Archive for the 'Indígnese' Category

09
oct
11

¿Y la campaña para el 20n?

No sé si es porque me siento aislado del mundo de la política y los medios de comunicación o es porque, en realidad, no hay campaña electoral de cara al 20N, pero las verdad es que esta cita con las urnas no levanta ninguna pasión, ni despierta ningún interés. Los candidatos hacen esfuerzos por captar nuestra atención y lo que consiguen es hacer el ridículo. Buscan titulares altisonantes para hacerse un hueco en los informativos de la televisión y las portadas de los periódicos y lo único que logran es aburrir al personal, que mira hacia otro lado, cada día con más indiferencia y frustración. Patxi López, por ejemplo, dijo ayer que votar PNV significa votar PP en Madrid.  O un de dos: o nos toma por idiotas o cree que no tenemos memoria para recordar que él es lehendakari gracias a un pacto de legislatura con Antonio Basagoiti. Es evidente que ha aprendido el arte de la manipulación del maestro Rubalcaba, que después de gobernar durante ochos años para la banca y el capital, ahora pretende disfrazarse de “rojo” con tan poca convicción como dignidad y coherencia. Rajoy, por su parte, calla porque sabe que si dijera lo que piensa nadie le daría el voto y Durán intenta tapar el descontento en Catalunya por los recortes sociales insultando a los andaluces. Cada vez que abren la boca hay una razón más para votar Izquierda Unida y sumarse a la marea de los indignados.

08
ago
11

Unidad de la izquierda

Las elecciones generales del próximo 20 de noviembre han reabierto, una vez más en Euskadi, el debate sobre una hipotética candidatura conjunta entre las formaciones abertzales.  El PNV se ha desmarcado desde un primer momento de esta propuesta y Bildu y Aralar, por su parte, se han comprometido a valorar un posible acercamiento, que a priori parece difícil de cuajar, dadas las relaciones entre ambas fuerzas políticas desde la irrupción de la primera en los pasados comicios municipales y forales.  Personalmente, creo que es positivo dialogar entr diferentes y alcanzar acuerdos que beneficien al conjunto de la ciudadanía, pero creo igualmente que en esta coyuntura es más necesario un consenso en clave de unidad de acción desde la izquierda que desde la apuesta exclusivamente nacionalista.  La izquierda, por historia, reivindica el reconocimiento y el ejercicio del derecho de autodeterminación y éste es, sin duda alguna, un buen punto de partida para emprender un proceso ambicioso, que ponga freno al bipartidismo PSOE-PP que, con la complicidad de PNV y CiU, gobiernan siguiendo las directrices del mercado, la banca y la patronal. La izquierda tiene que hacerse oir y sobre todo tiene que influir, Está en juego el futuro, pero más importante aún está en juego nuestra dignidad como personas y derechos básicos como son el empleo, la vivienda, la sanidad o la educación. La identidad nacional puede unir sensibilidades distintas, y eso es bueno, aunque  pienso que ahora debe unir más la identidad social. Miremos el 15-M. 

NOTA: Para tomar un poco de aire, descansar y retornar con fuerzas renovadas, este blog se tomará unos días de vacaciones. Disfrutad. Nos espera un otoño caliente.

07
ago
11

La fuerza del 15-M

El 15-M ha logrado en cinco meses más que cualquier partido político en más tiempo: ha tomado posesión de muchos corazones“. Con estas palabras Juan José Téllez cierra un artículo de opinión, recogido en la edición de ayer del diario Público. Os lo recomiendo.  Ye me contaréis

http://blogs.publico.es/juan-jose-tellez/2011/08/06/el-15-m-y-el-agora/

05
ago
11

El enemigo, en casa

Leer la prensa estos días es un acto heroico sólo apto para quienes no sufren del corazón.  En realidad no me preocupa en exceso que la bolsa se hunda más o menos, ni tampoco me inquieta que la prima cerrase ayer en 398 puntos; es posible que sea un inconsciente, pero es lo que siento.  Sin embargo, sí me roban el sueño las consecuencias directas de estos dos hechos en la vida de millones de personas, que serán una vez más víctimas de una política económica y social cruel con los débiles y sumisa con los poderosos. Nos dicen que no hay más alternativa para salvar los muebles que seguir los dictados del mercado, y de neuvo nos mienten como bellacos.  Hay un camino para salir de este túnel y no es otro que girar a la izquierda, plantar cara a los especuladores que se escudan en el neoliberalismo  y gobernar para la ciudadanía, en lugar de hacerlo para la banca y la patronal. España  trata como delincuentes a los indignados, que reivindican más democracia y más derechos sociales, y protege a los verdugos que primero nos han conducido a la debacle, ahora nos ponen al borde del precipicio y después para salvarse ellos nos darán un empujón, lanzándonos al vacío del desempleo, la precariedad, los recortes del gasto público y el ocaso del estado del bienestar.   

03
ago
11

El papa y los indignados

Mientras Madrid se viste de gala, sin reparar en gastos y en boatos,  para recibir en sus calles la visita del Papa, la policía expulsa por la fuerza a las personas concentradas en la Puerta del Sol. Es obvio que el movimiento 15-M no despierta en el sistema las mismas simpatías que Benedicto XVI y así se explica que los primeros vean como desmantelan el punto de información abierto en la céntrica plaza madrileña y, en cambio,  su santidad (qué gran ironía) sea agasajado por el poder político y económico, que sabe que tiene en su figura un aliado mediático, que vende el discurso de la derecha con entusiasmo y convicción. La cara y cruz de una misma moneda:  quienes luchan por su dignidad y quienes la han vendido al mejor postor. Personas concienciadas que exigen derechos democráticos que les son negados y una jerarquía eclesiástica cómplice del capitalismo en la defensa de un modelo de desarrollo que desconoce el significado del concepto de justicia social. Ésta iglesia no es la mía. Afortunadamente, hay un cristianismo de base, comprometido y combativo, con el que sí me siento identificado, Claro que éste no sale en la televisión, ni concentra multitudes en acto multimillonarios, patrocinados por grandes compañías, responsables de la crisis económica, el desempleo, la precariedad laboral, los bajos salarios  y los recortes sociales.    

26
jun
11

De la indignación al compromiso

Os dejo una copia de un artículo de opinión, que escribí días atrás para el diario “El Correo”.   Buen domingo.

Nunca hay que discutir con el adversario utilizando su lenguaje porque implica su marco, no el tuyo”. Esta reflexión, recogida en el libro “No pienses en un elefante”, escrito por George Lakoff, profesor de lingüística cognitiva, explica una de las razones por las cuales la izquierda ha perdido frente a la derecha la batalla de las palabras y los significados que éstas encierran. Pienso en esta idea coincidiendo con el auge del Movimiento 15M, que se ha visto sacudido por la irrupción de expresiones de violencia contra representantes públicos en distintos lugares del Estado. Estas actuaciones, condenadas por los portavoces de las protestas, han sido utilizadas como coartada para intentar deslegitimar una respuesta democrática ante los abusos de un modelo de desarrollo incapaz de garantizar la cohesión y la equidad social.

La derecha, y en este caso incluyo al PSOE porque practica la misma política económica que el Partido Popular, ha manipulado el lenguaje, adecuándolo a su propia realidad, en una estrategia perversa, en la que izquierda ha caído, sin ser consciente del engaño.  Así, se habla de violencia cuando un grupo de jóvenes increpa a responsables públicos, en la puerta de las instituciones, y, en cambio, se apela a la seguridad y a la libertad cuando la policía disuelve una concentración pacífica, recurriendo al uso desproporcionado de la fuerza.  Violencia es, sin duda alguna, insultar y zarandear a un cargo político, y como tal debe rechazarse, pero violencia también es promover despidos, desahucios y/o recortes drásticos en derechos laborales y sociales.

Nos preguntamos cómo es posible que personas que han superado la barrera de los noventa años de edad -Stephane Hessel y José Luis Sampedro- sean el motor de una movilización en la que la juventud es protagonista. La respuesta es sencilla: ambos apelan a conceptos como democracia, libertad y justicia tal y como fueron concebidos en su origen y no tal y como son utilizados en la actualidad. El Movimiento 15M reivindica los mismos ideales por los que Hessel y Sampedro lucharon en su día y que hoy han quedado sometidos a las directrices de las élites financieras, que no entienden de ética porque sólo saben  de beneficios e intereses.  No deja de ser una ironía que defendamos el sentido real de valores y principios que deberían estar ya consagrados porque fueron la esencia de la llamada civilización moderna.      

Este hecho demuestra que, lejos de vivir un periodo de profundización democrática, hemos padecido un grave retroceso, que ha alcanzado su máxima expresión con la respuesta dada por el sistema a la crisis económica.  Quienes nos han arrastrado a esta situación, por su avaricia y soberbia, son quienes quieren imponer una solución a la medida de su ambición, en detrimento del conjunto de la ciudadanía que queda condenada al desempleo, la precariedad y el desmantelamiento del estado del bienestar, aún en fase incipiente España. La política ha puesto las instituciones al servicio del poder económico, en la confianza de que el control del lenguaje lograría maquillar sus abusos, mintiendo a una sociedad desconcertada ante una realidad que percibe como una amenaza para su futuro.        

Tengo la convicción de que PSOE, PP, PNV y CiU no imaginaron nunca que las reformas aprobadas bajo la excusa de crear puestos de trabajo y hacer frente a la crisis cristalizaran en una movilización ciudadana. Por ello, en una primera fase, intentaron aproximarse al Movimiento 15M en busca de réditos electorales, después minimizaron su representatividad, más tarde pasaron de considerarles “indignados” a indigentes y, por último,  se han esforzado en imputarles el calificativo de violentos.  Todas sus estrategias han fracasado. Es cierto que la movilización requiere para consolidarse organización interna, tres ideas-fuerza y un liderazgo claro, pero es cierto igualmente que rebosa optimismo, genera adhesión social y define un espacio alternativo de esperanza, que invita al compromiso.  

El éxito del Movimiento 15M responde,  de algún modo, a la incapacidad de la izquierda y los agentes sociales para canalizar las demandas populares y enfrentarse a un modelo de desarrollo del que forman parte. El PSOE es responsable directo de la pérdida de confianza en una democracia sumisa a la tiranía del mercado, Izquierda Unida Federal sobrevive como puede inmersa en sus divisiones internas, y las centrales sindicales, en lugar de plantar cara a la deriva del Gobierno Zapatero, han optado por una negociación de mínimos que ha terminado por dejarles sin crédito. En este contexto, la sociedad más crítica y concienciada carece de referente ideológico y en última instancia, al calor de una cita electoral, decide pasar de la resistencia pasiva a la movilización e implicarse, por fin,  en la acción.  

No se lo pondrán fácil. Tendrán que enfrentarse a grandes obstáculos y habrá presiones para impedir su avance. El lenguaje será utilizado en su contra, tergiversando su razón de ser y la trascendencia de sus actuaciones;  el sistema magnificará sus puntos débiles y ocultará sus virtudes y potenciales. Buscará grietas entre sus componentes y si no las hay las creará. Izquierda Unida sabe mucho del uso perverso de las palabras y sus significados. En Extremadura, la apuesta de su dirección por la abstención en la votación a presidente de la Comunidad autónoma se ha presentado como un “regalo” al Partido Popular. Se resucita así  el falso discurso sobre la pinza,  que tanto daño hizo a Julio Anguita, y se omite el hecho de que el programa del PSOE en Extremadura es el mismo que el del Partido Popular.  

Mantener la coherencia tiene un precio. Conozco de primera mano la impotencia que supone no poder explicarte, no poder argumentar tus decisiones porque el titular está escrito de antemano. Ezker Batua-Berdeak hizo suyo el discurso soberanista de Ibarretxe, del mismo modo que Izquierda Unida de Extremadura ha entregado el poder al Partido Popular. La fuerza del lenguaje es un arma al servicio del poder establecido, capaz de transformar una mentira en una verdad irrefutable. El Movimiento 15M tiene muchos frentes abiertos y será necesario estrechar lazos de comunicación y colaboración entre la izquierda política, sindical y social para poder transformar el modelo de desarrollo capitalista;  sin embargo, los “indignados” tienen un gran aliado que otras revoluciones no conocieron: las redes sociales.

20
jun
11

Movilización 15m

El movimiento 15M gana fuerza cada día y la prueba la tenemos en las manifestaciones celebradas ayer en distintas capitales del Estado. Participé en la marcha de Bilbao y fui testigo de una convocatoria reivindicativo-festiva, a la que se sumaron personas de todas las edades, unidas por el deseo común de ser escuchadas para crear una sociedad más justa y equitativa. La movilización estuvo bien organizada, fue pacífica y sirvió para demostrar que el movimiento 15M está vivo y no lograrán restarle legitimidad vinculándolo a episodios violentos o grupos antisistema.  La ciudadanía tiene derecho a ser escuchada  y cada vez somos más las personas que no creemos en una democracia, controlada por el mercado, en la que los ideales quedan sometidos a los intereses.

17
jun
11

Revolución pacífica contra el mercado

Stephane Hessel reivindica una revolución pacífica contra la tiranía del mercado y sólo puedo estar de acuerdo con esta afirmación. Todas las expresiones de violencia son éticamente reprobables y merecen el rechazo absoluto de la ciudadanía; no me cabe ninguna duda. Sin embargo, desde la izquierda no podemos hacer el juego por más tiempo a quienes se están sirviendo de episodios concretos para deslegitimar el movimiento 15M, apelando, como hace siempre la derecha, a valores como la democracia, la seguridad y el orden.   Coincido con José Luis Sampredro cuando pide a los jóvenes que no recurrran a la violencia porque tienen toda la razón, pero insisto no caigamos en la trampa de quienes quieren presentar los actos de protesta contra los abusos del modelo capitalista como acciones de guerrilla urbana, haciendo de la excepción una norma.  Artur Mas pide ahora un castigo ejemplar para los jóvenes que se concentraron ante el Parlament, y c0n este discurso ha logrado eclipsar el debate sobre los recortes sociales que impulsa su Gobierno. La izquierda no puede equivocarse, asumiendo como propios los mensajes que le interesa explotar a la derecha.  No deja de ser casual que las movilizaciones sólo tengan eco en los medios de comunicación cuando hay incidentes y tampoco podemos obviar que el desmarque del movimiento 15M antes episodios como los ocurridos en Catalunya apenas merece atención en prensa, radio y televisión.  ¿Por qué será? Condena sin paliativos a la violencia como protesta, rotundamente sí, pero sin olvidar por ello que quienes enarbolan esta bandera también ejercen una violencia de guante blanco, que condiciona la vida de millones de personas, condenadas al desempleo o los desahucios.  Ésta es la verdadera lucha de la izquierda; la otra ya la gestionan PSOE, PP y CiU, que han decidido que la mejora respuesta a los jóvenes indignados es más policía y no más derechos políticos y sociales, que es justo lo que reivindican.    

13
jun
11

García Montero y el 15M

Los domingos son días amables al despertar, con la expectación de toda una jornada libre de ataduras, pero se tornan grisis a medida que avanza la tarde y nos preparamos para encarar una nueva semana, que en muchos casos quisiéramos evitar.  Creo que éste es un sentimiento compartido  con otras personas, que cada quien sobrelleva como puede. Yo me reservo para esas últimas horas del día la lectura de la columna que Luis García Montero nos regala cada domingo en el diario Público.  Me reconcilia con el mundo y me anima a seguir confiando en principios y valores, que parecen superados, cuando no olvidados. Así, mientras muchos medios de comunicación, alentados por tertulianos y políticos del PSOE y el PP, se empeñan en presentar a los indignados como indigentes antisistema,  Luis García Montero impone la cordura y destaca el respeto y los ideales del 15M. Los primero, como siempre,  manipulan, el segundo, como siempre,  cuenta la versión que quieren silenciar.    

http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/124/%C2%BFcuanto-tiempo-durara-el-respeto/

 

11
jun
11

Más cargas policiales contra el movimiento 15M

Imágenes de la carga policial contra el movimiento 15M en las inmediaciones del Ayuntamiento de Madrid. No ha sido ésta la única intervención contra las protestas legítimas y democráticas. Gasteiz, Salamanca, Burgos, Sevilla y Palma de Mallorca han vivido también momentos de tensión, motivados por desalojos policiales.  

 




Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 108 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores

%d personas les gusta esto: