EL CORREO, Marzo, 2011. Javier Madrazo Lavín

El próximo 27 de abril se cumplirá el vigésimo quinto aniversario de la presentación pública de Izquierda Unida como coalición electoral que agrupaba a distintas formaciones políticas, entre ellas el Partido Comunista de España, y a destacadas figuras intelectuales del país, que se habían unido en aquel momento, reivindicado frente al PSOE el rechazo a la incorporación de España en la estructura de la OTAN.  Vienen a mi memoria aquellos tiempos por razones diversas que, de algún modo, recuerdan acontecimientos que ahora vivimos.  En 1986 Felipe González había pasado de una posición contraria a la adhesión a la OTAN a ser su máximo valedor, coincidiendo este cambio de criterio con su abandono del ideario socialista para abrazar la causa del neoliberalismo económico y social. 

El presidente Zapatero, que ha pasado en ocho años de retirar las tropas de Irak a defender con vehemencia la intervención militar en Libia, tiene un referente claro en la historia reciente del PSOE a quien poder imitar. Si Felipe González llegó al poder reivindicando la neutralidad de España, Zapatero entró en el palacio de La Moncloa enarbolando la bandera del pacifismo y la alianza de civilizaciones. Claro que también ambos se presentaron a las elecciones bajo las siglas del socialismo para después traicionar sus promesas y gobernar bajo parámetros de la derecha. No sé qué efectos perniciosos se derivan de la acción política, pero es obvio que ésta  envenena los principios y los valores en nombre del pragmatismo. Deduzco que es la presión del mercado, que termina por ganar todas las batallas, imponiendo siempre sus reglas.

La conclusión resulta obvia: quienes de verdad gobiernan no son las personas a las que damos nuestro voto sino otras de quienes no sabemos ni tan siquiera su nombre; por supuesto, jamás concurren a unas elecciones democráticas, ni hacen públicos sus programas. Se esconden en consejos de administración de grandes empresas transnacionales o en instituciones opacas como son el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional. Mandan sobre el propio Zapatero, a quien terminarán por devorar, e incluso sobre el Congreso de los Diputados, que legisla contra los intereses y derechos de la misma ciudadanía a la que debería representar con mayor honestidad, escuchando sus demandas y haciéndole partícipe del proceso de toma de decisiones.

El enfado de la sociedad española por medidas tan impopulares como son la reforma laboral, el retraso en la edad de jubilación o el alto índice de desempleo, agravado por el recorte de ayudas y prestaciones sociales, se canaliza, y con razón, contra el presidente del Gobierno; ahora bien, no deja de ser curioso que quienes arremeten contra él por haber girado a la derecha se inclinen después por dar su confianza en los comicios del próximo 22 de mayo al Partido Popular o en su defecto busquen refugio en la abstención. El control de los medios de comunicación por parte de las mismas empresas e instituciones que dirigen el mercado no es ajeno a este hecho, en la medida en la que promueven el bipartidismo y con él la alternancia de dos formaciones, que en última instancia aplican las mismas recetas neoliberales.

Se me podrá acusar de ser parte interesada, pero me resulta difícil comprender cómo en este contexto las encuestas no constatan un incremento significativo de las expectativas de voto de Izquierda Unida. Las sociedades, en época de crisis, buscan seguridad y certidumbres, poniendo su futuro en manos de quienes después más actuarán en su contra, vulnerando sus derechos sociales y laborales. En este sentido, no existen diferencias sustanciales entre PSOE y Partido Popular. Zapatero está actuando como lo haría Mariano Rajoy en su lugar, sólo que el primero lo hace en nombre del socialismo, en lo que constituye una clara manipulación del término, y el segundo, más coherente, en nombre de la derecha. Dos caras, aparentemente enfrentadas e irreconciliables, para una única política común y compartida.

Tengo la convicción de que una parte importante de la ciudadanía busca respuestas en la izquierda porque cree en valores de progreso y bienestar;  sin embargo, o no las encuentra o las que hay no le resultan suficientemente atractivas. Izquierda Unida es, sin duda alguna, víctima de una ley electoral antidemocrática, que PSOE, PP y PNV se niegan a modificar, haciendo oídos sordos incluso al Consejo de Estado. Nadie puede negar esta evidencia, que lastra el crecimiento de una formación imprescindible en el escenario político. De todos modos, este hecho explica el porqué de la subrepresentación de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados, pero no está en el origen de sus limitaciones para conectar con el voto natural de quienes se consideran gentes anticapitalistas, republicanas, ecologistas y pacifistas.

En el año 1986 el Partido Comunista de España tuvo la altura de miras necesaria para compartir espacio con otras sensibilidades y personas de izquierda, y lo hizo en una etapa convulsa que guarda ciertos paralelismos con la actual. Esta suma de voces permitió el nacimiento de Izquierda Unida y su consolidación diez años más tarde, en los que llegó a tener veintiún representantes en el Congreso de los Diputados. Después vino una etapa descendente hasta quedarse en 2004 con sólo dos parlamentarios, uno de ellos de Iniciativa per Catalunya. ¿Por qué en un momento de descrédito del PSOE, con recortes sin precedentes e inmersos en una guerra contra Libia, Izquierda Unida no es una fuerza emergente? Habrá causas externas, pero es preciso mirar en nuestra propia casa para impulsar una reflexión que nos permita no sólo crecer sino sobre todo ganar credibilidad entre  las personas progresistas.         

En caso contrario, surgirán otras propuestas nuevas que dividirán aún más a la izquierda y lo que es más grave la debilitarán. Equo es un aviso y me consta que hay más movimientos que también quieren construirse su propio hueco. Cada uno de ellos tiene aspiraciones legítimas de erigirse en el eje la izquierda, aunque en realidad para crear una alternativa real al PSOE sería necesario trabajar en un mismo equipo. El Partido Comunista de España, actualmente hegemónico en el seno de Izquierda Unida, debe habilitar cauces de comunicación con los espacios emergentes para generar confianza mutua y promover puntos de encuentro. El futuro de la izquierda no pasa por la atomización de fuerzas sino por la acumulación y la capacidad de despertar conciencias y movilizar a las personas decepcionadas por Zapatero. Todo un reto.                              


14 Responses to “EL RETO DE IZQUIERDA UNIDA”


  1. 1 Txema
    17/04/2011 en 11:20 am

    Antes de hacerme militante de EB, le di bastantes vueltas al tema. Sabía que era de izquierdas (siempre lo he sido), pero no sabía bien dónde estaba mi lugar. Llamé a la puerta de Aralar y a la de Alternatiba y, por distintas razones, no me gustaron esas opciones. Cuando entré en EB (hace unos meses), me dí cuenta de que, realmente, es un partido de izquierdas y no dudé en hacerme militante. ¿Que a veces hacemos cosas mal? ¡Seguro! Como todos, cometemos errores, pero tengo el convencimiento de que la izquierda se construye desde aquí.

    En cuanto a Equo y Alternatiba, son partidos que crecen alrededor de una figura y no basándose en un programa hecho por y para todos/as. Así se discute menos, pero hay menos democracia.

    En estos dos partidos no es posible la discusión interna, no porque no haya razones para ello, sino porque se elimina de raíz.

    En mi opinión, a pesar de tener diversas ideas y poder discutirlas, debemos ser conscientes de que es muy importante permanecer unidos porque, eso quieren esos que mandan y no están en los grandes partidos, sino en las grandes empresas, que estemos separados. Así, divididos, se nos vence más fácil.

    “Proletarios del mundo, uníos!.

    • 17/04/2011 en 8:37 pm

      Comparto tu análisis.La izquierda vasca federall y republicana se vertebra a partir de EB.Hay mucho trabajo por delante.Falta mucha gente todavía por venir.La unidad es una apuesta estratégica.Saludos,javi

      • 22/09/2011 en 7:49 pm

        Yo diria mas, la izquierda esta en EB y en el caso de españa en (de momento) no nos pongamos limites, no nos llamemos izquierda vasca, simplemente somos izquierda, sobran los calificativos adicionales.

      • 23/09/2011 en 1:53 pm

        Comparto tu análisis y tu ilusión.Ese el camino para avanzar.Abrazos,javi

    • 5 Yomismo
      10/03/2012 en 9:26 am

      Txema, te equivocas. El programa electoral de EQUO para las elecciones del 20 N se hizo con las aportaciones de unas 2.500 personas via internet, con una herramienta llamada Equomunidad, en la que socios/as y simpatizantes tenemos la oportunidad de debatir, aportar ideas y construir el programa electoral. Uralde es el que aglutinó (junto a Alejandro Sánchez, proveniente de SEO/Birdlife) a los miles de militantes de Los Verdes. Sin los que veníamos de Los Verdes no habría sido posible esto, más las personas que, decepcionadas con el panorama político actual, buscaban un partido que les representara. Precisamente la democracia radical es la que anima a EQUO. Hemos elegido a l@s candidat@s por votaciones online, sistema pionero en España, en el que todas las personas registradas como socios podemos elegir entre vari@s candidat@s. No solamente se hizo así para elegir al cabeza de lista estatal, en el que salió elegido Uralde, sino con todos y cada uno de los candidatos de las listas provinciales. Es decir, democracia TOTAL. Antes de hablar hay que informarse. Eso es lo que pasa en IU, que funcionáis a base de prejuicios, de ideas preconcebidas y a menudo falsas.

      Tampoco aceptáis la diversidad ideológica, pues en cuanto aparecen noticias en torno a EQUO, ahí salen los mlitantes/simpatizantes de IU a torpedear, difamar e injuriar a los que pensamos de forma diferente. Por favor, aplicad en vuestro partido lo que demandáis a los demás: tolerancia, aceptación de las diferencias.

      Gracias.

  2. 6 Josu Goñi
    17/04/2011 en 7:03 pm

    El pasado 14 de abril en un acto republicano en la universidad pública de Navarra, acudieron 10 personas…a la txistorrada posterior 400, ese es un reflejo de la sociedad actual, apatía, desideologización general, se ha impuesto lo de “todos son iguales” cuando lo único que es igual, son el PSOE y el PP, el bipartidismo creado para vaciar de contenido esta ya de por si pobre democracia, para contrarestar esta situación debiera tener IU 50 cadenas de televisión…no obstante hay motivos para ser optimistas, si fueran ahora las generales, obtendría IU 17 diputados, y cuidado con las municipales, se van a ver muchas sorpresas.

    • 17/04/2011 en 8:27 pm

      Comparto el análisis.A pesar de las sombras ,debemos valorar las luces que se proyectan en el momento presente.Tenemos que conseguir que el apoyo a IU sea no por deméritos y por el desgaste del psoe, sino por méritos propios.De modo que no sea un apoyo que igual que viene se va.Saludos republicanos,javi

    • 22/09/2011 en 7:54 pm

      A la gente le gusta mucho sacar beneficio, las personas de izquierda solemos sacar el beneficio de ver como nuestros esfuerzos sirven para mejorar la sociedad. Pero por desgracia hay mucha gente que solo estan cuando las cosas van bien, y sino se juntan al sol que mas calienta, como es el caso de Alternatiba o EA con Bildu. Por suerte las personas con conciencia seguimos creyendo en un proyecto real y comun, y a este proyecto se unirá mucha mas gente con conciencia de clase, ya que lo mismo que la bonanza hace que crezcan los trepas, los tiempos de crisis traen consigo la unidad de las personas con conciencia, ya somos muchos, pero seremos mas, veremos lo que pasa cuando acaben de cargarse el estado de bienestar, nos tocará a muchos currar para recuperarlo y recordarselo a quienes dejaron que esto pasará

  3. 9 Armando
    18/04/2011 en 11:18 am

    Acabo de realizar un comentario sobre el mismo asunto que plantea este artículo, en una nota en la web de Juan Torres. Es la opinión de Poponer titulada CREAR UN ECOSISTEMA QUE DE VIDA A LA IZQUIERDA.

    http://www.juantorreslopez.com/impertinencias/145-impertinencias-de-abril-de-2011/2359-ipeligro-el-fondo-monetario-pone-a-espana-como-ejemplo#JOSC_TOP

    Creo que la izquierda parlamentaria se ha alejado de los ciudadanos, ha roto las conexiones, se ha metido en las instituciones (del Poder) como Caperucita en la del lobo, creyendo que era la abuelita, que desde esas instituciones ya se tenia el mando a distancia …. Que los medios de comunicación del control social les iban a ofrecer sus ventanas para otra cosa que no fuera eso, controlar. Esa izquierda (por cierto, ¿son imprescindibles?), se ha enfocado hacia el poder y desde él, se ha dirigido a instalarse en aquella parte. La izquierda de verdad, tiene que estar con los suyos, volver sobre sí misma, sobre sus resortes y apoyos propios; ha de crear una malla, un entramado de redes que la interconecte, impulse su comunicación. Crear referencias que hagan confluir la dispersión babeliana y redistribuirse y coordinarse. Un foco que de luz y visibilidad.

    • 18/04/2011 en 9:36 pm

      Esa supuesta izquierda(por sus hechos les conocereís) es perfectamente prescindible.Está metabolizada por el sistema.Comparto tu comentario.Hace falta una izquierda que se alimente de sus propios nutrientes.Saludos,javi

  4. 22/09/2011 en 8:04 pm

    Muy buen articulo Javi, pero yo creo que al final no sobra nadie, incluso en los tiempos de bonanza cuando en la izquierda nos llenamos de trepas hubo alguno aprovechable que aporto y hoy dia aporta ideas. Lo unico que tenemos que hacer es espabilar, empezar a ver a toda esa gentuza antes de que tengan ningun poder, no dejarles que se coman por dentro nuestra manzana, y asi poder llevar las ideas y politica de izquierdas a las instituciones. Cuando las cosas se hacen bien, el pueblo lo recompensa con su voto, cuando se hacen mal castiga. Muchas veces se confunden en la manera de castigar, pero si hay ese castigo es que no se han hecho bien las cosas. En Madrid IU ha hecho las cosas bastante mal, pero en Rivas y San Fernando los mismos representantes de IU lo hicieron muy bien, por eso han conseguido ganar con Mayoria cuando IU no ha conseguido nada.
    Asi se hacen las cosas, la publicidad es necesaria, los medios tambien, ayudan mucho cuando se esta abajo, pero cuando se llega arriba hay que hacer bien las cosas y transmitirlas hacia el exterior, que la gente lo vea, y muchos que ahora se consideran de derechas, veran que realmente son de izquierdas y nos votarán.

  5. 12 antonio
    30/09/2011 en 8:29 pm

    Su artículo es muy voluntarista pero creo que en él subestima el problema al que se enfrenta. No asi en su post de Marzo del 2010 titulado ‘Democarcia Imperfecta’. Y el problema no es otro que el el de los monopolios. Duopolios en este caso.Es decir, duopolios/bipartidsmo contra competetitividad/pluralismo politico.El reto de izquierda unida (y del resto de partidos minoritarios) no es mejorar su oferta politica o buscar alianzas con los minoritarios (que deben hacerlo) , sino que es acabar con el duopolio/bipartidismo. El problema: Desde la ciencia económica (lo poco que yo pueda saber de ella) el bipartidismo es solo una variante de la cuestión de los monopolios en los mercados. En monopolio, el ofertante simplemente arrasa con el mercado: con los competidores, con el producto y finalmente con los consumidores. El duopolio baja la calidad del producto ofrecido, ofrece productos similares,eleva su precio,etc. Y el cosumidor/votante finalmente no tiene donde elegir.El duopolio/bipartidismo se ha instalado en España y en la mayoria de las democracias del mundo desarrollado. ¿Casualidad? No, logica pura de mercado.Los mercados, todos, tienden al monopolio. Hay razones técnicas tanto por el lado de la oferta (p.ej. las economías de escala) como de la demanda que favorecen siempre la aparición y consolidación del monopolio. La solucion.- O se toman medidas legales expresas y directas de limitación de los monopolios o no hay manera conocida hasta la fecha de acabar con ellos.A los mercados o se les obliga legalmente a entrar en competencia o los mercados son dominados por los monopolios. Medidas que ya se han tomado en la mayoría de mercados. Desde la división de empresas hasta la limitación del uso de patentes. Se trata simplemente de fomentar la competitivad en los partidos. Nadie debería estar en contra de ello. La competitivad es la ley sagrada del modelo capitalista. Y debe cumplirse también a rajatabla en el terreno político. Sino el ‘producto politico’ será siempre de mala calidad. En este sentido, si el Consejo de Estado no ha logrado nada, llevar el problema del bipartidismo al Tribunal de Defensa de la Competencia no creo que fuese mala idea, p ej. Saludos, y a ganar la pelea..

  6. 13 antonio
    01/10/2011 en 9:23 am

    Su artículo es muy voluntarista pero creo que en el subestima el problema al que se enfrenta. No asi en su post de Marzo del 2010 titulado ‘Democarcia Imperfecta’. En el si atina con el camino a a seguir, desde mi punto de vista, para resolver el problema. Y el problema no es otro que el el de los monopolios. Duopolios en este caso, que en el mercado politico se llama ‘Bipartidismo’. Es decir, duopolios/bipartidsmo contra competetitividad/pluralismo politico.El reto de izquierda unida (y del resto de partidos minoritarios) no es mejorar su oferta politica (que deben hacerlo) , o buscar alianzas entre minoritarios (que deben hacerlo) sino que es acabar directamente con el duopolio/bipartidismo. Y ese problema tiene soluciones muy distintas a las expresadas en este post. Saludos,


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 109 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: