La Izquierda frente a ETA
Agosto 2009

La última acción terrorista protagonizada por ETA en Mallorca ha reabierto, una vez más, el sempiterno debate sobre las razones por las cuales la llamada izquierda abertzale oficial no ha condenado el asesinato de dos jóvenes guardias civiles que, como todas las víctimas de la violencia, tenían el derecho humano a poder vivir sin que un coche bomba interrumpiera bruscamente su futuro, generando dolor y sufrimiento en sus familias y en el conjunto de la ciudadanía. La izquierda abertzale oficial ha callado siempre ante ETA, salvo honrosas excepciones, y lo ha hecho hasta la fecha porque sus dirigentes han sido conscientes en todo momento de que, en última instancia, el poder reside en quienes ejercen el monopolio de la violencia. Sin duda alguna, también habrá habido quien ha tenido miedo a levantar la voz contra la barbarie, pero no podemos olvidar tampoco que históricamente han sido mayoría quienes han entendido que los fines legitimaban los medios.

Esta concepción, tan perversa como errónea, ha sido común en un periodo, no sólo a la estructura política de ETA sino también a un sector de la izquierda alternativa que, tal vez, como consecuencia de la represión franquista y la falta de libertades en los primeros años de la transición, e incluso mucho después, se mostró, cuando menos, comprensiva ante el uso de la violencia, aunque públicamente la rechazase con mensajes que, analizados desde la perspectiva actual, bien podrían calificarse como ambiguos y/o equidistantes. En honor a la verdad, hay que mencionar la coherencia mantenida en este aspecto por el Partido Comunista (PC-EPK) que fue un abanderado de la paz y de la oposición frontal a ETA. Afortunadamente, hoy la defensa inequívoca y sin matices de los derechos humanos concita plena unanimidad en todas las sensibilidades de izquierda, con la excepción de quienes aún, desde la ortodoxia, optan por el silencio, no por convicción sino por una malentendida resignación que les ha dejado sin ningún tipo de margen de maniobra en los ámbitos político e institucional. La izquierda abertzale oficial podrá compartir los mismos fines que ETA, esto es, la independencia y la territorialidad, pero no debería hacer suyos por más tiempo los medios. La izquierda tiene que estar con las personas más débiles y, en este caso, las más débiles son las víctimas de la violencia y quienes se saben amenazadas.

Me consta que cada vez son más las voces que reivindican la apuesta por las vías exclusivamente políticas y democráticas porque su voluntad sincera es poder trabajar, sin la sombra alargada de ETA, por la difusión de sus ideas y su proyecto entre el conjunto de la ciudadanía vasca. Son plenamente conscientes de que han perdido toda credibilidad y saben igualmente que su prioridad consiste en canalizar la reflexión abierta en su seno, en la que el colectivo de presos ejerce un papel protagonista, en relación con la superación del terrorismo como instrumento de lucha política.

La revolución que la izquierda abertzale oficial debe liderar con urgencia no está ya en la independencia ni en la territorialidad, en la medida en que estas son demandas socialmente aceptadas como legítimas; la revolución para este mundo está hoy, simple y llanamente, en la condena de la violencia. No son necesarias declaraciones grandilocuentes ni esperamos que nadie entone un ‘mea culpa’. Basta con que digan un “NO” rotundo a ETA. La izquierda no puede ni debe ser tolerante con el totalitarismo, sea éste del signo que sea. El compromiso firme con el respeto a los derechos humanos y concretamente con el derecho a la vida, es una seña de identidad de la izquierda, que no podemos dejar sólo en manos de la derecha o de quienes se definen como socialdemócratas aunque sean socialiberales. Por definición, las corrientes de opinión más sensibles a los principios de libertad, igualdad, democracia y convivencia han sido aquellas más próximas a postulados que se encuadran en la izquierda. Por ello, la posición que ahora mantiene la izquierda abertzale oficial resulta tan anacrónica.

En un contexto de crisis económica, que incide de lleno en el bienestar de las personas, afectadas por el desempleo y el recorte de prestaciones sociales, nadie, desde la izquierda, puede permanecer impasible ante las acciones de una organización sin cultura política ni valores éticos, que con sus acciones provoca duelo y luto, por un lado, y, por otro, interfiere en la actividad pública, neutralizando la capacidad de la izquierda para situar en el centro del debate el modelo de desarrollo, el fracaso del capitalismo, y una gestión progresista que de salida a la coyuntura actual. La llamada izquierda abertzale oficial no puede ser por más tiempo ni aliada, ni cómplice, ni subalterna de ETA. Su campo de acción, sus opciones de juego, las podrá buscar en la independencia y en la territorialidad, pero también y sobre todo, en los principios de la izquierda tradicional, que son los derechos humanos y las necesidades reales de las personas, más vinculadas a cuestiones básicas como son el empleo, la vivienda, las pensiones o el medio ambiente. Su futuro dependerá del camino que emprendan a partir de ahora.

Javier Madrazo Lavin


0 Responses to “La Izquierda frente a ETA”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 108 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores

%d personas les gusta esto: