Archive for the 'Comunicado de ETA' Category

11
ene
11

Tiempo de esperanza en Euskadi

El anuncio de alto el fuego permanente y verificable, hecho público ayer por ETA, ha sido recibido con indiferencia, cuando no con manifiesta  incredulidad e incluso ciertas dosis de hostilidad, por parte del PSOE y el Partido Popular.  El Gobierno Zapatero, a través de su vicepresidente y ministro de Interior, ha declarado que ésta no es la noticia que el Ejecutivo esperaba y ha precisado, por si quedaba alguna duda, que el comunicado de ETA no altera la situación jurídica de Batasuna; es decir, la izquierda abertzale continuará, de momento,  ilegalizada.  El Gobierno de Patxi López, por su parte, se ha limitado a reiterar la vieja cantinela de anuncio insuficiente,  mientras Antonio Basagoiti se ha centrado en denunciar, una vez más, las paranoias de ETA.

Entiendo que hay razones sobradas para la cautela y considero lógico albergar reservas sobre las motivaciones y las intenciones reales de ETA.  Sin embargo,  dicho esto, debo añadir que no puedo compartir el discurso del PSOE y el PP porque creo que detrás de toda su cerrazón se esconde un miedo enfermizo al diálogo político y democrático sobre el futuro de Euskadi. Hasta la fecha nos han vendido la moto de que hay objetivos políticos que deben quedar aparcados porque coinciden con la estrategia de ETA o bien la alimentan, y ahora quienes han defendido estas tesis sienten un vértigo lógico ante la posibilidad de quedarse sin coartada.

No sé lo que ocurrirá en el corto y en el medio plazo, y ni siquiera descarto la existencia de disensiones y divisiones en ETA, pero creo que por primera vez en su historia el brazo político ha ganado la batalla al brazo militar y éste más por obligación que por convicción ha tenido que reconocer su derrota. La izquierda aberztale ha impuesto a ETA su apuesta por las vías políticas y democráticas y en este cambio está el origen de todo este proceso. Por ello, creo que es preciso facilitar a Batasuna su regreso a las instituciones para que puede hacer política donde debe hacerse y no en las barricadas, ni en la clandestinidad.  

Lamentablemente, no es ésta la voluntad actual ni del PSOE, ni del PP.  Hablamos de dos fuerzas políticas aparentemente enfrentadas, pero que comparten una misma política económica, impuesta por el mercado, y un mismo interés partidista y electoral en negar a la izquierda abertzale su participación en los comicios municipales y forales de 2011 para perpetuar así unas cuotas de poder, logradas en base a una coyuntura de excepcionalidad y exclusión.  Confío en que el tiempo les haga reflexionar y asuman que la consecución de la paz obliga a asumir riesgos y a actuar desde la flexibilidad y la generosidad, sustituyendo la confrontación por el diálogo y la división por el consenso. Se abre un tiempo de esperanza en Euskadi. Que nadie, ni nadie lo frustre.

 

17
dic
10

Tiempo de paz

El divorcio entre la realidad y la política alcanza dimensiones que, en ocasiones,  bien pueden considerarse kafkianas por absurdas. Ayer mismo, sin ir más lejos, mientras el dirigente de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria, afirmaba que habrá una “respuesta positiva” de ETA   a la demanda de un alto el fuego unilateral, permanente y verificable, el Parlamento vasco, con los votos de PSOE y PP, aprobaba una Proposición no de Ley, apoyando los cambios legales emprendidos en Madrid para impedir que los herederos de Batasuna puedan estar presentes en las elecciones municipales y forales de 2011.
Imagino que Rufi Etxeberria sabrá de lo que está hablando y alguna información fidedigna tendrá al respecto, máxime cuando se anuncia un comunicado inminente de ETA, avalando las peticiones de cese definitivo de la violencia. No digo que PSOE y PP deban creer en estos movimientos a pies juntillas,  pero negar la evidencia, ponerse una venda en lo ojos, y comportarse como si nada hubiera cambiado en la izquierda abertzale en el último año es más que un error de cálculo un acto de ceguera política.
El Parlamento vasco está cada día más alejado de la ciudadanía y esta brecha tiene su origen en el pacto PSOE-PP, que no convence ni tan siquiera a los socialistas más comprometidos. Creo sinceramente que hay quien tiene miedo a las consecuencias de un proceso de paz en Euskadi y lejos de impulsar el discurso de la izquierda abertzale, favorable, por fin,  a las vías políticas y democráticas, prefieren poner piedras en el camino . No sé qué hay detrás de la operación policial de ayer contra SEGI, pero veo más una estrategia de márketing que otra cosa.  
Si la huelga de controladores sirvió para tapar la eliminación de los 426 euros a las personas que han agotado todas sus prestaciones, ahora el objetivo pasa por neutralizar el impacto en nuestras vidas de la reforma del sistema de pensiones. PSOE, PP, CiU y PNV están de acuerdo en retrasar la edad de jubilación, del mismo modo que han estado de acuerdo en imponer la reforma laboral, reducir el gasto social o rebajar los salarios en la Administración Pública. La culpa es de quienes les han dado su confianza. En mayo de 2011, tenemos una oportunidad para rectificar. Es la hora de mirar a Izquierda Unida.  
07
sep
10

La tentación del inmovilismo

Mientras el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, permanece callado ante el anuncio de tregua por parte de ETA, la vicepresidenta Fernández de la Vega, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el ministro de Fomento, José Blanco, y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, han salido en tromba con un mismo discurso, intuyo que elaborado por los fontaneros de La Moncloa,  que ha dejado al Partido Popular sin espacio político porque, una vez más, los socialistas (¿?) ocupan el que corresponde por definición a la derecha. Los calificativos se repiten en cascada, “insuficiente“, “decepcionante“, “trampa“….., con el único objetivo de restar trascendencia y relevancia a un comunicado que podría ser la antesala de un proceso de superación definitivo de la violencia.
Tienen razón los portavoces del PSOE cuando destacan la debilidad de ETA como origen de este paso, pero siendo cierto ello no implica que la decisión deba dejarse caer en saco roto. La dirección de la banda armada sabe, desde meses atrás, que no puede perpetrar más atentados porque el equilibrio que mantiene con la izquierda abertzale y una parte significativa del colectivo de personas presas se resquebrajaría hasta el punto de romper las amarras que aún les unen. Nadie niega que la colaboración internacional y la eficacia policial han contribuido al final de ETA, del mismo modo que el deseo de la izquierda abertzale de regresar a las instituciones y poder hacer política está detrás de la ponencia “Zutik Euskal Herria” y su adhesión a los Principios Mitchell.  
Resulta tan obvio, que nadie lo cuestiona. Es verdad, igualmente, que el video remitido a la cadena BBC no responde a las expectativas sociales creadas en tono a un alto el fuego unilateral, irrevocable y verificable, pero también que hoy estamos mejor que ayer, y tengo la convicción de que nos enfentramos en un camino largo, lleno de obstáculos, pero, por fin, tras cuarenta años, se vislumbra luz al final del túnel. Me preocupa, en este sentido, que el PSOE asuma como propias las posiciones más intransigentes del Partido Popular y recurra a declaraciones manidas, tras las que se esconde la tentación del inmovilismo y el vértigo a mover ficha y arriesgar.  Rubalcaba alertaba ayer mismo, con razón,  que   “ETA para porque no puede más“, pero añadía, al más puro estilo Mayor Oreja, que lo hace  “para reconstituirse“.
Sinceramente, no lo creo.  En este momento del partido, ETA no tiene más alternativa que sentarse en el banquillo y dejar jugar a la izquierda abertzale, o bien iniciar un viaje en solitario, sin referente político ni base social.  Soy consciente de que hay que mover ficha con cautela, reserva y discreción, pero echo en falta dirigentes políticos más audaces y valientes, que sepan aprovechar las oportunidades, saltando al terreno de juego con más decisión y coraje.  Las palabras de la cúpula del Gobierno y el PSOE son una lluvia fina, que busca anestesiarnos y predisponer a la ciudadanía contra el diálogo democrático como camino hacia la paz, la normalización y la reconciliación. Desacreditar la tregua es, de algún modo, una estrategia orquestada para justificar el inmovilismo.    
Comparto con el presidente del PSOE en Euskadi, Jesús Eguiguren, su llamamiento a una mayor implicación del lekendakari en esta nueva coyuntura, marcada por el escepticismo de muchos sectores, pero también por la esperanza de otros. Patxi López hace bien en ser prudente, pero la sociedad vasca espera de quien es su máximo representante institucional que tenga iniciativa y liderazgo, y no se limite a repetir las declaraciones del ministro del Interior. Al lehendakari le corresponde, entiendo yo, convocar a todas las formaciones políticas y agentes sociales para recabar su opinión sobre el anuncio de ETA, las perspectivas que se abren, los pasos a dar en el futuro y, llegado el momento, si ello fuera posible, pactar un acuerdo de bases, que sea un hoja de ruta consensuada para hacer factible la paz en Euskadi.
En un artículo de opinión publicado el pasado  mes de enero  en el diario El Correo  http://javiermadrazo.wordpress.com/articulos-de-opinion/agotamiento-de-la-violencia/ hacía referencia a unas palabras de Andrea Bartoli, fundador del Centro Internacional de Resolución de Conflictos de la Universidad de Columbia y miembro de la Comunidad de San Egidio, en las que éste afirmaba que es necesario “mantener siempre viva la esperanza en la paz“.   Compartí entonces sus manifestaciones y lo hago también ahora,  aunque pueda comprender el vértigo que supone explorar nuevas vías, sin saber hacia dónde nos llevarán, e incluso sin saber si nos volverán a engañar. Sin embargo, no podemos permitir que este miedo nos paralice y menos aún que cerremos esta puerta sin haber mirado siquiera lo que se esconde al otro lado.   
06
sep
10

Esperanza frente al desconcierto

Tengo la convicción plena de que ETA es consciente de que su tiempo ha tocado a su fin; la colaboración internacional y la eficacia policial han contribuido, junto a una legislación regresiva que penaliza a la izquierda abertzale, a poner en evidencia que el uso de la violencia para alcanzar objetivos políticos está condenado al fracaso.  Sin duda alguna, interiorizar esta realidad, tras cuarenta años ejerciendo el terrorismo y/o legitimándolo, necesita un tiempo de maduración, que la izquierda abertzale ha vivido aunque sea tarde, pero ETA, a tenor de su último comunicado, no ha asumido todavía en toda su extensión. 

Se trata de un viaje largo, con estaciones intermedias, que requiere introspección, empatía y convicción, pero sobre todo exige responsabilidad y capacidad para saber admitir una derrota y transformarla en un paso hacia adelante, apostando por la defensa de los derechos humanos, el diálogo democrático, la reconciliación social,  el reconocimiento del dolor generado y la voluntad de escuchar y respetar la voz de la ciudadanía, que ansía la paz y confía en la superación definitiva de la violencia por y para siempre, y sin condiciones.    

Personalmente creo en la sinceridad de la ponencia “Zutik Euskal Herria” y en la adhesión de la izquierda abertzale a los principios Mitchell y a la Declaración de Bruselas. Me consta que el camino que han emprendido no tiene marcha atrás, aunque esté lleno de obstáculos y su estrategia sufra avances y retrocesos. ETA es, de hecho, su principal escollo en este momento. No sé cuál es el pulso en su dirección, ni cuáles son los próximos pasos a dar, pero si sé, en cambio, que el vídeo remitido a la cadena BBC no es el que la izquierda abertzale esperaba.

Resulta insuficiente, no aborda la desaparición definitiva de la violencia, ni hace suyos en su integridad los planteamientos de quienes han sido y son todavía su referente político.  ETA tiene que moverse más de prisa porque la paciencia no es infinita y su ritmo debe acoplarse más pronto que tarde al que ha emprendido la izquierda abertzale.  El comunicado conocido ayer prococa desconcierto, alimenta la confusión, promuve la frustración y da pábulo a quienes siempre recurren al manido discurso de la tregua trampa, lo sea o no lo sea. 

Por mi parte, y aunque pueda pecar de iluso, mantengo la esperanza y pienso o quiero pensar que habrá una segunda parte, que responderá a las expectativas de paz que Euskadi alberga. Si no es así, la izquierda abertzale tendrá que hablar más alto y más claro, rompiendo amarras con ETA e instándoles a su disolución.  Mientras tanto, los Gobiernos vasco y español deberían animar este proceso con gestos de distensión en política penitenciaria y liderar, a su vez, un llamamiento al diálogo político, fruto del consenso y el acuerdo entre todas las formaciones.  Hay razones para la cautela y la prudencia, pero alguna vez tiene que ser la definitiva, aunque las primeras señales resulten tibias.   

 

26
jul
10

El fin de ETA

Puede que sea un iluso y confunda la realidad con el deseo, pero aún a riesgo de equivocarme debo reconocer que, en mi opinión, ETA ha interiorizado que su tiempo ha tocado a su fin y creo que sus dirigentes, o al menos una parte de ellos,  están preparando, a su modo, una retirada que no suene necesariamente a derrota o rendición.  La apuesta de la izquierda abertzale por las vías políticas, avalada mayoritariamente por su base social, no les deja más alternativa que abandonar la violencia por y para siempre.   

ETA avanza hacia su desaparición porque llegados a este punto no le queda otro camino que no sea la derrota policial o la ruptura con su referente político, pero se mueve paso a paso, sin ser plenamente consciente de que el tiempo corre en su contra y la ciudadanía no esta dispuesta a esperar sine die y la izquierda abertzale tampoco. Es cierto que en Ciboure (Francia) sus representantes reconocieron, en coherencia con la estrategia “Zutik Euskal Herria”,  su disposición  a superar el llamado conflicto vasco por cauces democráticos. Ojalá actúen ahora en consecuencia y lo hagan más pronto que tarde.

La credibilidad de la izquierda abertzale está en juego y quienes pensamos, o queremos pensar,  que ETA terminará por subirse al tren de la paz, no tenemos, sin embargo, una paciencia infinita. La desaparición de la violencia ha de ser inmediata y, además,  debe ser sincera y sin condiciones de ningún tipo. Si ETA cree, tal y como afirmó en el homenaje a Jon Anza,  que el futuro de Euskadi está en manos de sus ciudadanas y ciudadanos, es obvio concluir que debe disolverse y dejar que sea la política, sin injerencias,  quien resuelva los problemas políticos.

 

 

22
mar
10

El tiempo corre en contra de ETA

En mis últimos posts y artículos de opinión he manifestado mi convicción en la sinceridad de la apuesta de la izquierda abertzale, histórica o no, por las vías exclusivamente políticas y democráticas. Del mismo modo, he reconocido mis reservas en relación con el papel de ETA en este proceso, en gran medida por el pulso interno que mantienen sus dirigentes sobre el futuro de la organización armada y la superación definitiva de la violencia, por y para siempre, y sin condiciones.

La izquierda abertzale ha llevado a cabo, en los últimos años, una larga travesía que le ha conducido al mismo puerto que la sociedad vasca llegó mucho tiempo atrás; no sé si ha interiorizado plenamente el compromiso con la paz y el respeto, sin matices, a los derechos humanos, pero sí ha asumido la inutilidad y el agotaniento de la violencia. ETA, sin embargo, no ha evolucionado al mismo ritmo y, por ello, sus dirigentes se encuentran en una encrucijada vital y no han decidido todavía qué dirección deben tomar.

Por un lado, no pueden desautorizar a la izquierda abertzale porque saben que sin un referente político se convierten automáticamente en una banda de gangsters. Por otro, hay voces en su seno que se resisten a admitir el fracaso de tantos años generando dolor y sufrimiento para no obtener finalmente ningún rédito político y no ser, ni tan siquiera, interlocutores legítimos frente el Estado. Aún no han comprendido que tras el fallido proceso de Loiola las cosas no volverán a ser nunca iguales.

En este contexto, el último comunicado de ETA es, en mi opinión, un documento de consumo propio, que pretende compatibilizar el aval a la línea estratégica de la izquierda abertzale con el mantenimiento de la autoridad y liderazgo de la organización armada. Me consta que serán muchas las declaraciones que descalifiquen las palabras de ETA, y coincido plenamente con quienes las consideran insuficientes, pero aún así creo que esta vez reflejan, de algún modo, el desconcierto de quienes sienten que su fin está próximo.

ETA sabe que la apuesta de la izquierda abertzale por las vías políticas y democráticas no tiene marcha atrás y sabe, igualmente, que la violencia es incompatible con la Declaración de Alsasua y los Principios Mitchell. Por tanto, sabe, en última instancia, que su supervivencia amenaza la supervivencia de la izquierda abertzale o bien implica una ruptura definitiva entre ambas estructuras, hasta ahora llamadas política y militar, lo que abocaría a ETA un callejón sin más salida que su desarticulación policial. Les toca ahora decidir, pero el tiempo corre, y mucho, en su contra.




Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 108 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores

%d personas les gusta esto: