Elecciones, Mentiras y Votos

EL CORREO, Mayo 2011, Javier Madrazo Lavín
El próximo 22 de mayo las ciudadanas y ciudadanos estamos llamados a las urnas para decidir con nuestro voto no sólo la composición de los nuevos Ayuntamientos y Diputaciones, sino, sobre todo, las políticas económicas, fiscales, sociales, urbanísticas, medioambientales y culturales que marcarán nuestras vidas y condicionarán nuestro futuro en el medio plazo. Cada persona es libre de optar entre las distintas opciones que  concurren a estos comicios, que cuentan, además, con la presencia de la izquierda abertzale, avalada por el Tribunal Constitucional, en lo que constituye un serio varapalo al dictamen del Tribunal Supremo y un refrendo a quienes siempre hemos denunciado el uso y abuso de la ley de partidos con fines electorales.

Estamos ya en la antesala de la cita con las urnas y sólo puedo decir que esta campaña ha resultado anodina y vacía, cuando no aburrida y cansina, no sé si como consecuencia del desinterés social ante los comicios o por la propia voluntad de las formaciones mayoritarias, que afrontan este periodo como una obligación que hay que cumplir pero, en realidad, preferirían eludir. El divorcio entre la política y la ciudadanía resulta preocupante y antes o después la sociología deberá abordar este fenómeno, posiblemente incentivado por y desde el poder para anestesiar a las personas y de algún modo doblegar su voluntad hasta lograr que pierdan su capacidad de pensar y actuar en consecuencia.

En esta campaña electoral, por ejemplo, los programas, si es que existen, no han tenido ningún protagonismo en el debate, cuando deberían haber sido el eje central del mismo. La legalización de Bildu, sin ir más lejos, ha ocupado más espacio y titulares en mítines y medios de comunicación que las propuestas económicas y sociales, lo que constituye, en mi opinión, una ofensa a la inteligencia en un país con cinco millones de personas sin empleo y otras muchas con miedo a quedarse sin él. La ciudadanía tiene razones fundadas para sentirse impotente y frustrada ante esta situación, y así se explica la tendencia creciente a refugiarse en la abstención y el escepticismo hacia la política, entendida como un servicio público.

Perder la confianza en las formaciones que habrían de representarnos en las instituciones provoca una  distorsión seria en el concepto mismo de democracia, que pierde valor como sistema de gobierno, que se ha de sustentar, por definición,  en la soberanía popular. A diferencia de lo que ocurrió en los primeros años de la transición, la apatía y la desidia marcan hoy la actitud hacia la política y hacia quienes se dedican a ella. En este contexto, la derecha y la extrema derecha son las opciones más beneficiadas y los discursos más reaccionarios terminan por abrirse camino e imponerse en una sociedad cada vez más desideologizada ante una avalancha de mensajes manipulados, que logran transformar las mentiras en verdades.

Mientras escribo estas líneas, leo en la prensa unas declaraciones del presidente Zapatero y el lehendakari López, en las que ambos alertan sobre el voto al Partido Popular, argumentando que esta formación abandera el recorte de los derechos sociales. Sin duda alguna, están en lo cierto, pero olvidan añadir que la reforma laboral, el abaratamiento del despido, el retraso de la edad de jubilación a los 67 años y la reducción del gasto en prestaciones públicas llevan el sello del PSOE. Resulta inquietante que tergiversaciones como ésta, sustentadas en el engaño consciente, merezcan grandes titulares que, en cambio, no reciben quienes como Cayo Lara y Gaspar Llamazares presentan proyectos de cambio para crear empleo estable.

La polémica entre candidatos, tan provocada como falsa, y el cruce de descalificaciones recíprocas actúan, en la práctica, como una cortina de humo para ocultar la falta de ideas y alternativas. Resulta obvio concluir que no hay diferencias sustanciales entre PNV, PSOE y PP en los ámbitos económico y social, y prueba de ello es la sintonía mantenida por estas tres fuerzas en el impulso a las iniciativas regresivas aplicadas en el Estado desde 2008 a instancias del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea. No es casual, en consecuencia, que nada sepamos de sus respectivos programas para hacer frente al problema del paro o la brecha que se abre entre quienes tienen un trabajo digno y quienes carecen de él.

Las formaciones políticas esconden sus iniciativas en un cajón hasta después del día de los comicios porque saben que son impopulares, como ocurre en el caso de PNV, PSOE o PP, o bien porque no las tienen, como ocurre con Bildu, a excepción de su apuesta inequívoca por la independencia y la construcción nacional en detrimento de la construcción social. Nadie ha hablado del copago de servicios públicos en campaña, ni de una segunda reforma laboral, pero son medidas que están ya diseñadas y preparadas. No deja de ser curioso que los elementos centrales de una contienda electoral -programas y alianzas- hayan sido precisamente los temas olvidados en las dos últimas semanas porque nadie quiere hablar de ellos con franqueza y sinceridad.

Son muchas las voces que dan por cerrada una posible extensión del pacto PSOE-PP a Juntas Generales y Ayuntamientos en los que la suma de escaños lo permita. Es difícil hacer apuestas de futuro, por el vértigo a equivocarse, pero es factible que asistamos a un progresivo distanciamiento entre las dos fuerzas que sustentan el Gobierno vasco en pro de un mayor acercamiento entre PSOE y PNV, que podría afianzarse a medida que se aproximen las elecciones autonómicas previstas para 2013. La irrupción de Bildu permitiría otras ententes, pero si el EBB, tras su proceso asambleario, mantiene la correlación de fuerzas actual y el PSOE necesita el respaldo del PNV en Madrid, la cohabitación de la era Ardanza podría vivir su segunda edición.        


0 Responses to “Elecciones, Mentiras y Votos”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 111 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 111 seguidores

%d personas les gusta esto: