01
sep
10

La doble vara de medir del PP

Hay ocasiones en las que sobran las palabras. Por ello, os adjunto un enlace a la Proposición no de Ley, presentada por Ezker Batua-Berdeak en el Parlamento Vasco, instando a la desaparición de las corridas de toros en nuestra Comunidad; las primeras respuestas a esta iniciativa ya están llegando y, a priori, no invitan al optimismo. En el segundo enlace podéis acceder a una nota de prensa del Partido Popular, en la que pide que las corridas de toros se declaren Bien Cultural en Euskadi. Lo dicho, sobran las palabras. Os mantendré puntualmente informadas e informados de este debate, que antes o después terminaremos ganando porque la razón está de nuestra parte y la sensibilidad y la concienciación sobre los derechos de los animales suman adhesiones día a día.   

 http://www.ppvasco.com/sitio/NOTICIAview.asp?ID_NOTICIA=6726

About these ads

36 Responses to “La doble vara de medir del PP”


  1. 1 david
    01/09/2010 en 8:16 am

    El PP esta tomando el mismo camino para ganar votos que en su dia siguio la izquierda abertzale, apoyar causas que esten siendo atacadas o asi se lo parezcan, aunque no esten de acuerdo con ellas. Ahora apoyan las corridas de toros, porque parece que hay tendencia general a prohibirlas. Apoyan a los españoles que se manifestaron a favor del pueblo saharaui, ya que asi consiguen votos de gente que no tenia. Apoya a los trabajadores y las pymes, ahora que son atacados por las reformas laborales. Y si los homosexuales, los toxicomanos, los parados… fueran atacados por el gobierno, ellos los apoyarian, para ganar votos. Lo que esta claro es que solo lo hacen con un motivo: CONSEGUIR VOTOS. Ya que han demostrado cuando estan en el poder que la gente no les interesa, y al final solo defienden sus intereses.

    Basta recordar como apoyaron la prohibicion de las corridas de toros en canarias, ya que con ello ganaron votos de gente del PSOE, o lo que hicieron con los derechos de los trabajadores cuando gobernaron.

    Lo que a mi me sorprende realmente es como la gente no se acaba de dar cuenta y siguen votandoles. Incluso donde han demostrado que solo mienten y son unos incompetentes como Madrid o Valencia. ¿Que hacemos mal el resto de partidos para que ellos consigan esos votos?

    • 01/09/2010 en 9:10 pm

      Creo que tiene que ver con la poca formación política y escasa concienciación social que existe en amplicas capas de nuestro país. Un país que pasa mucho(demasiado) tiempo viendo a Belén Esteban como referente colectivo. Así luego no podemos pedir peras al olmo.Abrazos javi

  2. 3 Amanda
    01/09/2010 en 12:00 pm

    Vamos a ganar esta partida, no me cabe duda, pero también sé que la ganaremos dentro de un tiempo. Paciencia, pues. EB era el único partido político que podía presentar esta iniciativa en el Parlamento vasco, pocos más lo acompañarán en esta partida, pero lo importante es iniciar el debate en las instituciones, porque en la calle desde luego que ha sido “la serpiente del verano”.

  3. 5 Carlos Sanz Villa
    01/09/2010 en 12:01 pm

    Señor Madrazo, ¿van a pedir que se prohiban también las vaquillas y las pruebas de bueyes? ¿Van a pedir que se cierren los zoos y no haya animales en los circos? ¿Hasta dónde van a llegar prohibiendo?

    Yo no les digo a ustedes que vayan a los toros, pero yo quiero poder ir y que nadie me tache de asesino. Por otra parte, sí estoy de acuerdo con que no haya subvenciones a este capítulo.

    • 01/09/2010 en 9:04 pm

      Son los parlamentos elegidos democráticamente los que tienen que valorar cuál es el modo de proceder en relación con los eventos que usted plantea en su comentario.Estamos hablando de un evento concreto donde parece existir una mayoría social que entiende bárbaro y aberrante el trato que se dispensa al toro en la plaza.Saludos javi

  4. 7 david
    01/09/2010 en 1:52 pm

    Carlos, yo tambien quiero ir a restaurantes de carne humana en mi ciudad, pero al parecer en este pais esta prohibido y a los que comen carne humana se les encarcela y se les tacha de locos… pues eso, logicamente lo mismo con los que ASESINAN y TORTURAN animales, porque es muy divertido!

  5. 9 Antonio García
    01/09/2010 en 5:18 pm

    Solo algunas cosas:

    En el artículo se afirma: “En el segundo enlace podéis acceder a una nota de prensa del Partido Popular, en la que pide que las corridas de toros se declaren Bien Cultural en Euskadi. Lo dicho, sobran las palabras”. ¿Quiere el Sr. Madrazo decir que el pp no tiene el mismo derecho a expresar su opinión favorable al mantenimiento de las corridas de toros que EB a expresar la suya contraria?

    Por otro lado, a la vista de las menciones que se hacen a las supuestas prohibiciones de corridas de toros en Canarias, me he tomado la libertad de buscar por internet y leerme la “Ley de protección de los Animales”, aprobada por el Parlamento Canario en 1991. Pueden consultarla en el enlace http://noticias.juridicas.com/base_datos/CCAA/ic-l8-1991.html. Si encuentra alguien no ya la prohibición, sino la más mínima mención a la Fiesta de los Toros, le invito a una cena en mi tierra: podrán elegir qué animal muerto prefieren para comer: carne o pescado. Incluso si quieren hay restaurantes vegetarianos (también hay que “matar” a la verdura para comérsela, pero parece que en ese caso no tiene tanta importancia). Simplemente con leer el artículo 1º (“La presente Ley tiene por objeto establecer normas para la protección de los animales domésticos y, en particular, la regulación específica de los animales de compañía en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias”) ya debería ser suficiente.

    Y por último: en otro de los debates sobre este mismo tema en este mismo blog, le pedí coherencia al Sr. Madrazo. Dicho de otro modo, sugiero a Esker Batua que solucione su propia doble vara de medir a la hora de pedir prohibiciones antes de reprochar las de quienes quieren impedirlas; sean ustedes coherentes y consecuentes con su propósito de erradicar los “malos tratos”, el “dolor” y el “sufrimiento” a los animales. Pido perdón por autocitarme: “Prohiban las capeas, los encierros, las granjas industriales, las granjas privadas, los restaurantes donde se pueden elegir en un acuario qué bogavante quieres comer, los cotos de caza, la posesión privada, en casas o en caseríos, de animales que no sean de compañía y sean suscrptibles de poder matarlos para comérselos; y establezcan una normativa ejemplar que garantice, como exigía Andrés Calamaro en respuesta al argumento del sufrimiento del toro, que la ternera de la que viene el entrecot que le sirven haya muerto de un ataque de risa”.

    • 02/09/2010 en 7:26 am

      El artículo 5 de la Ley 8, de 30 de Julio de 1991, de Protección de los Animales es el que, en virtud de la aplicación de su punto número 1, prohíbe las corridas de toros en las Islas Canarias. Asi lo entendieron sus promotores y así se aplica desde su aprobación, hace prácticamente veinte años. En este sentido, no cabe interpretación. El punto 2, sin embargo, establece una única excepción en el caso de las peleas de gallos, aunque fije para ello ciertas limitaciones. Yo, por mi parte, considero que todas las prácticas que incluyan maltrato, crueldad o sufrimiento debe desaparecer, sin excepción.

      Artículo 5.

      1. Se prohibe la utilización de animales en peleas, fiestas, espectaculos y otras actividades que conlleven maltrato, crueldad o sufrimiento.

      2. Podrán realizarse peleas de gallos en aquellas localidades en que tradicionalmente se hayan venido celebrando, siempre que cumplan con los requisitos que reglamentariamente se establezcan y, en todo caso, con los siguientes:

      Prohibición de la entrada a menores de 16 años.

      Que las casas de gallos e instalaciones donde se celebren peleas tengan, por lo menos, un año de antigüedad, en el momento de la entrada en vigor de la presente Ley, salvo las que se construyan en sustitución de aquellas.

      Que las instalaciones o lugares donde se celebren las peleas sean recintos cerrados.

      3. Las administraciones públicas se abstendrán de realizar actos que impliquen fomento de las actividades referidas en los párrafos anteriores.

      • 11 Antonio García
        02/09/2010 en 9:42 am

        El artículo 5, evidentemente, va detrás del artículo 1. En esto tampoco cabe interpretación.

        Por eso, repito lo que escribí porque parece que no se ha leido bien:

        “Simplemente con leer el artículo 1º (“La presente Ley tiene por objeto establecer normas para la protección de los animales domésticos y, en particular, la regulación específica de los animales de compañía en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias”) ya debería ser suficiente”.

        Puede admitirse en un momento dado pulpo como animal de compañía, pero no al toro. Creo que en eso tampoco cabe interpretación.

        Por otra parte, ha habido unas declaraciones recientes de Lorenzo Olarte, presidente del gobierno canario en la fecha de la aprobación de la ley, y que por tanto algo sabrá sobre la misma, recordando, frente a la tergiversación que de esta ley hace el colectivo antitaurino, que ni se aplicaba la ley a las corridas de toros ni se hacía mención alguna en el articulado a las mismas.

        Además, ya no se celebraban corridas de toros en las Islas Canarias por aquellas fechas. No había habido casi nunca tradición y para entonces había desaparecido.

      • 02/09/2010 en 9:45 pm

        El artículo 5.1 prohibe expresamente la utilización de animales en espectáculos que conlleven crueldad,maltrato o sufrimiento.No crees que incluye a las corridas de toros? No hay peor ciego que el que no quiere ver.Saludos javi

  6. 01/09/2010 en 7:35 pm

    PRIMERO QUE TODO, QUIERO SALUDAR A TODAS LAS PERSONAS QUE AQUI HAN MANIFESTADO SU OPINION Y DAR GRACIAS A JAVIER MADRAZO LAVIN. POR AVER OPINADO EN MI MURO.

    MI OPINION ES LA SIGUIENTE, Y POR FAVOR PRESTAR MUCHA ATENCION A LO QUE LES DIGO:
    EL PP (PARTIDO POPULAR) CREO QUE ESTA JUGANDO CON UN BOOMERANG MUY PELIGROSO.
    CREO QUE SI LOS ANTITAURINOS FUERAMOS ORGANIZADOS Y UNIDOS. PODRIAMOS METER UN SUSTO AL PP.

    SI NOS COMPROMETIERAMOS TODOS, PERO TODOS A VOTAR POR OTRO PARTIDO QUE NO SEA EL PP.
    ESTE PARTIDO PERDERIA LAS ELECCIONES QUE FUESEN.
    EN 2008 PERDIO POR 894.551 VOTOS.
    Y NOSOTROS LOS ANTITAURINOS JURO QUE SOMOS MAS DEL TRIPLE QUE ESA CIFRA, POR NO DECIR MAS.
    CREO QUE CUANDO SEPAN QUE PERDERAN MAS DE 3.000.000 MILLONES DE VOTOS CAMBIARIAN DE OPINION.
    ESTO CLARO SI LO HICIERAMOS PENSANDO SOLO EN EL BIENESTAR DE ESTOS ANIMALES.
    GRACIAS A TODOS Y NO OLVIDEN VISITAR MI MURO.

    • 01/09/2010 en 8:55 pm

      Gracias por tu comentario y por tu trabajo en defensa de un trato digno a los animales. Está claro que los grandes partidos sólo se mueven en función de los resultados electorales.Por tanto todo lo que sea incidir en su granero de votos será eficaz para modificar sus posiciones.Es buena idea la que planteas.Abrazos Javi

  7. 15 Antonio García
    03/09/2010 en 7:08 am

    Para el Sr. Madrazo: curiosamente su respuesta a mi último comentario no me permite responderle directamente en la misma columna que mi mensaje, por lo que le respondo aquí; le diré que no voy a entrar en temas de ceguera porque me conformo creo que saldría usted perdiendo. Toda normativa jurídica tiene algo elemental, que suele señalarse en su principio, como es su ámbito de aplicación; ese ámbito es uno de los aspectos que dan seguridad jurídica a las leyes. En este caso el ámbito de aplicación de la ley viene marcado por lo que indica el artículo 1º, cuyo texto le recuerdo: “La presente Ley tiene por objeto establecer normas para la protección de los animales domésticos y, en particular, la regulación específica de los animales de compañía en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias”. Eso significa que todos los artículos de la ley se refieren exclusivamente a esos animales objeto de su ámbito de aplicación. Podrán luego venir discusiones sobre si un toro bravo puede ser considerado animal doméstico, como los conejitos que muchas familias tienen en sus jardines, o de compañía, como el hámster de mi hija. Y esa interpretación, como corresponde en un estado de derecho, no puede venir de ningun colectivo especialmente empeñado en el tema, como pueden ser los ganaderos de reses bravas (para que no se incluyan los toros en esos apartados) o los prohibicionistas (para que se incluyan y así poder prohibirlos), sino de los jueces, que son los autorizados para interpretar y aplicar la ley.

  8. 16 Antonio García
    03/09/2010 en 7:10 am

    Le dí al botón equivocado y envié el mensaje anterior cuando no había aún terminado de escribirlo.

    Solo decir que, fíjese si el artículo 5 no se refiere a lo que usted se empeña que se refiera, que en las Islas Canarias se han celebrado algunas novilladas y no sé si alguna corrida de toros, con posterioridad a la entrada en vigor de esta ley.

    Saludos. Antonio.

    • 04/09/2010 en 12:56 am

      Donde u cuando se ha celebrado una corrida de toros s partir de la aprobación de la ley en Canarias ? No me respondió a la pregunta que le hice. Para quién supone una catástrofe económica la prohibición de las corridas? Saludos javi

  9. 18 Antonio García
    04/09/2010 en 8:04 pm

    No deja de resultar curioso que me reproche no haber respondido a una pregunta suya cuando usted no lo ha hecho ni una sola vez a mis requerimientos en este foro. Repase si quiere. Pero ya veo que es más fácil denunciar las dobles varas en los demás que asumir las propias.

    Sobre la celebración de alguna corrida después de la ley Canaria

    http://www.laprovincia.es/sociedad-gente/2010/08/04/mate-toros-gran-canaria-ley/315546.html

    Sobre para quien supone una catástrofe económica la prohibición de las corridas: la verdad es que me sorprende esa pregunta en alguien que ha estado en política y encima en un partido de izquierdas. Imagínese que los verdes proponen una ley (y se aprueba) para suprimir la fabricación de coches debido a la contaminación atomosférica y el aumento de casos de cáncer de pulmón. ¿Para quien supondría una catástrofe económica? Para el sector. ¿Y quienes forman el sector y en qué grado les afectaría la medida? Empiece por arriba y siga hacia abajo y suponga.

    ¿O es que usted se cree que en el mundo de los toros solo hay señoritos montados a caballo con el sombrero andaluz?

    Saludos. Antonio.

    • 05/09/2010 en 5:10 pm

      Si hay alguna cuestión que a su juicio no le haya respondido dígamelo que con mucho gusto lo haré . La ley canaria es muy clara en su articulo 5.1 Me parece que sus argumentos tienen una débil apoyatura en la medida que su única fuente de contraste son las declaraciones que hace un torero en un periódico . Me quiere comparar el empleo que genera el sector del automóvil con el de las corridas de toros? Quién hace de verdad el negocio con las corridas? Saludos javi

      • 20 Antonio García
        06/09/2010 en 8:47 am

        Sr. Madrazo, las cuestiones están ahí escritas desde que estoy escribiendo sobre este tema. Comprendo que ser blogger le pueda otorgar ciertas prerrogativas, pero venirme ahora a decirme que cuales eran dichas cuestiones me parece algo excesivo.

        De todas formas, así repasando, aquí tiene alguna que otra:

        - En mi mensaje del 20 de agosto le hice notar la incoherencia que supone pretender prohibir una práctica por la tortura – sufrimiento del animal y no pretender prohibir otras que suponen los mismos efectos para los animales. Le mencioné la pesca del atún en las costas de Somalia y los mataderos industriales. Le pregunté si no le parecía tortura la agonìa del atún y la vida de los animales en los mataderos industriales. Usted me comentó simplemente “Podemos analizar cada una de esas situaciones . Una a una. Seguro que podemos coincidir en el rechazo a alguna de esas prácticas”, que es una forma que tienen los políticos en no decir ni si ni no sino todo lo contrario.

        - En mi mensaje del 30 de agosto, después de mi siguiente mensaje, en el que le mostraba los paralelismos entre las actitudes del colectivo antitaurino ahora y la Iglesia Católica durante el franquismo, le establecí una segunda comparación, esta vez entre el toro bravo y el pollo de granja. “Un toro de lidia vive cinco años maravillosos para acabar muerto en el ruedo después de, como mucho, un día de agonía. Un pollo de granja, en cambio, vive una vida generalmente miserable para acabar ensartado por el, con perdón, culo, abrasado en una barra de una pollería. Mi pregunta es por qué usted pretende prohibir solo lo primero”.

        - El 31 de agosto, a la vista de que usted me respondía siempre lo mismo (el tema de la tortura-sufrimiento, etc), le respondí: “Finalmente prefiero, por cortesía, acusar recibo del suyo y decirle que sigo a la espera de sus respuestas sobre por qué un nuevo ente filosófico-moral-ético-”ecologista” quiere imponer sus particulares puntos de vista a todos los ciudadanos (aparte de porque ustedes consideren que poseen la verdad absoluta de las cosas)”.

        - El 1 de septiembre, a la vista de su comentario “sobran las palabras” referidas al comunicado del pp, le pregunté: “¿Quiere el Sr. Madrazo decir que el pp no tiene el mismo derecho a expresar su opinión favorable al mantenimiento de las corridas de toros que EB a expresar la suya contraria?”.

        Resumiendo, las cuestiones se reducen a: ¿En nombre de qué pueden ustedes imponer sus opiniones particulares a aquellos que no las comparten? y ¿Por qué no son ustedes coherentes y, puestos a prohibir, proponen prohibir todas las actividades donde se pueden encontrar las causas que les llevan a querer prohibir una sola? ¿Por qué aplican ustedes el famoso refrán “ojos que no ven, corazón que no siente” a todo menos a los toros? ¿No les bastaría solo con no asistir a las corridas de toros de la misma forma que no asisten al día a día en los mataderos, cercos de almadraba, partidas de caza y similares?

        Sobre la ley canaria, qué quiere que le diga, el artículo 5.1 es tan claro como el 1º, donde le recuerdo que se establece el ámbito de aplicación de la ley (parece mentira que usted haya formado parte de una cámara con capacidad legislativa como es el Parlamento Vasco). Sobre eso no hay mucho que hablar salvo que un juez establezca algo diferente.

        Sobre las declaraciones del torero canario, si usted cree que el torero miente y que el periódico ha publicado una información falsa, tampoco puedo decirle nada.

        Sobre si quiero comparar el empleo que genera el sector del automóvil con el de las corridas de toros, por supuesto que no (no sé de dónde saca usted que yo quiera comparar precisamente eso). He puesto un ejemplo, una analogía. Los ejemplos, y usted como docente lo sabrá perfectamente, no tienen por qué presentar las mismas magnitudes que aquello a lo que se refieren. Tome usted un sector económico cualquiera, sean los toros, la industria del automóvil o la de fabricación de rabos de boina, aplíquele una prohibición y compruebe los resultados: a ver en qué medida afecta ese cese de actividad a los empresarios, a los mandos intermedios y a los trabajadores.

        De hecho yo terminaba mi último mensaje haciéndole una última pregunta: “¿O es que usted se cree que en el mundo de los toros solo hay señoritos montados a caballo con el sombrero andaluz?”.

        Saludos. Antonio.

      • 08/09/2010 en 11:19 pm

        La primera cuestión que plantea,usted reconoce que ha sido respondida por mí.Otra cosa es que no le satisfaga mi respuesta. Sobre la segunda cuestión, usted realiza un paralelismo entre las corridas de toros y el trato dispensado a los pollos de granja.Le diré que yo soy nadie para prohibir nada.Para eso están los parlamentos. En todo caso me he limitado a dar mi opinión sobre una cuestión de actualidad suscitada a raíz del posicionamiento del parlamento de cataluña.Me tendrá a su lado en la denuncia de cualquier trato vejatorio a los animales por simple divertimento. Sobre la tercera cuestión le diré que no pretendo imponer nada.Estamos participando en un debate público.Como le he dicho corresponde a los parlamentos el adoptar las decisiones al respecto.Sobre la cuarta y última cuestión le diré que el pp tiene el mismo derecho que yo a expresar sus opiniones.Faltaría más! Saludos javi

  10. 22 Antonio García
    10/09/2010 en 12:02 pm

    Acuso recibo de su última intervención. Gracias por sus respuestas. Me parece sorprendente que me diga que no pretende imponer ni prohibir nada en este tema, debe ser usted el único en el colectivo antitaurino. Y eso que sus intervenciones sobre este tema me han parecido siempre orientadas a la prohibición de las corridas de toros. Lamento que no se moje en temas como la coherencia o incoherencia de estas posturas, pero es su derecho.

    Saludos.
    Antonio.

    • 12/09/2010 en 8:06 pm

      Estamos en una sociedad democratica( democracia muy imperfecta por otra parte) donde todos tenemos derecho a dar nuestra opinión , la mía(prohibicionista) es tan respetable como suya, y en sabiendo que en última instancia son los parlamentos quienes toman las decisiones. Así que sometámonos al juego de las mayorías . Tanto le cuesta entender esto ? .Todavía no me dicho para quién es una catástrofe la supresión de las corridas!. Saludos javi

  11. 24 Antonio García
    12/09/2010 en 8:34 pm

    Creo que es un gran avance que reconozca ser prohibicionista (lo cual significa que si dependiera de usted las corridas de toros estarían prohibidas mañana mismo) y que nuestras respectivas opiniones son tan respetables una como otra. Dígaselo a sus compañeros antitaurinos, que parecen no haberse enterado aún. Aplíqueselo usted también cuando opine sobre las opiniones de los demás.

    Es cierto que esta democracia es muy imperfecta. Tanto que un parlamento puede llegar a prohibir una manifestación artística y cultural en base a unos planteamientos pseudo – moralistas e incoherentes que se pretenden políticos. Lo de someterse al juego de las mayorías es en este caso una excusa. Un parlamento no puede decirme a mí qué tradición puedo mantener o no, ni a qué espectáculo puedo ir o no ir. Igual que tampoco puede imponerme nada en materia moral. Que lo pueda llegar a hacer es una perversión de la democracia más que otra cosa.

    En cuanto a lo último, resulta un tanto cansino, pero le vuelvo a repetir la misma pregunta que ya le hecho varias veces, esperando que esta vez me la responda: “¿O es que usted se cree que en el mundo de los toros solo hay señoritos montados a caballo con el sombrero andaluz?”

    • 12/09/2010 en 9:28 pm

      Encontrará más tolerancia en los antitaurinos que en ese lobby protaurino que hace negocio a costa del toro y que controla muchos resortes económicos y mediáticos. Para usted las corridas son una expresión sublime del arte y la estética.Para muchos,entre los que me encuentro, sin embargo es una expresión de tortura y sufrimiento impropio de una sociedad avanzada.Quién dirime esta cuestión? Mal que le pese, son los parlamentos que representan la voluntad popular.Eso no le gusta? La otra alternativa es volver a los viejos tiempos donde no había parlamentos democráticos.Ya sabe a qué me refiero. En el mundo del toro no hay sólo señoritos.Pero dígame para quién es esa catastrofe económica por la supresión de las corridas? Saludos javi

  12. 26 David
    13/09/2010 en 7:56 am

    Estimados Javier y Antonio. Me parece que os estais enrocando en una cuestion que no tiene salida. El señor Antonio es protaurino (o al menos le gusta provocar sobre el tema) y para ello hace comparaciones sin mucha analogia real, para defender su opinion. Se queja de que a el no le contestas Javi, pero el no me ha contestado a mi nunca cuando le he comparado expresiones gastronomicas como el canibalismo con sus expresiones culturales o artisticas. Simplemente quiere que se le de la razon, y como bien dices el parlamento es quien decidirá.
    Por otro lado, por supuesto que un parlamento puede prohibir, si no fuera asi aviados estariamos, cada uno no puede hacer lo que quiera, por mucho que su propia moral se lo permita, para eso estan las leyes.

  13. 28 Antonio García
    14/09/2010 en 8:42 am

    Empezando por el principio: eso de la tolerancia en los antitaurinos vale como principio de un monólogo del club de la comedia, no como mucho más. Sin ir más lejos, ya está viendo usted como David, de quien usted alaba su comentario porque “Pone mucho sentido común”, identifica mi derecho a exponer mis opiniones o mis puntos de vista sobre el particular con el deseo de provocar por gusto. Ya ve, todo un ejemplo de tolerancia y respeto por las opiniones ajenas. Por cierto, lo de la comparación del canibalismo ya no serviría ni siquiera en el club de la comedia.

    Le hago una vez más una analogía, tomando sus propias frases: Para usted (o para alguien si no), la degustación de un bogavante cocido (incluso escogido del acuario del restaurante), para lo cual se le introduce vivo en una olla de agua hirviendo, puede ser una expresión sublime del arte culinario. Para muchos, entre los que podría encontrarme, sin embargo es una expresión de tortura y sufrimiento impropio de una sociedad avanzada. ¿Quién dirime eso? Mi respuesta es muy sencilla: Pues usted mismo, haciendo uso de su libertad a hacer lo que le dé la gana sin perjudicar a sus semejantes (porque son sus semejantes quienes tienen derechos, no los animales; San Francisco de Asís, Jacques Cousteau y Félix Rodríguez de la Fuente eran magníficas personas y defensoras de los animales, pero sabían donde estaba el límite de sus creencias y sus simpatías; el doctor Cousteau da nombre hoy día a uno de los restaurantes de pescado más importantes del mundo, en Costa Rica).

    Usted en cambio dice que es el Parlamento el encargado de dirimirlo; pero, claro, no en este caso. Sorprendentemente usted propone prohibir algunas muestras de crueldad, pero no otras. El toro, según usted, sufre en la Plaza. En cambio el bogavante… ¿quizás sea que simplemente pasa a mejor vida en medio de un relajado baño caliente?. O si no ¿por qué no propone también la prohibición de esa práctica cruel? ¿por qué los prohibicionistas catalanes no propusieron la prohibición de los “cargols a la llauna”? Llevo varios mensajes intentando que alguien me explique esta monumental incoherencia. Lo único que he conseguido es que alguien diga que me gusta provocar…

    Y no siga por el camino de pretender que me parece mal que los parlamentos voten según mayorías. Adjudicar que si opino que los parlamentos están para otras cosas es porque me pesa que los parlamentos representan la voluntad popular o me parece mal el sistema democrático o que añoro otro tipo de parlamentos es un viejo tic que ya está muy visto y que personalmente no puedo permitirle. Sé perfectamente a qué se refiere cuando habla de la alternativa de volver a los viejos tiempos. A cuando la legislación estaba dictada o influida por la moral y la estrecha manera de ver la vida de cierta institución; cuando había prohibiciones; ¿volvemos a la prohibición del aborto argumentando que es un acto de crueldad hacia un ser vivo o lo mantenemos regulado para que cada cual actúe según su situación y su conciencia?

    Para terminar, ya veo que (¡por fin!) reconoce que en el mundo de los toros no solo hay señoritos. A partir de ahí no creo que haya mucho que explicar sobre a quienes perjudicaría más la prohibición de las corridas y la consiguiente desaparición del mundo de los toros. En algún lado he leído que se producen más de tres millones y medio de jornadas de trabajo al año relacionadas con este mundo. ¿Cuántas de estas cree que corresponden a los Bohórquez, Domecq, Ponces, Riveras Ordóñez o similares? ¿Quién cree usted que iría a sellar el paro a las oficinas del INEM?

    Saludos. Antonio.

    • 14/09/2010 en 10:29 pm

      Puede promover alguna iniciativa en contra del maltrato a los bogavantes . Si usted la formula con solvencia contará con mi apoyo . De donde le salen a usted los tres y millones jornadas de trabajo? Saludos javi

    • 14/09/2010 en 10:29 pm

      Puede promover alguna iniciativa en contra del maltrato a los bogavantes . Si usted la formula con solvencia contará con mi apoyo . De donde le salen a usted los tres y millones jornadas de trabajo? Saludos javi

      • 31 Antonio García
        16/09/2010 en 7:44 am

        Esta última respuesta me resulta descorazonadora. Hasta ahora he tratado este tema con seriedad y respeto por los que tienen opiniones contrarias, exponiendo mis argumentos y solicitando los suyos con total franqueza. Que usted me salte ahora con que yo presente una iniciativa en contra del maltrato a los bogavantes me parece una auténtica impostura. Si no tiene argumentos para justificar su incoherencia, reconózcalo, pero no recurra a tomarse a broma argumentos ajenos. Como se dice por mi tierra, cachondeitos los justos. Y tonterías y provocaciones también.

        Por cierto (cumpliendo el trámite de responderle como si usted hubiera escrito lo anterior en serio), moléstese en leer mis mensajes. Verá en el último como le decía que dirima usted mismo la cuestión, como ciudadano que es titular de derechos, que no meta a los parlamentos en tareas que no le corresponden. Y en uno anterior, que no contara conmigo para prohibir según qué cosas.

        Y los tres millones y medio de jornadas de trabajo no me salen de ningún lado. Lo leí hace unos meses en un artículo que tomaba datos de la Tesorería General de la Seguridad Social. Supongo que allí les saldrá la cifra de algo.

        Saludos. Antonio.

      • 16/09/2010 en 10:38 pm

        La comparación con el bogavante es suya.Yo no la he calificado de impostura o de falta de respeto.Así que por favor no se irrite con los argumentos ajenos.Quién es usted para limitar la facultad legislativa de los parlamentos? Me gustaría me remitiera el artículo al que se refiere.Sigue sin decirme quién padecerá principalmente la catástrofe económica por la supresión de las corridas de toros? Saludos javi

  14. 33 Antonio García
    24/09/2010 en 9:36 am

    Creía que había activado el cuadrito de recibir los siguientes comentarios por correo. No lo había hecho y por eso han pasado todos estos días.

    Mi comparación intentaba mostrar su incoherencia y la de todos los que apoyan la prohibición de las corridas de toros, que miran muy atentamente un caso, calificándolo de tortura – sufrimiento y miran igual de atentamente pero hacia otro lado en otros casos. Naturalmente que la comparación era mía. Una vez más no he conseguido que usted intente explicarse de alguna forma. Y su respuesta, francamente, sonaba a cachondeo. Y ya le expresé que me resultaba descorazonadora, no irritante. Diga de una vez si estaría dispuesto o no a apoyar la supresión de todas las formas de maltrato y/o sufrimiento animal (yo se las he mencionado ya varias veces). Pero de todas. Es así de simple.

    Yo no soy nadie para limitar la potestad legislativa de un parlamento de la misma forma que un parlamento no está para aprobar o prohibir cuestiones en base a planteamientos privados de tipo moral o pseudo-moral. También he intentado que me explique en qué se diferencia la iniciativa del colectivo antitaurino de la ingerencia de la Iglesia Católica durante la dictadura para que las leyes recogieran sus puntos de vista en materias morales. Tampoco lo he conseguido.

    Buscaré el artículo en cuestión. No sé si en la página de la tesorería de la seguridad social se podrán consultar estadísticas. Procuraré enterarme.

    Y parece usted bastante poco imaginativo en lo de la situación que se desprendería de la supresión de esta actividad. Ya que usted me lo pregunta nuevamente le diré, aunque creo que está claro, que hay pueblos en Andalucía y otros lugares, donde hay mucha actividad laboral relacionada con las ganaderías. Trabajadores del profundo Sur (en pueblos, por cierto, tradicionalmente votantes de izquierdas) que se quedarían sin trabajo. Para ellos sería una catástrofe. Aparte de eso hay una pléyade de trabajos relacionados: Transportes, actividades en las plazas, etc.

    Saludos. Antonio.

    • 25/09/2010 en 7:11 pm

      Le he respondido que podrá contar conmigo para rechazar toda clase de maltrato animal. De facto usted está limitando la capacidad de un parlamento para legislar sobre el maltrato animal.Le diré que la principal catástrofe económica por la prohibición de las corridas, sería para esa minoría que se enriquece con este “espectáculo”.Las personas a las que usted se refiere deberán contar con planes de recolocación en base a nuevas formas productivas.Saludos javi

  15. 35 Antonio García
    26/09/2010 en 11:56 pm

    Y yo le he escrito ya varias veces que lo haga. Aproveche esa frase incluida en la “proposición” (*) no de ley presentada en el parlamento vasco (“ampliando su ámbito a las corridas de toros o a cuantos ámbitos surjan en el debate de esta iniciativa”). Inste a su partido a extender los beneficios de la propuesta a TODOS los casos, a todos los ámbitos. Pero a todos. Que no se quede fuera ninguno. A ver qué respuesta obtienen. Pero no descalifiquen a los que les tumben la propuesta.

    Yo no estoy limitando la capacidad de un parlamento para tratar de lo que quieran (sería bueno, por cierto, que los parlamentos se enteraran de lo que votan). Es el parlamento catalán el que limita la capacidad de los ciudadanos para hacer lo que les pueda gustar. Sobre su opinión de que la catástrofe sería para la minoría, pues que quiere que le diga… ¿Usted cree que los Domecq o los Miura se presentarán a esos planes de recolocación junto a los vaqueros, corraleros, mayorales, transportistas, y demás oficios relacionados con la fiesta de los toros? ¿O quizás ellos tendrán cosas más importantes que hacer con sus millones?

    (*) Dado que usted ha entrecomillado con clara intención descalificadora la palabra espectáculo para referirse a las corridas de toros, me he tomado la libertad de entrecomillar a mi vez la palabra proposición, referida a la confiscadora que su partido ha presentado en el Parlamento Vasco.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 106 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores

%d personas les gusta esto: