14
ago
12

La unidad necesaria en la izquierda vasca

Articulo de opinión El Correo. Javier Madrazo. 14/8/2012

Días atrás tuve la oportunidad de poder leer en las páginas de este mismo diario unas declaraciones del Coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, en las que éste afirmaba, con toda legitimidad por supuesto, que la única fuerza que representa en Euskadi a la formación política federal es Ezker Anitza.

No tengo nada que objetar en este sentido. Ezker Anitza se sustenta en la actualidad en el Partido Comunista de Euskadi (EPK) y Cayo Lara, por su parte, es el Coordinador general que con más énfasis ha defendido la supremacía del Partido Comunista de España en el seno de Izquierda Unida.

Soy de la opinión de cada quien tiene pleno derecho a elegir sus compañeros de viaje, en función de su proximidad ideológica, la coincidencia, más o menos puntual o estratégica, de intereses e incluso como consecuencia de empatías personales, que también juegan un papel clave en las alianzas políticas. Por tanto, Cayo Lara, en mi opinión, está en su derecho de decidir quién o quiénes le representan en Euskadi. En este sentido, sólo puedo mostrarle mi respeto.

Del mismo que hay personas que se identifican más con Izquierda Abierta y Gaspar Llamazares, habrá otras que lo hagan con Izquierda Unida y Cayo Lara.

Aclarado este punto, si debe constatar, sin embargo, que las palabras del máximo responsable de Izquierda Unida en el Estado despertaron en mí un sentimiento marcado de decepción que tiene, o al menos eso entiendo, una explicación razonable.

En un contexto como el actual, marcado por una crisis económica sin precedentes, con una ciudadanía atemorizada por un futuro más negro que incierto, creo sinceramente que un llamamiento a la unidad de la izquierda política, sindical y social en Euskadi hubiera sido, sin duda alguna, el mensaje que muchas personas esperábamos de Cayo Lara como representante de la única fuerza del Estado que puede poner sobre la mesa un mensaje alternativo al Partido Popular y al PSOE.

Ezker Batua-Berdeak, a lo largo de su historia, ha vivido momentos dulces y otros más amargos, pero con toda seguridad los más difíciles y los que más han dañado su futuro han sido las divisiones internas.

En toda formación política hay discrepancias, y en muchos casos profundas, pero la cadena de desencuentros vividos en el seno de Ezker Batua-Berdeak nos ha minado desde dentro y, con toda razón, la sociedad nos ha ido dando paulatinamente la espalda hasta convertirnos en una fuerza debilitada, con capacidad mermada para influir en la actividad pública y, lo que es más grave en este momento, para impulsar la concienciación y movilización ciudadana ante la ofensiva neoliberal que, con matices, comparten PP, PSOE, PNV y CiU.

Las manifestaciones de Cayo Lara coinciden en el tiempo con un periodo marcadamente preelectoral en Euskadi que, en pura lógica, debería obligarnos a impulsar un proceso de reflexión en la izquierda no independentista, que siente que sus aspiraciones no están reflejadas en la nueva marca EH Bildu, aunque pueda compartir con ella ámbitos de colaboración e incluso de acuerdo. Las encuestas y sondeos de opinión evidencian que hay un número importante de personas en nuestra Comunidad que buscan y no encuentran una referencia de izquierda anticapitalista, republicana y federal porque no se sienten atraídas ni por el PSE de Patxi López ni por EH Bildu.

El último Euskobarómetro alertaba por primera vez de la posibilidad de conformar un Parlamento vasco con sólo cuatro sensibilidades, representadas por PNV, EH Bildu, PSE y PP. Imagino que habrá quienes definan esta situación como clarificadora del mapa político e incluso quienes se feliciten por la desaparición del llamado “quinto espacio”, que estuvo ocupado en su momento por Euskadiko Ezkerra y más tarde por Ezker Batua-Berdeak y también por Aralar. Las urnas tendrán, como siempre, la última palabra, pero si esta tendencia finalmente se cumple y la Cámara de Gasteiz reparte sus 75 escaños entre nacionalistas, independentistas, socialistas y populares, Euskadi habrá perdido una seña de identidad unida a su tradición democrática: la pluralidad.
Sin embargo, en honor a la verdad cabe decir que en la sociedad vasca si hay un lugar propio para ese “quinto espacio”, aunque no tenga voz en el Parlamento vasco. La mejor prueba la brinda el citado Euskobarómetro al constatar que la suma de votos entre Ezker Batua-Berdeak y Ezker Anitza podría alcanzar 60.000 sufragios, una cifra importante si tenemos en cuenta la pésima imagen trasladada a la opinión pública como consecuencia del proceso de división interna y el hecho añadido de que ninguna de ambas formaciones tiene una presencia significativa en los medios de comunicación. Me consta que el entendimiento es difícil y más aún recuperar la confianza resquebrajada, pero no cabe otra solución de futuro.

Es prácticamente seguro que Ezker Batua-Berdeak y Ezker Anitza concurran a los comicios autonómicos por separado; esta decisión, siendo legítima, puede traer consigo la desaparición de la izquierda no independentista de la Cámara de Gasteiz. En este contexto, sólo Izquierda Unida tiene la autoridad moral para hacer un llamamiento al acuerdo en Euskadi y sus responsables no deben dejar pasar esta oportunidad. En sus manos está impulsar puntos de encuentro, que los hay, y sobre todo apelar al sentido común para ofrecer a la ciudadanía una opción ilusionante en una coyuntura como la actual. La unidad de acción entre Ezker Batua-Berdeak y Ezker Anitza tendría, además, la virtualidad de abrir la puerta a nuevos consensos en el seno de la izquierda política, social y sindical, que harían esta alianza más fuerte y más creíble.

About these ads

23 Responses to “La unidad necesaria en la izquierda vasca”


  1. 15/08/2012 en 9:29 am

    Lamentablemente, es una muestra del sentido cainita de la izquierda y de la torpeza de una dirección más empeñada en consolidar su autoridad interna que en ampliar la influencia política de nuestro discurso.

    • 15/08/2012 en 3:56 pm

      Comparto tu opinión.Un saludo,javi

    • 3 Giordano
      15/08/2012 en 7:43 pm

      Estoy contigo, es cierto que se repite lo del sentido cainita en la izquierda y el empeño de las direcciones centrales (sean a nivel estatal, autonómica o local, incluso en federacion). Ahora tenemos una oportunidad única, y creo que a nuestro favor, no hay salida con el tandem gobernante PPSOE, son lo mismo en dos alas. Y creo que es lo que debe privar: amplitud de miras y generosos y por encima de dirección, incluso de Cayo, y siglas: Sería una torpeza imperdonable que elecciones encima y situación catastrófica nunca vista no llegaramos a la unidad de acción y de bloque, aunque sea electoral y cediendo cada parte algo a los demás. Por cierto el apartamiento de Llamazares en el Congreso se nota, Cayo no es ducho, ni tiene madera para ello,. Y es que hay que repartirse papeles y de forma dinámica, variable según el momento y las cirscunstanciass. Y a no oir lo cantos de sirena, o voz del diablo del bloque dominante; ya nos han dicho bastante; hemos oído todos sus discursos; tenemos placas fotográficas de todos sus aplausos, grabaciones de todos sus salmodías. La izquierda tiene sufucientes motivos, personalidad para ir sola, digamos, sin presencia del Psoe por ninguna parte y sin oir su discurso, aunque sea de socorro. Nosotros nuestro propio camino, que lo tenemos. Como siempre nos diran aquello de “la izquierda presenta un bloque, denuncia la derecha unida” . Hay que ser sordos a los que ya han agotado todos los discursos.

  2. 15/08/2012 en 1:43 pm

    Javier, hace unos años (creo recordar que en 2005) acudí con toda ilusión a echar una mano a Ezker Batua Berdeak en las elecciones autonómicas. Entonces, para mucha gente como yo, erais un referente, un modelo a seguir en muchas cosas. No puedo entender qué desastrosa gestión de lo interno ha llevado a que quienes crecíais en un contexto de derrota generalizada en el resto del Estado hayáis acabado en implosión interna y desastrosas expectativas. He entrado en este artículo con la esperanza de ver algo de autocrítica que realmente pueda abrir la vía a que quienes estuvisteis unidos lo volváis a estar (soñar con incorporar a gente nueva ya sería mucho). Y me ha decepcionado. En primer lugar, porque empieza personalizando en Cayo Lara una decisión de la organización, apoyada por una pluralidad amplia, de respaldar a Ezker Anitza. No se puede andar engañando, como si fuera un golpe de timón unilateral del Coordinador y diciendo que, bueno, hay unos en IU que apoyan una cosa, y otros otra. La decisión del Consejo Político Federal es clara y también hay gente de Izquierda Abierta que la apoyó. Yo mismo también me siento más cerca de las posiciones de Izquierda Abierta y de Gaspar en general, pero no en esto. Ojalá la cosa fuera tan sencilla como decidir entre si queremos más a mamá o a papá. Hay mucha gente valiosísima, que estuvo en el Gobierno y que ahora está en casa. Otra que se fue a Alternatiba y está en Bildu. No es solo una cosa de Arana o Madrazo, por entendernos. Ni tampoco ha sido una cuestión meramente estatutaria, ha habido una crisis de proyecto, de formas, de prácticas. Se ha jugado con fuego con un instrumento fundamental para la sociedad vasca y se ha roto en mil pedazos. Ojalá sea posible unirles todos de nuevo, pero no será gracias a artículos como este. Y ya lo siento… Suerte, y sobre todo, acierto.

    • 15/08/2012 en 4:19 pm

      Te agradezco tu comentario.Aprovecho la ocasión para agradecerte el apoyo a EB en aquella campaña y me consta que en otros muchos momentos.Cuando hablo de C.Lara me estoy refiriendo(lógicamente) a la mayoría( básicamente PCE) que avala dicha decisión.Están en su derecho de que querer hegemonizar(de mala manera)el proyecto IU.Pero cada vez están más sólos .Hay mucha izquierda en el Estado fuera de IU(cada vez más) y dentro hay mucha que cada vez se encuentra más incómoda.Si hablaramos únicamente de lo que ocurre en Euskadi pensaríamos que lo que sucede es fruto de nuestra torpeza(que también).Pero creo que la crisis de Euskadi tiene mucho que ver con decisiones tomadas por ese “aparato” que tú y yo tan bien conocemos. Y que es un síntoma de lo que pasa en el conjunto de la organización.De todos modos te agradezco el talante de tu comentario.Sin duda que todos tendremos que hacer autocrítica para construir un futuro en clave unitaria. Estoy a tu disposición para charlar directamente sobre el pasado,el presente y el futuro de la izquierda alternativa en Euskadi y en el Estado.Siempre es bueno conozcer los diferentes puntos de vista para conformar una opinión lo más rigurosa posible sobre cualquier asunto.Acepto las posibles limitaciones de este artículo.Si tienes ideas mejores para reconstruir-relanzar la izquierda vasca no independentista estaría encantado de conocerlas. Recibe un cordial saludo.Javi

      • 16/08/2012 en 7:37 am

        No lo sé, Javier, tampoco es que tenga yo recetas para reconstruir la izquierda vasca. Hace tiempo que procuro no levantar mucho la vista más allá de mi terruño (en lo relativo a cuestiones “orgánicas”), aunque Euskadi sea una tierra a la que tengo especial apego. Simplemente me cuesta asumir que el problema sea fundamentalmente de relación con el “aparato”, porque igual que es cierto que ha habido problemas no solo en Euskadi y hay mucha gente que se ha marchado, también es cierto que en otros a los que se nos supondría a contracorriente de ese “aparato” estamos creciendo como nunca en todos los sentidos. Hay un debate sobre la apertura del proyecto de IU, pero no creo que necesariamente todas aquellas personas que se han marchado estén por una IU menos cerrada. Lo defendí así cuando alguna gente acusaba al “yugo llamazarista” y lo sigo pensando cuando ha habido un cambio de dirección. Creo que, en este caso, el problema responde más bien a dinámicas propias (aunque siempre haya interferencias) relacionadas fundamentalmente con lo que nos cuesta enfrentar correctamente el debate sobre la participación institucional, especialmente cuando hay responsabilidades de gobierno. Se entra en importantes contradicciones, se generan inercias organizativas difíciles de frenar, y resulta enormemente complicado encontrar el punto medio entre no mojarse para mantener la “pureza” o mojarse tanto que se pierde la perspectiva. Aunque haya habido todo tipo de cuestiones por medio, creo que eso ha sido lo que ha impregnado todos los debates de los últimos años en EB y las sucesivas salidas y rupturas. Sin abordar de cara ese debate y llegar a unos mínimos (¿se debería volver a entrar en Gobierno? ¿a partir de qué condiciones? ¿con quién es prioritario alcanzar mayorías: EHBildu, PNV, PSE… ? ¿Cuáles son los objetivos a medio plazo?) es imposible reconstruir confianzas. Y, junto a todo ello, creo que siempre es fundamental para superar procesos traumáticos que quienes se pongan al frente sean caras nuevas a las que haya poco que reprochar mutuamente. Quién sabe, igual vamos a necesitar a Lokarri para deshacer este entuerto… El sábado voy para Bilbao, como cada año en fiestas. Un abrazo

      • 17/08/2012 en 1:16 am

        Reitero mi agradecimiento por el tono constructivo de tus comentarios.Sería largo para hablar.Este sábado estoy fuera.El 22 de setiembre estaré en la asamblea de Izquierda Abierta.Si andas por allí podríamos charlar.Las decisiones importantes fueron tomadas en referendun(lizarra,gobierno..).Seguramente en la mitad de la segunda legislatura teníamos que habernos planteado planteado la salida. Aun así no he encontrado un sólo acuerdo de gobierno de IU en todo el estado(a excepción de marinaleda) donde se haya hecho una política más de izquierdas y avanzada en lo social que la que hicimos desde el gobierno vasco.Podemos contrastrar programas y realizaciones concretas en muchas materias.Siguen diendo referencia en el Estado.En este contexto de ajuste-recesión-imposición de la troika es un error mayúsculo(Andalucía) entrar a gobernar.Hoy IU debe ser oposición contundente.Quizás la excepción sería algún ayuntamiento.En Euskadi este debate es impensable.Hoy el debate está entre desaparecer(institucionalmente) o no.Depende si el “aparato”(pce) sale de su posición sectaria o no.Si no hay una coalición EB-Ezker anitza veo improbable que la izquierda alternativa no independentista tenga representación en el próximo parlamento vasco.LA izquierda independentista no puede aglutinar todo el espacio de izquierda.Además durante los próximos cuatro años(pasado el subidón) tendrán sus propias contradiciones(pragmatismo,hegemonía IA, relegar perfil de izquierda frente identidad nacional..).Alianzas?Con la izquierda sin duda.Pero la relación entre la izquierda independentista y la federalista-republicana de tú a tú.Lo que quieren ahora es fagocitar-absorver(alternativa).Osea reforzar sus posiciones abertzales e independentistas.Caras nuevas?por supuesto.Yo estoy en segunda línea(pero militando activamente) viviendo de mi sueldo de profe de insti(muy digno).Supongo que te refieres a los que siguen en la primera línea en ez anitza,epk,alternativa…Situación de IU?Te veo demasiado optimista.Veo una crisis estructural de proyecto(a pesar de la subida electoral).Hoy es la marca blanca del pce(con honrosas excepciones).Un abrazo Juan

  3. 9 20080322
    19/08/2012 en 10:15 pm

    Lo siento muchísimo, señor Madrazo, porque EB es ideológicamente un proyecto que me parece muy, pero que muy interesante; pero tras haber leído el artículo y algunos comentarios vertidos después aquí, no veo que usted personalmente muestre la tolerancia que reclama a otros; es decir, que parece usted (junto a Llamazares-Iab) igual de enzarzado en esa lucha cainita, fratricida, por la hegemonía, que al mismo tiempo critica en el otro sector (Lara-PCE).

    En cuanto a que la IA haya absorbido a Alternatiba; por un lado evidentemente la IA es mayoría en Bildu, tanto en sus bases como en sus cargos electos. Pero yo diría que ha sido una maniobra muy hábil por parte de Matute unirse a ellos, un partido totalmente residual (Alternatiba) ha multiplicado su influencia pública y hoy tiene miembros en el gobierno de la diputación de Gipuzkoa, por ejemplo, con la posibilidad de aplicar políticas de izquierda que ello implica. ¿O no?

    Muchas gracias por leer mi humilde opinión.

    • 20/08/2012 en 12:13 am

      Te agradezco el tono del comentario.Me parece que Oscar(Matute) es una persona inteligente a la que tengo un gran respeto y consideración.Me alegro que alternativa haya conseguido espacios desde los que desarrollar políticas de izquierda. Me parece que el camino es el de la unidad de la izquierda.Sólo así la izquierda será hegemónica en Euskadi.Cuando hablo de unidad me refiero a la izquierda independentista y a la no independentista(federal-confederal).Creo que la izquierda abertzale hoy por hoy,busca sobre todo reforzar sus posiciones(algo legítimo).Es tarea de la izquierda no independentista articular y fortalece su espacio(hoy muy fragmentado)para dialogar y acordar con la izquierda abertzale de tú a tú.Es decir sobre bases comunes.Saludos,javi

      • 11 20080322
        21/08/2012 en 10:25 pm

        En ese sentido, lo tienen ustedes fácil; nunca entendí muy bien qué es lo que separa a Ezker Anitza de EBB más allá de disputas personales. Cosa extraña cuando menos, si de lo que se tratase realmente fuera de representar a un sector social de la CAV que busca representantes.

        Salud, gorka.

      • 22/08/2012 en 11:35 pm

        Comparto tu perplejidad.Saludos,javi

  4. 02/09/2012 en 7:12 pm

    Por una Coalición Confederalista, Soberanista y Autogestionaria en Euskadi.by Simpatizante. (no login)
    [[ DIFÚNDELO SI ESTÁS DE ACUERDO ]]

    Por una Coalición Confederalista, Soberanista y Autogestionaria en Euskadi, para las próximas elecciones.

    Ésto es un llamamiento general por parte de ciudadanos que no se sienten identificados por ninguna de las opciones política que hoy ejercen en Euskadi a los pequeños partido de Euskal Herria que comparten un ideario común sobre el cómo se tiene que gestar la política, desde un punto de vista práctico y ético. Partidos como Gorripidea, Nahia, EKA, Hamaika Bat, colectivos como Iratzarri e independientes….

    Las próximas Elecciones de Euskadi pueden ser el hito para poner en práctica una nueva forma de hacer política.

    En un entorno en el que priman los intereses particulares de los grandes partidos, un entorno en el que la política no sirve a la ciudadanía de Euskal Herria, un entorno en el que se tiende a extrañas alianzas electorales, un entorno en el que los pequeños son arrinconados, en el que los partidos sirven a los grandes bloques económicos…se ve más que necesaria la CONFEDERACIÓN DE LOS PEQUEÑOS PARTIDOS que comparten unos principios básicos.

    Sirvan los siguientes cinco puntos a modo de reflexión:

    1. El principio de autodeterminación como eje de resolución de conflictos en un sistema de Democracia Representativa donde el ciudadano representado siento una total eszquizofremia ante diferentes Parlamentos que se contradicen entre sí. Más aún, la autodeterminación como principio de producción política.

    2. El principio de soberanía y confederación . La Confederación que UNE desde la Libertad en una concepción abierta del Estado, una concepción federativa. La Soberanía tiene dos vertientes, la Social y la Política. La concepción neo-liberal del Estado ha marginado y relegado la Soberanía Social, es decir la Soberanía de aquellas comunidades reales y cuerpos intermedios del Estado que debieran tener una participación real y transparente en la sociedad.

    3. El principio de cooperación y mutualidad que debe regir los principios de socio-económicos de nuestro país. Defensa del procomunal y participación del trabajador-productor en las diferentes facetas de la comunidad.

    4. Principio de Plurarquía y Subsidiariedad : El País, sus políticas se hacen de abajo arriba y no alrevés. No existen individuos sino personas que socialmente conviven y cooperan en diferentes comunidades reales. El “universo político oligárquico” debe ser reemplazo de raiz por un “multiverso social plurárquico”.

    5. Reindustrialización Local : Revolución P2P :

    Creación mercados sin rentas para PYMEs y empresas cooperativas de pequeña escala.Reindustrialización local en términos geográficos para la producción física y en términos de red para la producción de servicios.

  5. 14 Barcino
    06/09/2012 en 12:22 pm

    Aparte de los cuatro grandes (PNV-IA-PSE-PP) me parece que sólo UPyD puede aspirar a algo por Álava. Es un buen momento para proyectos situados a la izquierda del PSOE. Pero en la CAV existen dos factores muy adversos: la fuerza de Bildu entre el electorado progresista y, ¡sobretodo!, que haya tres listas como Esker Anitza, Ezker Batua y Equo dirigiéndose al mismo electorado.

  6. 17 Josemari
    25/09/2012 en 10:14 am

    Hola, Javier. Vaya por delante que me considero abertzale socialista desde que tengo memoria de mi filiación política (soy del mismo año que tú -no me gusta decir “quinta”-) y siempre te he admirado como político, siempre te he creído y lo has hecho muy bien en los cargos que has desempeñado.
    Tras las loas (justas), me gustaría criticar tu escrito desde el punto de vista de la pluralidad. Parece que todo el mundo quisiera hacer el caldo gordo al PPNVPSOE (sobre todo al PNV empeñado en meter miedo con el raca-raca de “que vienen los rojos”) considerando a EHBildu como la IA o como la opción “independentista” (la 4ª y última segun tú), cuando dentro de la coalición hay diferentes sensibilidades (no todas independentistas). Me parece un análisis un poco torticero, viniendo de alguien que, por otra parte (en el título mismo) esta pidiendo la unidad de las izquierdas. Cuando Cayo Lara y su partido se hicieron con IU, lo primero que hizo EB fue dejar de considerar como elemento ideológico prioritario el hecho diferencial, el hecho identitario vasco que le unía en muchos objetivos con los partidos abertzales de izquierda. Razón por la que se creó Alternativa (y sinceramente, donde creí que tú te ibas a posicionar), partido que junto a EA y Aralar nunca se ha definido como independentista. El sitio de la izquierda de Euskal Herria (de toda) era la coalición que defiende la autodeterminación y la firma del acuerdo de Gernika (¿Lo has leído? ¿Puede un vasco de izquierdas quedarse al margen de ese documento?). Lo que se ha visto en EB-IU es que después de tanta lucha por la liberación de los pueblos, es que Lara y su PCE son primero españoles y luego de izquierdas y eso en una comunidad como la nuestra creo que le va a costar caro. ¡Una pena!
    En fin, que no es justo que pidas unión de unas izquierdas y critiques la unión de otras, aduciendo pérdida de pluralidad.
    Bejondeizula, Javi. Adiorik ez.

  7. 18 Josemari
    27/09/2012 en 10:05 am

    Veo que han quitado mis comentarios. ¡Me he quedado de piedra! Perdón por haber escrito, no era mi intención molestar a nadie. Lo siento.

  8. 19 Miguel Aso
    21/10/2012 en 9:24 am

    Veamos qué depara la decisión de la sociedad vasca en relación a lo que vota. Es posible que de alguna manera también juzgue a ambas organizaciones de tal modo que diga cual le ofrece más credibilidad tras lo sucedido en lo interno y/o que condene a los dos al ostracismo. En cualquier caso muchas veces uno y uno no son dos en política y el ejemplo es Compromis, que por separado han sacado más que cuando íbamos todos juntos, porque seguramente la jaula si está llena de grillos impide que se escuche el mensaje.

    Creo en una IU plural dispuesta al dialogo con otras fuerzas, pero para ello es preciso lealtad a IU y a sus acuerdos. Me cansa ver a dirigentes de IU que piden cosas a IU que luego son incapaces de acometer cuando marchan a otros partidos ¿Donde queda aquella Rosa Aguilar de IU, hoy silenciada en el PsoE que pedía la apertura de las puertas de IU? ¿Donde está esa Inés Sabanés que pedía una IU Abierta y pasó a Equo con velocidad de vértigo, mientras Equo se cerraba a presentarse con IU en las generales? Por no hablar de los López Garrido de turno y su colocación en el PsoE engañando a mucha gente que se fue de IU para quedarse en su casa porque no dieron el salto a la otra orilla. En fin, que es cansino ver a compañeros que como Gaspar, (al que voté de coordinador en su día), siga hablando de la apertura de IU, mientras sus caras van en los sobres electorales de un partido que compite con IU. Eso no se si es apertura, pero en el PsoE, en el PP, en EB o en Izquierda Abierta si un día decidiese ir por separado, estoy seguro que sería motivo más que suficiente para ser expulsado, pues es bastante más grave eso; que decir que el referente de IU en Euskadi es el que es, por acuerdo de la dirección.

    Un saludo y suerte.

    • 20/11/2012 en 3:35 pm

      Más que hablar de expulsiones querido Miguel, deberíamos reflexionar para buscar espacios de unidad desde la diversidad.Lo contrario nos lleva a la desaparición del Parlamento.Nadie puede pretender hegemonizar el quinta espacio en Euskadi como se ha visto el 21 de Octubre.No caben equidistancias.Unos quisimos la unidad y otros apostaron por el sectarismo y la división.Los resultados están a la vista.Ojala que seamos capaces de reflexionar sobre lo sucedido y sacar conclusiones para el futuro.Te felicito por el trabajo que desarrollas día a día.Saludos,javi

  9. 21 J.Nativo
    17/11/2012 en 9:20 pm

    Esto me ha dejado frío, aunque ya lo preveían, yo hasta el último instante mantuve la esperanza de que dos de los tres se retiraría dos días antes de las elecciones, un acto de sacrificio, un harakiri inmolatorio, un acto de generosidad último en favor de otro, Aquí esta el duro, durísimo castigo, recibido y en la inmediatez no vale argüir lo del sistema electoral injusto (“perverso” votado y mantenido por el Psoe) porque días antes de cerrar las listas se sabía con seguridad absoluta (de losa sepulcral…), que el tándem Pp-Psoe no lo iba ni podía cambiar y aquí esta el fruto que en esos instantes ya se preveía (solo los mentecatos no lograban ver la catástrofe) : ” Mientras en Euskadi las divisiones entre Ezker Aintza, Ezker Batua y Equo hicieron que ninguna de ellas obtuviera representación, cuando juntos podían llegar claramente a obtener 5 diputados. Cara y cruz de cómo hacer las cosas”. No me acuerdo donde he visto este comentario reseñado, pero es la verdad amarga que tenemos que tragar y ya no hay más elecciones a la vista durante largo tiempo y más largo si se está en la segunda fila de la oposición o desaparecido. ¡”Nunca mais”, por todo el oro del mundo!..


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 110 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 110 seguidores

%d personas les gusta esto: