20
May
11

El rap de los “indignados”

Todas las revoluciones tienen un himno y el movimiento “Democracia Real Ya” no podía ser una excepción. “Únete a mi bando” es el título de una canción del rapero “Chojín”, que anima, impulsa y da sentido a la lucha de las personas congregadas en la Puerta del Sol y otras ciudades del Estado, reivindicando un empleo digno, un salario justo, una vivienda social, una democracia real, más libertad y el reconocimiento al derecho a participar en la vida pública.    

Anuncios

6 Responses to “El rap de los “indignados””


  1. 1 Alicia Expósito Rodríguez
    20/05/2011 en 8:53 am

    Gracias Javier. Te mando mucho ánimo para vivir este “especial fin de semana de MAYO del 2011”. Te sonríe, Alicia

  2. 20/05/2011 en 12:55 pm

    ey os dejo mi versión de apoyo a la gente reunida en las Plazas del pais!

  3. 20/05/2011 en 12:56 pm

    perdonad.. el link es este :

  4. 6 VIVIANA
    20/05/2011 en 5:39 pm

    Recordando el Movimiento 5Ø1 y la #spanishrevolution
    Andres Schuschny | Viernes 20 mayo, 2011 at 12:17 pm | Etiquetas: 5Ø1, Colectivo 5Ø1, Movimiento 5Ø1, spanishrevolution | Categorías: Complejidad Cultural, Cooperación, Desarrollo económico y otros desarrollos, Economía solidaria, Estupidez Humana, Los horrores del mundo, Manifiestos, Tendencia | URL: http://wp.me/p5NQK-2rn
    Hace ya 12 años, en 1999, tuve el enorme placer de participar en la organización de lo que por aquel entonces se llamó el Movimiento 5Ø1. De cara a las elecciones presidenciales de 1999 quienes participamos en el movimiento, consideramos que no había elección real alguna puesto que los partidos mayoritarios tenían idénticas propuestas y consideraban como única alternativa sostener el famoso plan de convertibilidad, aquel que 2 años después activó la hecatombe del país produciendo la mayor crisis económica que recuerde la Argentina.

    La propuesta del Movimiento 5Ø1 era simple aunque sofisticada: Dado que en Argentina, todo aquel que este a menos de 500 kilómetros de su domicilio está obligado a votar, se proponía a los potenciales votantes que no se sintieran representados por ninguno de los partidos políticos que se presentaban en esas elecciones, se traslade a 5Ø1 kilómetros de su lugar de residencia para evitar la votación. Para ello y a través de la realización de fiestas en las que se recaudaron fondos, todo aquel que lo deseara pudo viajar gratuitamente y subirse a un tren que se alquiló y que fue de Buenos Aires a Sierra de la Ventana para así quedar eximido de la obligación de votar por encontrarse a más de 500 kilómetros de su domicilio. La clave del movimiento consistía en transformar el acto de certificación en la comisaria del pueblo para que quede constancia de que se estaba a más de 500 kilómetros en un contra-acto político, justo en un día en el que estaba prohibido realizar manifestaciones de tal carácter.

    Obviamente, por aquel entonces, no existían los medios y las plataformas sociales que hoy tenemos sin embargo aprovechamos al máximo las herramientas que se disponían por esos tiempos: las listas de correos electrónicos y realización de performances callejeras. Ciertamente, el movimiento no fue una movida multitudinaria, a Sierra de la Ventana llegamos a ir unas 500 personas, sin embargo llegó a alcanzar cierta repercusión en los medios de comunicación masivos, dando lugar a la gestación de un interesante debate sobre el sentido de la democracia representativa, la responsabilidad del voto y sus (a veces) débiles alcances. Eran tiempos en los que los países del Sur empezábamos a cuestionar el famoso Consenso de Washington que sentó las bases del neoliberalismo en la región y que tanto mal hizo al amparo de políticos acomodados, corruptos y decadentes. Comenzaban a gestarse los movimientos alter-globalización, Chiapas estaba de moda y se pre-anunciaba la transformación epocal que hoy patentemente estamos testimoniando.

    Mucho tiempo ha pasado sin embargo, hoy, releyendo la “Carta a los no votantes” que emanó del Movimiento 5Ø1 resuena tanto con lo que hoy siento que sucede. Si, ahora le tocó a España al viejo mundo, y en razón de verdad no conozco claramente cuál es la situación del país y cuáles son las causas que han dado lugar al movimiento que hoy se está gestando. Sin embargo siento que algo de lo que fue aquello que hoy rememoro resuena fuertemente con lo que intuyo sucede por allá. Es por eso que me parece súper válido dar a conocer y difundir el contenido de la Carta a los No Votantes sobre el que se asentaron los fundamentos la constitución del Movimiento 5Ø1 que hoy recuerdo, no sin un leve retazo de nostalgia de aquellos vertiginosos tiempos.

    CARTA A LOS NO VOTANTES

    En la última elección presidencial dos millones y medio de personas no se presentaron a votar, votaron en blanco o impugnaron. Boletas convertidas en papel picado, una feta de jamón o un sobre vacío sirvieron como forma de protesta o como secretas venganzas individuales. Estas actitudes particulares, si bien dan cuenta de la magnitud de la insatisfacción frente a las posibilidades electorales, no expresan más que una forma de esquivar lo que se nos propone. Nadie se entera de ello, ni nada nuevo se produce con ellas. Esto no es suficiente; todas y cada una de estas propuestas privadas se agotan al nacer, e impactan sólo en la conciencia solitaria del votante rebelde. Representan un acto de silencio porque no tienen palabra ni interpelan.

    Este 24 de octubre hay quienes ya decidieron votar al menos peor. No sería extraño que en la lúgubre oscuridad de ese cuarto no puedan distinguir entre una lista de nombres y la otra, entre un logo y otro. Porque por más que se esmeren por parecer diferentes, las alternativas que se nos presentan son más de lo mismo. Dentro de un tiempo, cuando los fuegos artificiales de la campaña hayan pasado, casi todo permanecerá igual; o peor. La política no tiene nada que ver con esto. La política tiene que ver con la
    transformación y no con la mera gestión de lo existente.

    El Código Electoral Nacional exime de la obligación de votar a quienes se encuentran a más de 500 km. de su domicilio. Nuestra apuesta política es precisamente esa: que el 24 de octubre nos encuentre en el km. 5Ø1, más allá del voto, que hoy se nos presenta como una imposición. Entendemos que la política no tiene porqué ser solemne y ajena a nuestra vida cotidiana. Más bien se trata de poner colectivamente en movimiento nuestro pensamiento junto con nuestras pasiones, afectos y deseos. Y es con ese fin que queremos invitarlos a sumarse a este proyecto.

    Mientras nosotros estemos en el km. 5Ø1 imaginemos, en cambio, a los candidatos y su corte de bufones. Nerviosos, sudorosos, trajinados, luego de meses de sonreír a desconocidos, sus futuros votantes. Ellos sí se están jugando muchísimo en esta elección, casi todo. Para ellos sí es un jornada crucial. Para los demás, los que no cambiamos de cara, de discurso ni de vestuario de un día para el otro según el resultado de las encuestas y las órdenes de un asesor de imagen, tiene que haber otros
    caminos.

    No tenemos ninguna duda de que esta realidad clama por ser transformada, y que en esta elección no está en juego esa transformación, sino todo lo contrario. Por eso el 5Ø1. Queremos empezar a pensar colectivamente cómo parar esa máquina abstracta de acumulación de dinero y poder que produce miseria, violencia y muerte. Algunos pueden llamarla el capital o el sistema; otros el poder, el neoliberalismo o el pensamiento único. No se trata aquí de discutir cómo lo llamamos sino de pensar qué hacer, habiendo dado ya el primer paso.

    Querrán acaso acusarnos de antidemocráticos, de boicotear el único momento de la vida cívica donde se ejercen los derechos ciudadanos. Sin embargo, es exactamente por lo contrario que decidimos levantarnos: para recuperar el poder de decisión que se halla en el fundamento de la idea de democracia. Es porque el sentido profundo de la democracia se ha extraviado que rediscutirla se ha tornado imperioso. Sería mucho más simple quedarnos en casa a no votar una vez más. Más simple aún caminar hasta la
    escuela más cercana y colocar la boleta menos mala dentro de la codiciosa urna. Volver a casa y encender la televisión, escuchar los resultados, ver los festejos tirados en la cama, quedarnos dormidos… Al día siguiente todo seguirá demasiado igual, y nuestra falsa democracia seguirá estando reducida a una falsa elección una vez cada cuatro años. Es eso lo que prefieren los políticos de turno que ven en una participación real un complot contra su monopolio. Los que quieren que nos quedemos en nuestras casas, aislados, siendo meros espectadores del lamentable show que nos brindan cada día. Pero nosotros creemos que la política no es de los políticos, aunque la tengan secuestrada, amordazada, sofocada. Hacer política significa decidir colectivamente sobre el devenir de nuestras vidas; el km. 5Ø1 puede ser un lugar para empezar a pensar por qué y cómo hacerlo.

    Estamos seguros de que es necesario reencontrarse con la pasión política, darle brillo a palabras hoy gastadas, abandonar la inercia y el lamento ante lo que nos sucede. Intentar trazar el recorrido de una hipótesis política, comprometernos, juntarnos. 5Ø1 es esa apuesta. 5Ø1 es el nombre de un malestar, es el nombre de una crisis, es el nombre de un ya basta; 5Ø1 es el nombre de todos aquellos que están hartos de estar hartos. Ellos somos nosotros.

    5Ø1 convoca a convocar. A apropiarse de la idea, del proyecto y a enriquecerlos.

    ME PARECIO INTERESANTE POR ESO TE LA ENVIO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 110 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

A %d blogueros les gusta esto: