29
Jul
10

Catalunya dice adiós a los toros

Sé que son muchas las personas aficionadas a las corridas de toros y conozco incluso a quienes planifican sus vacaciones y su tiempo de ocio en función de los carteles taurinos. En realidad, nunca lo he entendido. Se podrá apelar a la tradición, a la cultura popular, a la esencia de la fiesta o a la propia supervivencia del toro como defensa del espectáculo taurino, pero éstos no son, a mi juicio, argumentos de peso que justifiquen la muerte de un animal en una plaza.  
Por ello, considero un paso adelante la decisión del Parlament de Catalunya que ayer aprobó, con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones, prohibir las corridas de toros en esta Comunidad. No ha sido la primera. Canarias ya lo hizo en 1991 con el aval del Partido Popular, que hoy, en cambio, apela a las esencias del nacionalismo patrio para legitimar la vigencia del espectáculo taurino en Catalunya.  Todo sea por la unidad sacrosanta de una grande y libre.
Además, me parece relevante, y mucho, el hecho de que este acuerdo sea consecuencia directa  de una Iniciativa Legislativa Popular, impulsada por 180.000 ciudadanas y ciudadanos, que reivindicaban la abolición de  las corridas de toros en esta Comunidad.  A todas ellas y a todos ellos mi enhorabuena por su compromiso  y su tesón. Éste es un ejemplo a imitar de participación de la sociedad en la via pública y pone de manifiesto la importancia de implementar cauces que permitan que la voz de la ciudadanía sea  escuchada y tomada en consideración.
No sé si esta medida se extenderá o no a otros lugares del Estado, ojalá lo haga pronto, al menos en Euskadi, pero sí es seguro que cada vez cobrarán más fuerza las tesis de las asociaciones que defienden los derechos de los animales.  La chispa se ha encendido y la sensibilidad antitaurina suma adhesiones día a día, en coherencia con una mentalidad más sensible al sufrimiento de todos los seres vivos. Sin duda alguna, el tema llegará al Tribunal Constitucional y al Congreso de los Diputados; intentarán, otra vez más, cepillar y vaciar de contenido la decisión del Parlament, pero la semilla está ya sembrada y no lograrán cambiar el ritmo de los tiempos, hagan lo que hagan.
Palabras como las pronunciadas por Mayor Oreja, hablando de ofensa y crisis nacional al ser preguntado por esta cuestión, sólo contribuyen a profundizar aún más la voluntad de quienes vemos en las corridas de toros un caso claro de maltrato a un animal,  sin que entren en juego identidades de ningún tipo, por mucho que él se obsesione, al igual que el Partido Popular,  en analizar esta cuestión bajo la perspectiva del ultranacionalismo español agraviado.
Tampoco ha estado afortunado el president Montilla, al defender su voto en contra de la prohibición, alegando que lo hacía en nombre de la libertad. El premio Nobel de Literatura John Coetzee lo ha dicho alto y claro: “La libertad no significa que tratemos a otros seres vivos como a nostros nos apetezca“. Montilla, además, se ha equivocado al no respetar la voluntad de 180.000 ciudadanas y ciudadanos catalanes, sabiendo incluso que su apuesta taurina sería derrotada en el Parlament.
 
Anuncios

31 Responses to “Catalunya dice adiós a los toros”


  1. 29/07/2010 en 6:10 am

    El PP se está retratando perfectamente, al defender de la manera que lo hace a los toros: son el belenestebanismo de la política, apelando a los tópicos de sevillanas, toro y paella. Si es España, yo prefiero hacerme nazionalista.

    ¡Y encima hay que aguantar el discurso sobre la libertad! Incluso del PSC… ¿Haber si la libertad es diferente a lo que yo creía que era? Voy a tener que leer más.

  2. 3 Jose
    29/07/2010 en 9:53 am

    Gran artículo y muy bueno el comentario de Txarlie.

    PD: Hay una errata al principio, dice “cartales” en lugar de “carteles”.

  3. 5 Libertad
    29/07/2010 en 10:00 am

    CON CENSURA:

    “Catalunya dice adiós a los toros”.

    SIN CENSURA:

    “Catalunya dice adiós a los toros, salvo si van embolados, echando fuego por los cuernos y quemándose los ojos. También se permitirán los toros ensogados hasta que perezcan asfixiados, y los vapuleados por un pueblo alcoholizado y salvaje, los arrojados al mar o al laberinto de unas calles abarrotadas y enfebrecidas. Pero eso sí: todo muy identitario…”

    • 6 Ozimandias
      29/07/2010 en 11:09 am

      Es cierto que muchos de los que han votado en contra de las corridas de toros lo habrán hecho por razones nacionalistas. Pero eso no es malo; su ceguera les impide ver que esto ha sido el primer paso. Ahora que se ha sentado este precedente, al abolir una tradición tan asentada como ésta, será (o debería ser) más fácil lograr la eliminación de otras tradiciones igualmente crueles.
      El precedente puede servir también para que en zonas en las que ni se habían planteado prohibir las corridas de toros se lo planteen ahora, y eso también es bueno. Soy optimista y creo que este gran paso va a servir para coger carrerilla e ir eliminando otras muchas tradiciones de bárbaros.

      • 7 Libertad
        30/07/2010 en 3:49 pm

        Pues no debería hacerse esa clase de ilusiones, aunque sólo sea porque los ilusos tienen luego mal despertar. No sé que es peor: si luchar solos contra el maltrato animal y obtener escasos frutos, o que el nacionalismo étnico use para sus fines ideológicos la causa contra el maltrato animal y luego la arroje al cesto de los papeles convertida en algo friki cuando ya no la necesite. Hay que padecer de miopía profunda para no ver, ni querer ver, que nos hallamos ante el segundo de los casos. El tiempo les hará (mal) despertar. Otra cosa, claro, sería que debajo de los supuestos “animalistas” también hubiera patrioteros disfrazados, lo que socavaría aún más la débil posición pro-derechos animales, y es lo que me temo.

      • 31/07/2010 en 7:15 pm

        Creo qué hay que olvidarse de los prejuicios identitarios y acumular fuerzas en favor de causas justas.En este caso en contra del maltrato animal.Abrazos javi

      • 04/08/2010 en 9:51 pm

        Me da igual las motivaciones profundas para oponerse a las corridas en el Parlament.Lo importante es el resultado final.Y el precedente creado, que va a reforzar el debate antitaurino en España y en el mundo. Enhorabuena! Abrazos javi

    • 05/08/2010 en 10:49 pm

      Luchemos por dar continuidad a la lucha contra el maltrato animal.La supresión de las corridas es un paso importante pero no suficiente. El paso siguiente es superar los toros embolados,ensogados….Tenemos tarea por delante.Besos javi

  4. 11 Amanda
    29/07/2010 en 10:14 am

    Me gustan los toros. No sé cuál es la razón, aunque supongo que tiene que ver con tradición familiar y una única televisión en la infancia. También me gusta la parafernalia que rodea ese mundo: el calor, los abanicos, el olor de la arena antes de que se sume la sangre derramada.

    Ponerse delante de un morloco de 500 kilos, rápido y feroz y, sin embargo, conseguir unirse a él en un “trance”, me emociona. Todo eso lo consigo, pero me duele la muerte del toro. Siempre me ha dolido, pero como lo veía en la tele pues parecía que no había sangre y que ésta no olía y que el animal no sufría. En fin, que no hay más ciego que el que no quiere ver.

    Por otra parte, tampoco me gusta prohibir. Con la prohibición no se consigue cambiar el pensamiento, que es lo que esta “fiesta” necesita. Será una tradición, no te digo que no. No sé si española, celtíbera o prehistórica, pero sí sé que no debe continuar en el futuro. Ni en Canarias, ni en Catalunya, ni en Euskadi, ni en España.

  5. 13 Jone
    29/07/2010 en 10:23 am

    No a los toros. No a la tortura de animales ante miles de personas que jalean su muerte. También era tradición que sólo los hombres ricos votaran. En las leyes también estaba que las mujeres no podían atener propiedades. Y si me remonto más lejos, en algún Concilio se planteaban si teníamos o no alma.

    Según en qué culturas, todavía hoy, pegar a las mujeres no es delito. Que comemos carne y matamos animales en condiciones brutales, también está en revisión.

    Los ejemplos son miles, y dado que los tiempos cambian, algunas tradiciones también deben cambiar.

  6. 15 Ras
    29/07/2010 en 11:17 am

    Os dejo una viñeta sobre el futuro de los toreros en Cataluña 🙂

    http://unrespetoalascanas.wordpress.com/2010/07/29/proximamente-en-las-ramblas-de-barcelona/

    Un saludo!

  7. 17 Andrea.
    29/07/2010 en 4:30 pm

    Estoy encantada, pero a veces las ramas no nos deja ver el bosque, estoy de acuerdo con la prohibición es más si no considerara hay temas mucho mas relevantes en este momento incitaría a que se crease debate ya.. pero… es ahora, cuando peor estamos, cuando nos despiden casi gratis, cuando bajan los sueldos y nos tenemos que apretar el cinturón.. cuando las mujeres siguen cayendo como moscas, cuando no se atreve NADIE… NINGÚN PARLAMENTO DE NINGUNA COMUNIDAD A DEBATIR SOBRE REGULAR LA PROSTITUCIÓN Y PERSEGUIR CON VEHEMENCIA Y DUREZA LA TRATA Y EL PROXENETISMO Y DEJAR QUE LAS MUJERES QUE LES DE LA GANA TRABAJEN COMO QUIERAN O CON LO QUE QUIERAN Y LOS HOMBRES POR SUPUESTO… PORQUE HAY PROSTITUCIÓN MASCULINA Y FEMENINA PERO LAS PERSONAS QUE PIDEN LA ABOLICIÓN SE OLVIDAD CASUALMENTE DE LOS HOMBRES…. Y CUANDO LAS PENSIONES DE LA VIUDAD TODAVIA NO LAS EQUIPARAN PARA VIVIR DIGNAMENTE AL MENOS CON EL SALARIO MINIMO INTERPROFESIONAL Y CUANDO NO SE PERSIGUE EL TRABAJO SUMERGIDO NI SE LUCHA NI SE DEBATE POR LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DE HOGAR O CUIDADORES CUIDADORAS POR UN SUELDO FIJO… CUANDO EN EL PAIS BASCO HACEN DESAPARECER EL SERVICIO DE AYUDA A LOS EMIGRANTES O CUANDO DESAPARECE EL TEFO DE AYUDA A LAS MUJERES MALTRATADAS EN VITORIA A LAS NOCHES…. AHORA… BUENO RECUERDO TODO ESTO, PORQUE SIGO DICIENDO QUE LAS CORTINAS DE HUMO Y LAS SERPIENTES DE VERANO VIENEN BIEN PARA NO HABLAR DE TODO ESTO Y MUCHO MAS…

    DE TODOS MODOS VUELVO A REPETIR… NO A LAS CORRIDAS DE TOROS… y felicidades a toda Catalunya…. besos

    • 04/08/2010 en 9:43 pm

      Completamente de acuerdo Andrea.Que el árbol no nos deje ver el bosque. Los poderes fácticos intentan trasladarnos cortinas de humo para que nos olvidemos de los conflictos de clase.Pero desde la izquierda tampoco debemos eludir el debate sobre los toros por muchos sentimientos encontrados que genere.Yo también soy antitaurino.Besos javi

  8. 19 amaia
    29/07/2010 en 8:06 pm

    bueno javi, no está mal cambiar de opinión, aunque hubiese sido más coherente haber promovido alguna acción concreta en contra de los toros cuando defendías respetar la tradición de las corridas.

    • 03/08/2010 en 7:43 pm

      Supongo que hablas de oídas.Tengo a gala ,,,el haber defendido siempre una posición antitaurina sin matices.Por eso me he negado a acudir ,siendo tradición,a los toros en la semana grande de Bilbao el día del encuentro institucional.Saludos javi

  9. 21 TEMA APARTE
    09/08/2010 en 9:24 am

    Parole, parole y Montilla en Show de Truman, vídeo. Ahora, la hora de la realidad. El decorado en el espectáculo en el Parlament de Catalunya:

    La cara de sus señorías es impagable. Pásalo

    El “socialista” les ha hecho el trabajo sucio, es la hora de abandonarlo a su suerte. Con subtitulo, 20 de julio de 2010, el final del ciclo.

    • 13/08/2010 en 11:37 pm

      Completamente de acuerdo.El psoe haciéndo el trabajo sucio a la derecha! Una vez más.Qué debemos hacer para que los votantes socialistas no voten al pp-psoe? Es que hay gran distancia entre lo que dicen y lo que hacen? Abrazos javi

  10. 23 Antonio García
    09/08/2010 en 9:47 am

    Leo con retraso su artículo, que me parece muy interesante, aunque, desgraciadamente, creo que incurre en los habituales errores de ignorancia y desenfoque que suelen acompañar este tipo de planteamientos y que se han podido ver y oir en el Parlament.

    Vaya por delante que soy aficionado a la fiesta de los toros. No por un estúpido sentido patrio ni nada parecido (soy profundamente antinacionalista, sea la nación que sea la que se ponga por delante). Y, como tal, soy un amante de la expresión artística que conlleva. Es cierto que considerar arte a la fiesta de los toros es cuestión de opinión. De la misma forma que tantas otras artes. Las disonancias de Stravinsky que a mí me fascinan son motivo de espanto en otros oidos. Y los cromatismos de Mondrian, que a mí me dejan indiferente, son razones suficientes para que amigos míos se gasten la paga extra en viajar a donde haya una exposición de sus cuadros.

    Lo que no es ya cuestión de opinión es que el toro es el animal mejor tratado por el hombre. Decir lo contrario es ignorar de qué va la cosa. Todo el mundo se fija en su último cuarto de hora, en el que muere (como todos los animales del mundo, por otro lado), pero los cinco años anteriores serían la envidia de cualquier animal de la creación. Como corresponde a un animal al que los aficionados a la tauromaquia adoramos. No hay animal más hermoso. Con respecto a los cuidados, riánse ustedes de los osos de Cabárceno o de los elefantes de los parques naturales de Kenia. Y ríanse también (o mejor, compadézcanse) de los millones de terneras destetadas a edad temprana, cebadas con pienso y muertas de un pistoletazo o de un martillazo en los mataderos. O de los cerdos criados en la estrechez de las granjas y muertos de un cuchillazo en el cuello (porque no se puede perder sangre, la morcilla es muy valiosa); o de los pobres pollos de corral, que acaban después de muertos ensartados por salva sea la parte; se ve que a la hora de vivir y de morir no se mide con el mismo rasero a todos los animales y a su dignidad.

    Y luego viene la aplicación de los parámetros humanos a los animales, que yo, con todos los respetos, considero absurda, como establecer que existen “derechos humanos de los animales”. O como aplicar los términos “dolor”, “sufrimiento” o “tortura” a un animal que evidentemente no los padece de la misma forma que el ser humano. Si quieren asistir a una verdadera agonía “inhumana” asistan a la matanza de un cerdo. Oigan los gritos del animal. Y luego piénsenlo cuando estén comiendo una loncha de ese exquisito jamón serrano. Yo siempre recuerdo unas declaraciones de alguien que no es sospechoso en este tema, como era Félix Rodríguez de la Fuente, diciendo que él tenía la íntima convicción de que el toro experimentaba algo parecido a “divertirse” durante la faena.

    Y, por encima de todo, creo que es demasiado impresentable prohibir las corridas de toros y seguir permitiendo algo que muy poquísimos auténticos aficionados a la fiesta podemos admitir, como son los “correbous”. Ahí sí que hay nacionalismo, y del incoherente, que es el peor.

    Perdón por la extensión.

    • 13/08/2010 en 11:19 pm

      Es muy sencillo.Elimínese ese último cuarto de hora de tortura y sufrimiento y asunto concluido.De verdad cree usted que el toro está disfrutando en la corrida en la plaza?Por lo demás me apunto a la coherencia.Ni corridas, ni correbous, ni ninguna clase de espectáculo basado en la tortura y sufrimiento.Muerte digna también para los animales!Abrazos javi

      • 25 Antonio García
        20/08/2010 en 8:33 am

        He estado varios días privado de internet y no he podido leer su respuesta (por cuya atención le estoy muy agradecido); simplemente desearía abusar de paciencia para matizar alguna cosa, porque veo que es poco menos que imposible casar argumentos, especialmente cuando se dicen desde el desconocimiento, voluntario o involuntario, de la cuestión.

        Dice usted “Elimínese ese último cuarto de hora de tortura y sufrimiento y asunto concluido”; evidentemente usted no entiende que ese cuarto de hora es el que justifica los cinco años anteriores ¿no se da cuenta? y esa es la proporción y la vida que cualquier animal cambiaría sin dudar si pudiera. Es cierto que sería precioso que todos los animales de la naturaleza vivieran una vida placentera. Pero eso no se da en ningún caso, ni es real dentro del mundo animal, ni sería lógico en el mundo que conocemos. Más bien sería una catástrofe. Puestos a comparar, también el atún tiene su derecho a vivir permanentemente feliz frente a las costas de Somalia; pero solo vive hasta que llega un buque atunero, quizás vasco, y lo pesca. Por las imágenes que nos ofrecen las televisiones, su agonía, en la cubierta del buque, es dramática, aleteando hasta que pierde el aliento y la vida ¿le parece a usted eso tortura? ¿prohibiría la pesca del atún? Y la misma cría de cerdo al que el abuelo de José Saramago metía en su cama en las más frías noches de invierno, como recordaba el gran escritor en su emocionante discurso con motivo de la concesión del Premio Nobel, moriría, quizás en sus propias manos, de la forma en que mueren todos los cerdos. Y no hablemos de los cerdos de granjas industriales. Recuerdo haber leido la polémica que se creó en Gran Bretaña con la película “Babe, el cerdito valiente”, que, en sus primeras secuencias mostraba el trato que el ser humano le da a los cerdos en una granja industrial. ¿Prohibiría usted los mataderos industriales, las granjas de pollos, la pesca de almadraba?

        También veo que incurre en uno de los errores frecuentes de quienes critican la Fiesta: aplicar nociones “humanas” a los animales. Habla usted de sufrimiento y tortura como si fueran conceptos igualmente aplicables a los animales, con los mismos criterios que a los seres humanos. Y no tiene en cuenta que la palabra sufrimiento, según la Real Academia, es “Paciencia, conformidad, tolerancia con que se sufre algo”. Si usted ve al toro embistiendo una y otra vez, ajeno a ese dolor, que en su caso también es una noción diferente e inigualable a la humana, quizás cambie su concepto de sufrimiento. También hacem mención a la tortura, concepto igualmente susceptible de discusión personal, pero no legal, dado que el concepto de tortura es aplicable solamente a la que se realiza sobre seres humanos.

        Sobre que el toro se divierte en la corrida no es que lo crea yo. Le recuerdo que era una frase de Rodríguez de la Fuente, una de las personas que más han hecho en nuestro país por el conocimiento y la defensa de los animales (en algún cajón de mi casa conservo aún el carnet de Adena); comete también el error de aplicar un concepto humano, como es el de divertirse, a un animal.

        En suma: que ahora mismo se propugna la eliminación de una actividad artística y cultural en base a una imposición más o menos “moral”. Nos habíamos librado de la Iglesia para dictar moralmente a la sociedad y nos encontramos con una especie de ente filosófico – ético – “ecologista” para regir nuestras conductas mediante la imposición de sus puntos de vista. Como decimos por Andalucía, para ese viaje no necesitábamos alforjas.

        Perdone la extensión del comentario. Y también la rotundidad. Pero creo que tengo el mismo derecho a pontificar que aquellos que me presentan como un bárbaro amante de la tortura y el sufrimiento de los animales solo porque me gusta la Fiesta de los Toros.

        Saludos y felicidades por su cumpleaños. Veo que nos llevamos pocos meses.

      • 20/08/2010 en 11:13 pm

        Muchas gracias por la felicitación de mi cumpleaños y por su extenso comentario. Tiene su fundamento aunque no lo comparta . Me parece que quiere justificar el mantenimiento de corridas de toros en base a ejemplos demasiado forzados. Podemos analizar cada una de esas situaciones . Una a una. Seguro que podemos coincidir en el rechazo a alguna de esas prácticas. En cualquier caso , decir que la “fiesta”es expresión artístico-cultural me parece una deformación de conceptos que poco tienen que ver con el maltrato – sufrimiento- crueldad hacia los toros. Abrazos javi

  11. 27 Antonio García
    21/08/2010 en 10:50 pm

    No quiero eternizar este diálogo pero no puedo por menos que agradecer su rápida y civilizada respuesta; supongo que si el mundo antitaurino mantuviera sus posturas con la misma cordura que usted, ya que no el acuerdo, al menos sería posible el diálogo.

    Lo digo porque usted reconoce(o concede) que mi comentario tiene fundamento. Eso es infinitamente más que lo que el 99’99% de los anti taurinos estaría dispuesto a reconocer. Para esta nueva casta filosófica – moralista, un aficionado a los toros no puede tener fundamento de ningún tipo para razonar sobre por qué le gustan los toros. ¿Cómo podría tenerlo alguien tan salvaje como para ser aficionado a una fiesta torturadora de animales?

    A partir de ahí, todo puede convertirse en un diálogo, con un mínimo de respeto hacia las opiniones y las convicciones del otro. Usted piensa que yo pretendo justificar la fiesta forzando argumentos o ejemplos. Y yo pienso que los que quieren prohibir la fiesta no fuerzan, sino que tergiversan y extrapolan argumentos, utilizando algunos que no es que sean falsos, pero sí son erróneamente aplicados. Cuestión de opiniones. Usted me dice que aplicar el concepto de arte a la Fiesta de los Toros es una deformación de conceptos. Y yo le digo que, para mí, un tercio de quites como el del pasado 2 de junio en la Plaza de las Ventas muestra una “virtud, disposición y habilidad para hacer algo” por parte de los toreros que participaron en él y, aún más, es una “Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”, pues esas dos son sendas definiciones de arte según el diccionario de la Real Academia Española. Para mí quienes hicieron posibles las imágenes que puede ver, si lo desea, a partir del minuto y 21 segundos en el video cuyo enlace acompaño, son artistas. Y, tanto si me lo permite como si no, artistas con mayúsculas. Sobre lo del sufrimiento del animal ya le respondí en mi anterior comentario. Cuestión de opiniones.

    Pero ningún diálogo, ninguna discusión, puede acabar con imposiciones ni prohibiciones por parte de uno de los dialogantes hacia el otro. Hablamos de opiniones. Yo no quiero imponer a nadie la asistencia a una corrida de toros ni el gusto o el entendimiento en la fiesta. Por eso pido en correspondencia que nadie venga a decirme qué es lo que me debe o no gustar o cual es la tradición popular a la que puedo o no asistir porque se la prohiba o no. Me niego a que me impongan una moral, o ética, o como quieran llamarlo, que corresponda a valores particulares, como sucede en las dictaduras. O que parta de presupuestos que anulen mi libertad de hacer algo que no perjudica a ningún semejante o que desprecien o tergiversen mis condiciones particulares. Porque puestos a categorizar, echo un órdago en la mesa: No hay nadie en las filas de los antitaurinos a quien puedan gustarle los animales, y particularmente los toros, como a mí. Ni uno.

    Gracias por su atención.

    • 22/08/2010 en 3:27 pm

      Le agradezco su tono y el esfuerzo por aportar argumentos que justifiquen su posición . Más allá del desacuerdo creo que el diálogo constructivo es el mejor punto de partida para acordar-consensuar y resolver conflictos. Abrazos javi

  12. 30 Pedro
    12/08/2011 en 5:45 am

    Muy bien por Cataluña eso es un gran paso adelante con esto Cataluña ha mostrado un ejemplo de madurez bien por Cataluña y por los catalanes bendiciones…..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 110 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

A %d blogueros les gusta esto: