación.

Así ha sucedido recientemente en nuestro País, con los mensajes difundidos por militares nostálgicos del antiguo régimen , que retan a la democracia y no admiten como legítima otra ideología que no sea la suya propia. Les incomodan las urnas porque lo suyo es la imposición.

Para generar adhesiones requieren sociedades confrontadas, temerosas, con poco o nada que perder.  Ocurre en Estados Unidos y ocurre aquí. Donald Trump pasará, pero su legado y sus 74.000.000 millones de seguidores siguen ahí.  Joe Biden tiene mucho por hacer. La reconstrucción exige igualdad y esta  es incompatible con el poder del establishment y los poderes que este representa.

Ojalá el nuevo gobierno de EEUU lidere una auténtica transformación social en profundidad. Éste es el único antídoto válido y eficaz frente a personajes como Donald Trump. Allí y aquí. En América o en Europa.

¡Aprovechemos la oportunidad que se ha abierto! No olvidemos que hay  una legión de supremacistas, xenófobos, machistas y violentos que esperan el fracaso del nuevo presidente para recuperar la Casa Blanca.


0 Responses to “POLÍTICAS DE IGUALDAD FRENTE AL AVANCE DE LA EXTREMA DERECHA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 109 seguidores más

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

A %d blogueros les gusta esto: