Alternativas creativas” para la paz

EL CORREO, Septiembre 2011, Javier Madrazo Lavín.
La paz no es sólo la ausencia de conflicto, sino la presencia de alternativas creativas que nos ayuden a solucionar el conflicto”.  Esta reflexión, realizada por la periodista norteamericana Dorothy Thompson (1893-1961), considerada en su día la segunda mujer más influyente de Estados Unidos después de Eleonor Roosevelt, cobra plena actualidad hoy en Euskadi, una vez que hemos tomado conciencia del fin definitivo de la violencia. Entiendo la cautela y las reservas, puestas de manifiesto en diferentes encuestas llevadas a cabo para valorar el último comunicado de ETA, pero en mi caso concreto la satisfacción se impone a las dudas y creo sinceramente que asistimos a un proceso histórico, que no tiene marcha atrás.

Las palabras de Dorothy Thompson, conocida también por su lucha en pro del sufragio femenino, encierran una gran verdad.  La paz no significa únicamente la desaparición de la violencia; este concepto va más allá y su consecución exige respuestas y propuestas, no siempre fáciles de alcanzar.  De hecho, una vez asumido el anuncio de ETA, los medios de comunicación se harán eco nuevamente de las diferentes interpretaciones que unas y otras formaciones política hacen de términos como generosidad, diálogo, participación ciudadana, democracia o autodeterminación.  Estas discrepancias siguen vigentes y son la expresión de la existencia de un conflicto, que habrá que abordar antes o después.

El fin de la violencia en Euskadi abre el camino a un nuevo tiempo, en el que ya no cabe ningún argumento ni coartada, que nos impida mirar hacia adelante con dosis de optimismo y habilitar los mecanismos necesarios para que podamos decidir nuestro futuro, no sólo en el ámbito político, sino también en el económico, social y medioambiental. Es obvio que la situación de las personas presas y refugiadas tiene en este momento prioridad, junto al proceso de desarme y la resolución de las causas judiciales abiertas, pero es obvio igualmente que la reconciliación, la convivencia y la normalización sólo llegarán del diálogo democrático sin más límite que la voluntad popular.

Comparto con Dorothy Thompson la convicción de que solucionar un conflicto, el que sea, obliga a poner sobre la mesa lo que ella llama “alternativas creativas”. Sé que puede resultar precipitado avanzar en este momento fórmulas a explorar, aunque a decir verdad están en la mente de todas y todos. En Euskadi está pendiente, desde la transición, un debate en profundidad sobre la relaciones a mantener con el Estado. El federalismo, el confederalismo, la cosoberanía, la independencia o el autonomismo son opciones legítimas, que en un momento dado pueden ser tomadas en consideración, escuchando en primer lugar la voz de la ciudadanía, que es quien debe determinar cómo quiere organizarse políticamente.

Promover cauces efectivos para que la sociedad sea protagonista real de la paz es clave y dar la espalda a esta demanda constituye, a mi juicio, un error. El rechazo al terrorismo y la defensa de valores éticos está en el origen de la superación de la violencia. Recuerdo en el año 1986 las primeras concentraciones convocadas por Gesto de la Paz, en las que nos congregábamos menos de treinta personas en repulsa por un atentado. Poco a poco fuimos más y después muchas más; llegamos a ser tantas que la izquierda abertzale tuvo que interiorizar la inutilidad de la lucha armada, obligando a ETA,  en última instancia, a plegarse a sus postulados.

Por todo ello, la paz no puede dejarse sólo en manos de las formaciones políticas. Nadie puede negarles su papel como representantes de la ciudadanía, pero tampoco pueden caer en la trampa de pretender hurtar su protagonismo a quienes han sido parte activa de la realidad que ahora estamos viviendo. Es posible que le corresponda al Partido Popular gestionar el ciclo post-ETA y es razonable pensar que quiera hacerlo sin abordar un diálogo democrático real, que no debe contemplar cesiones políticas a la izquierda abertzale,  pero  si debe responder, en cambio,  a los deseos de la ciudadana, sean o no del agrado del nuevo Gobierno del Estado. 

 

El Partido Nacionalista Vasca tendrá que hacer valer su peso en Madrid, demostrando, incluso en un contexto de mayoría absoluta de la derecha, cuál es su capacidad de influencia sobre Mariano Rajoy. Hasta la fecha la formación presidida por Iñigo Urkullu ha actuado con altura de miras, anteponiendo el avance hacia la paz a la puga electoral con Bildu, y es de esperar que continúe trabajando en esta misma dirección.  El líder del Partido Popular, por su parte, ha demostrado que sabe modular su discurso, manteniendo un rumbo propio sobre las posiciones más intransigentes de los sectores más reaccionarios de la derecha española. 

Quedan muchos puentes por reconstruir, muchas heridas por cicatrizar y mucho sufrimiento por mitigar. Las víctimas de la violencia necesitan verdad y por encima de todo necesitan escuchar una palabra: perdón. Pienso que la izquierda abertzale dará ese paso y será entonces cuando podamos hablar de un principio de reconciliación. La normalización será más compleja y difícil de alcanzar porque los modelos centralista, autonomista e independentista están enfrentados y el punto de encuentro -el federalismo de libre adhesión- podría concitar adhesión social, pero no respaldo institucional. En cualquier caso, no olvidemos que la violencia y la política han dejado de ser una preocupación ciudadana mayoritaria para ocupar un lugar secundario frente al empleo, la precariedad, la vivienda, la educación o la jubilación. 


0 Responses to ““Alternativas creativas” para la paz”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 108 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: