08
abr
11

Arcadi Oliveres y el modelo islandés

El Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea nos quieren hacer creer que el único modo de hacer frente a la crisis económica es abaratar el despido, reducir el gasto social, aumentar la edad de jubilación e inyectar dinero público en la banca privada. Pués bien, una vez más, nos mienten.  A fuerza de repetir las mismas mentiras una y otra vez parecen ser verdad, pero siempre quedan voces lúcidas que se abren camino para ofrecernos visiones distintas y reflexiones alternativas al discurso oficial.  Arcadi Oliveres, economista experto en relaciones norte-sur y cooperación al desarrollo, nos habla en este video de Islandia y su política ante los abusos de la banca. Que cada quien saque sus propias conclusiones.

 

About these ads

13 Responses to “Arcadi Oliveres y el modelo islandés”


  1. 1 ORCA
    08/04/2011 en 8:05 am

    Desde la izquierda sabemos, Javier, que hay otra forma de hacer las cosas, de hacer economía,y que no es la neoliberal-gran capitalismo. Los años que vienen son difíciles; el mundo esta sufriendo grandes terromotos -las revoluciones árabes o la entrada de la economía China como segundo líder mundial y otros compañeros de viaje-. La crisis de las energías, con sus ramificaciones en los alimentos por aquello del biocombustible. Posiciones ecologistas, que hasta ahora eran tachadas de “buenísmo retógrado”, demuestran que tenían razón.

    Pues bien, poner el acento en la gente, en lo que llamamos el “pueblo llano”, la mayoría, en lugar de ayudar a los bancos, a los ricos y a los poderosos, que ya se ayudan sólos, si no es la principal preocupación de todos los partidos, sí tiene que serlo de la izquierda. Que nos voten o no depende luego del “pueblo llano” y soberano.

    • 08/04/2011 en 10:09 pm

      Comparto tu análisis.Sólo la izquierda decente puede dar respuestas eficaces para salvarnos del desastre.Las políticas neoliberales nos conducen al abismo.Estamos a tiempo de evitarlo.El pueblo “llano” tiene la última palabra.Saludos,javi

  2. 3 Pilar
    02/05/2011 en 1:16 pm

    Hola: pasaba por aquí buscando información acerca del modelo islandés y me ha gustado su blog y me ha gustado ud. Sólo quería decirle eso.
    Me pasaré más veces.
    Un saludo y gracias

  3. 5 Capi_sevill
    23/05/2011 en 11:24 am

    Pues pienso que no se está ahondando en la cuestión principal, y es en el origen del dinero. Me explico:

    - El dinero, que en un principio fue creado para facilitar el intercambio de bienes y servicios-riqueza real-, se ha convertido en la principal herramienta de la élite financiera mundial para apoderarse de la riqueza real del planeta a través del sistema monetario y financiero actual.
    - En el sistema monetario, cuando un banco crea el dinero de la nada gracias al sistema de reserva fraccionaria (con 100 € en depósito se crean 1000 € en créditos), se crea el dinero de los créditos, pero no el de los intereses, por lo que para poder pagar los intereses habría que endeudarse más y más, exponencialmente, o bien ser embargados de los bienes.
    - En los bancos, el único dinero en metálico que existe es el correspodiente al del coeficiente de reserva. Ahora se puede entender por qué cuando una cantidad importante de población coincide para retirar el dinero de los bancos, éstos no pueden cumplir. Tal fue el caso de Argentina hace una década. Creo que en el caso español no va a tardar mucho tiempo.
    - Estamos encadenados a un juego perverso en el que lo único seguro es que alguien va a perder sus posesiones. Es como el juego de la silla, con la diferencia de que en el juego de la silla, las personas saben y ven que hay una silla de menos respecto al nº de participantes, mientras que este sistema financiero no se conoce y creemos que el juego es limpio.
    - Los gobernantes, oposición, sindicatos, confederaciones de grandes empresarios, mientras están en el poder, están trabajando para sus amos- élite financiera mundial que se reúne periódicamente en secreto para gobernar el mundo (véase reunión Bilderberg en Sitges, junio de 2010). Una vez los gobernantes han abandonado sus puestos en los gobiernos la élite les recompensan con trabajos como asesores, etc de los bancos, grandes multinacionales de energía, medios de comunicación, empresas farmaceúticas, alimentarias, etc. A esto se le llama, como mínimo, tráfico de influencias – aunque se puede aplicar el término de conspiración.

    Debido a este tipo de sistema vemos cómo la clase trabajadora es cada vez más pobre, los pequeños y medianos empresarios (y autónomos) van perdiendo también su riqueza a lo largo del tiempo, y cómo los ricos se hacen cada vez más ricos (con ricos me refiero a la élite mundial).

    Es recomendable visualizar el extracto de la película “El concursante” (http://www.youtube.com/watch?v=ezcWNpU1HGA) y tb el “dinero es deuda”
    (http://www.youtube.com/watch?v=nHt2MJTqUOQ y sucesivas partes)

  4. 7 salud rodriguez
    17/06/2011 en 1:37 pm

    hola Sr. oliveres, tuve el placer de escuchar su conferencia del jueves en Mollet, un placer ya le digo, pero para mi fue muy tragico, me senti en el más absoluto de los abandonos por parte de la clase politica, y no hablemos de la banca, es impresionante su trabajo, yo he sentido orgullo de mis padres y de mis abuelos, exiliados por la guerra, tuve el placer de conocer a la Sra. pasionaria en casa de mi abuelo paterno, y he vivido aunque soy joven de 48 años, muchos acontecimientos, importantes en España,

    y ahora me siento orgullosa de mis hijos que siguen en el buen camino, de justicia y libertad,

    y creo que si termino mis dias sabiendo que he aportado algo al planeta, morire tranquila,

    Sr. solo decirle lo que me ha impactado su discurso,

  5. 9 salud rodriguez
    17/06/2011 en 2:39 pm

    Hola javier me encanta saber que hay gente que opina como este gran hombre Arcadi del que soy seguidora aferradisima, por eso me gustan estos espacios en los que cada uno pueda dar su opinion, sinceramente me he enterado de lo ocurrido en islandia por mi cuenta y no por los medios de comunicación algo que me parece absolutamente injusto y horrible. El caso es que me parece increible lo que se ha conseguido en islandia a golpe de cacerola, pero desgraciadamente creo que en nuestro pais hay demasiada gente implicada en tramas de corrupción y especulación, tantas que soy muy pesimista de poder lograr algo parecido a lo ocurrido en islandia, a esar de pertenecer a asambleas y a acampadas como pertenezco, no pierdo la fe, pero sinceramente creo que como he dicho antes hay demasiada genre chupando del bote como para que cedan ante un cambio de govierno, una condena hacia la corrupción o un cambio constitucional.
    Desde luego nos queda mucho camino y no será facial, nadie dijo que lo fuera, pero ami tristemente me da la impresion de vivir en un país de mentiras y que es un gran teatro donde nosotros somos las marionetas y esto se tiene que acabar pero ya!!

    • 17/06/2011 en 9:30 pm

      Lo que no nos pueden robar es la dignidad y el espíritu de rebeldía.Felicidades por las acampadas.Han sido una bocanada de aire fresco y un canto a la utopía.Otro mundo mejor es posible!Saludos,javi

  6. 03/07/2011 en 4:20 pm

    Tres o cuatro concretas SUGERENCIAS PARA LOS 15M

    Los políticos profesionales están nerviosos, no tienen claro nada. Por eso tartamudean y se contradicen: hasta ahora, el tema estaba exclusivamente en sus manos. La plebe, a votar cada x años y a callar. Por eso izquierdas y derecha insisten en que no se desborden “los auténticos cauces democráticos” con los cuales tan bien les fue siempre. Tratan de meter el dentífrico en el tubo.

    Una característica novedosa –y buena, a mi juicio- es que estas positivas acciones del 15M carecen de líderes: es simplemente gente que intenta mejorar la vida de muchos… sin un Robespierre, sin un Lenin, sin un Castro. Un líder de una buena causa es un sujeto potencialmente sobornable, o chantajeable, o asesinable… o que él mismo cambie su actitud con los años. Un movimiento de control de los gestores públicos, un movimiento impulsor de alternativas realizado por mucha gente sin líderes, tiene ¡sin garantías! más posibilidades de resultar efectivo. (El mecanismo de Anonymus es muy interesante: proponer unas pocas acciones concretas y poner en marcha las más votadas. Una simbiosis entre los 15M y Anonymus, que supongo que existe de hecho podría ser un camino.)
    Protestar sin ofrecer alternativas, sin objetivos definidos… eso lo hace cualquier político.
    No tiene ni mérito ni mucho camino, pues si no sabemos adónde vamos, nunca sabremos si estamos cerca o lejos. Con un objetivo claro es más factible llegar a la meta. (Otra vez: sin garantía, obviamente.) Es –me parece- importante no usar el viejo lenguaje político, las viejas formas. Aportar algo mejor. Entre otras cosas (un ejemplo): un partido político (cualquiera) obtiene la mitad más uno de los votos… y sus representantes repetirán “España entera ha elegido”, “El pueblo quiere…” No dicen la verdad, que sería: “El 51 por ciento de los que votan quiere…” No hagamos lo mismo: somos los que somos, da igual –para este tema- si pocos o muchos. No podemos ni nos conviene hablar en nombre “del pueblo”. Reconocerlo explícitamente es necesario, conveniente: es la verdad y es un lenguaje nuevo, una forma nueva y mejor de pensar y actuar. Pero pocos o muchos queremos –y tenemos derecho- aportar caminos de solución que los políticos profesionales ni ven ni quieren ver. Actuamos con la intención de que nuestras claras propuestas vayan calando, vayan haciéndose realidad, una mejor realidad de la que nos proponen como inevitable. Si todas las medidas que toman son inevitables ¿por qué cobran sueldos? ¿Por qué no dicen “Nos rendimos, no se nos ocurre nada, que gobiernen los bancos, el FMI, Bruselas. Renunciamos y donamos nuestro sueldo a la Seguridad Social”? Después de todo, Bélgica, sin gobierno desde hace un año, está mejor que España ¿no? Si formar parte de la UE es obedecer ciegamente las órdenes de las grandes empresas, de “los mercados”… ¿Cuál es el beneficio? Así como se entró, se sale. Las pirámides pudieron hacerse: las cosas muy difíciles pueden hacerse. No les creamos a los que pretenden descalificarnos, debilitarnos, tildándonos de utópicos románticos. Bienvenida una Europa de los ciudadanos. Ojo a esta Europa de “los mercados”.
    Propongo entonces tener claro unos objetivos; unos pocos objetivos razonables, viables, de evidente mejora social sin recurrir a grandes presupuestos. Objetivos claros con los que mucha gente pueda identificarse, sean de izquierdas o derechas.
    Sin pretender ser exhaustivo, van tres o cuatro sugerencias referentes a los “Para obtener QUÉ, qué cosas, nos movilizamos”.

    (Y primero una –sin numerar- acerca del “Cómo”): Propongo crear una web, “accionmultiplicada.com”… (más amplia, más inclusiva –creo- que “indignados.com” o “15M.com”…) En esta web, irá esta síntesis y muchas direcciones de web complementarias, derivadas, con tres o cuatro renglones especificando qué contienen: direcciones web de gente en acción con respecto al tema que más les interese vinculadas para presionar a políticos, prensa. Direcciones -con un par de renglones de información- de webs que ofrezcan análisis globales y particulares… Todas las webs derivadas que hagan falta… Los que a cualquier interesado le parezcan oportunos y lo nuevo que vaya surgiendo. Lo que se vea pertinente, cada uno en su web y difundiendo, buscando juntar cincuenta o sesenta colaboradores (como mínimo, claro) para una acción de presión. Direcciones de otras web que vayan más o menos por estos caminos. Nadie las censurará, nadie dará órdenes, nadie tendrá autoridad para hablar en nombre de los demás. Algunos llegarán a callejones sin salida, otros avanzarán corrigiendo errores.
    Pero lo dicho: hace falta gente, aquí y allá, que tenga de todo esto una visión general, sociólogos, historiadores, abogados… Estudiosos capaz de aportar resumidas o extensas sugerencias en su correspondiente web, que mejor que sobren web y no que le regalen un caballo. O algo así. Después, cada uno analizará lo estudiado en el tema que le interese… y obrará en consecuencia.

    Pensemos en esto: una persona está vinculada a otras cincuenta, ochenta por Internet: les envía esta página con un prefacio un poco personalizado, algo así como
    “Si este asunto te interesa, remítelo a tus contactos destacando la web que más te interese. Si no, borrar este correo y listo. Si decides “Sí”, contéstame a ver qué podemos hacer, qué tema te interesa desarrollar… Y que cada uno que reciba tus mails, repita el proceso. El segundo paso se dará cuando seamos 50, 100 o más los interesados en algún tema puntual para entonces –mientras intentamos sumar gente, siempre- más o menos coordinarnos, para “Atacar amablemente” a políticos, prensa, empresas, lo que veamos conveniente. Y quienes de los “Atacados amablemente” no respondan… bueno: tomaremos nota de ese silencio que también algo dice.”

    Seguro que la experiencia, la realidad, impondrá cambios, otras formas de relación, de estructuración. Bienvenidos los cambios, bienvenidas las “otras formas”.

    Ojo que habrá siempre intentos de infiltración, de manipulación. Habrá libros tramposos, simpáticos pero descafeinados, publicitados con gran bombo. No estoy leyendo el futuro: ya ha pasado y está pasando en muchos países. No aceptar dinero jamás: es la primera vía de corrupción. Nada de subvenciones. Internet es gratis. Eso es lo que no supieron prever: esta es la herramienta que les inquieta a los que sostienen que esta ruina es inevitable. Pero el ojo alerta, la lectura crítica, debe ser constante.

    La primera sugerencia:

    1.- Crear una web unminimodeetica.com
    (Y la acción consecuente, claro.)
    Esta “Europa”, con su BCE (y su aliado FMI) y sus empleados, los políticos al uso (no sé si “todos”) son el cobrador del frac de “los mercados”, de los bancos, de las grandes empresas que no quieren hablar de ética en sus juntas de accionistas. Pero a los mercados no hay quién les cobre: si una familia, si un empresario, llevados por su ilusión, cometieron el error de pedir más créditos de los que pudieron pagar,… sí pagarán, por las buenas o por las malas: con su casa, con sus nóminas, como sea. “Los mercados”, que incentivaron este festival de créditos y con el cual ganaron mucho, también se equivocaron al darle créditos a quien finalmente no pudo pagar. ¿Perdieron estos bancos sus sedes fastuosas, sus directivos perdieron sus casas, algo? No: fueron premiados con el dinero de la gente estafada. Si sale cara, gano yo, si sale cruz, tú pierdes.

    Socialistas y populares, tan a la greña ellos por cosas como el matrimonio entre homosexuales, se pusieron de inmediato de acuerdo (¡y después el PSOE se extraña de haber perdido votos!) en que no se aplicara la sentencia de ese juez que tachó de “inmoral” que un banco se quedara con la casa hipotecada y que, por sus interesados errores de valoración, el banco (los bancos) persiguiera al acreedor por el resto de su vida, que matar a la abuela prescribe, pero estas deudas no. Izquierda y derecha, a coro, cual patriótico pacto de estado, dijeron que “penalizar” a los bancos sería peor para la gente pues esos bancos tendrían problemas… admitiendo -sin decirlo, claro- que la famosa solidez de los bancos españoles se basa en una inmoralidad tipo saqueo muy, muy perniciosa para los usuarios ¿o no? (Sin hablar de las “Ayudas” con dinero público, que ese es otro tema al que le llegará su turno.)
    Sugerencias:
    Que alguien proponga a muchos retirar el dinero del banco más grande del país hasta que, primero, este renuncie a esa inmoral actitud, -a no solo quedarse con la propiedad embargada sino perseguir toda la vida al desgraciado- depositando ese dinero en otro cualquiera (tan inmoral como el primero, pero que sabrá que ya le llegará su turno, pues luego se seguirá por el segundo más grande y así). Seguir así hasta que, (segundo) el punto “Un mínimo de ética” forme parte del orden del día de su junta de accionistas. Que ganen dinero -aunque sea menos- siendo útiles.
    En el momento del desahucio, que se filme y se difunda por Internet el suceso, con entrevistas a los desahuciados y, fundamental: exhibiendo pancartas con el nombre del inmoral banco embargante bien visible. Que ese banco luego, si quiere, use esas imágenes para su publicidad, con una profunda voz en off diciendo “Miren lo que les pasa a los malditos morosos… Y esto es solo el primer paso”.
    Tenemos unas de las gasolinas más caras de Europa, teléfonos ídem, etc. ¿Por qué? Porque es mentira que el mercado se regula solo. Porque se ponen de acuerdo sin que ningún contable aporte pruebas de sus manejos, porque los gobiernos a quienes pagamos para que regulen, vigilen, multen, encarcelen a los tramposos… miran para otro lado. (Estudios oficiales estiman que las tres principales redes de gasolineras se reparten anualmente 1.600 millones de Euros más solo con el truco de aumentar inmediatamente la gasolina cuando sube el petróleo, y demorar dos semanas para bajarla cuando baja el petróleo.) Entonces, con calma, después de conseguir resultados con la operación bancos, se puede hacer algo parecido con otras empresas: que muchos no compremos gasolina a la más grande y sí a las otras (al mismo caro precio)… hasta que la más grande reduzca sus abusivos beneficios (¡y aseguran que cuanto mayores son sus beneficios, es mejor para la economía!) Y, segundo (como siempre), hasta que incluya en su próxima junta de accionistas el punto “Un mínimo de ética”. Luego… por ahí.
    Se debe apuntar a que no haya una junta de estas sin este punto, “Un mínimo de ética”, en su orden del día.
    Quejarse, protestar, pedir justicia, a veces sirve, nunca está demás. Pero en cuanto se pueda es preferible hacer algo. Digo yo.

    2.- stopcorrupción.com

    Incentivar con buen dinero a quienes aporten pruebas de delitos en los que haya mucho dinero de por medio.
    Si quien aporta pruebas suficientes para condenar a un gran evasor de impuestos, a un político que haya trincado mucho dinero (¿más de un millón? Debería haber un mínimo, para que no sirva esto para perseguir a los ladrones de gallinas), a un narco importante, a un mafioso millonario, se llevara -tras la condena- un 25, un 30 por ciento de lo confiscado… Sería un precio barato para la sociedad y un premio justo para quien corra el riesgo, sea este un buen muchacho o no. El contable que en los 90 destapó el caso Filesa (financiación tramposa del PSOE), sobornos, comisiones, etc., era chileno. De premio, lo echaron a patadas de España. ¿Habrá otro contable dispuesto a aportar pruebas gratis? El contable del PP por el caso Gurtel fue tratado como una princesa por los afectados… para que no dijera nada. El ejemplo efectivo del alemán que cobró del Estado por los datos de grandes evasores. El ejemplo efectivo de lo que hacen en USA: ofrecer recompensas por grandes delincuentes. En este asunto no hacen falta muchos análisis: es obvio que conviene incentivar los aportes de pruebas, las denuncias bien fundadas. Es evidente que si alguien no tiene nada que ganar (y sí mucho que perder) presentando pruebas contra un político corrupto, contra un mafioso, se lo pensará mucho. Sabe que sus enemigos serán los delincuentes… y la justicia, que le enviará telegramas tipo “Preséntese el lunes a las 8 de la mañana en ayunas en el juzgado o lo reventamos, pedazo de imbécil” con otras palabras pero diciendo básicamente eso. Si los jueces ganan dinero por cumplir con su deber; si los policías, abogados, etc., ídem… ¿Son malos ciudadanos por colaborar ¡cobrando! con la justicia? ¿Por qué se le exige a los ciudadanos no profesionales que se arriesguen (más cuanto más grande sea el ladrón) presentando pruebas, testimonios… gratis? Según lo que percibimos de la realidad, está clarísimo que no hay tantos estúpidos. Si estuvieran fuertemente incentivados quienes aporten pruebas, los grandes ladrones (políticos o no) tendrían pánico de su mujer, de su chofer, de su contable, del gerente de su banco, de sus socios menores que podrían ganar más denunciándolo que con lo que tienen… Y no podría sobornarlos a todos. Quien se oponga con fuerza a algo así… mal asunto: como el muy honorable presidente de la banca suiza que protestó muchísimo por lo de aquel alemán que le arruinó un negocio denunciando a los evasores. Decía que “Ese hombre robó nuestros datos secretos. No hay que negociar con criminales”. El, que vive de los grandes delincuentes evasores de impuestos, no quiere una ley así. Ni sus muchos amigos políticos. Hasta ahora, lo consiguen. Pero deberíamos pensar que algún político con buena voluntad es posible que haya, y que solo podrá actuar en consecuencia si siente que hay mucha gente que lo apoya.

    3.- impuestosaloimportado.com
    A Brasil las cosas le están yendo bastante bien. Leo en El País (29 Mayo 11, “190.000 razones para exportar”) un párrafo de un exportador español: “Brasil es un mercado pujante, pero nos encontramos con aranceles -impuestos a lo importado- elevados, y eso seguramente nos va a llevar a fabricar allí”. O sea: Brasil se ahorrará divisas, dinero saliente y ganará puestos de trabajo ¡simplemente con mayores impuestos a lo importado que puede fabricarse allí! ¡Oooh..! ¡Que listos! ¿Cómo no se nos ocurrió algo tan obvio? ¿Por qué hacemos exactamente lo contrario? Esto es lo que sugiero que reclamemos: mayores impuestos a lo importado que podamos producir aquí. No esos genéricos aumentos de impuestos que nos anuncian para pagarle a “los mercados” acreedores.
    ¿Por qué absolutamente nadie habla de esto? Aquí, con el beneplácito de izquierda y derecha unidas que jamás serán vencidas y con las bendiciones de Europa (que jura que es el único camino, que “no hay otra opción”) hacemos exactamente lo contrario: la crisis no fue solo producto de la codicia (premiada) de los bancos sino que antes desaparecieron miles y miles de pequeñas y medianas empresas que fabricaban zapatos, tornillos y mil etcéteras, que ahora compramos casi sin impuestos a China… que nos devuelve el favor invirtiendo en las grandes empresas, que de paso pueden abrir allí sucursales. (O sea: grandes empresas encantadas con que la cosa siga así.) Los ex fabricantes de zapatos y tornillos y sus hijos pueden trabajar de reponedores de mercadería en las grandes superficies, si tienen suerte, o de camareros en verano. Y, para ser competitivos, por salarios chinos; al tiempo, pues la CEOE (alta de moral, avalada –como no- por “Bruselas” y el FMI) pregona que se acabó lo de aumentar salarios según inflación, que lo que conviene para la mejor economía es que las empresas aumenten los precios de los productos que venden y paguen a sus trabajadores lo mismo o menos que el año pasado. (Y no termino de entender por qué los altos beneficios empresariales parece que no generan inflación y los salarios sí.) Que para que una economía marche bien, dicen, lo ideal es que el personal cobre lo menos posible y las empresas lo más posible. Que cuanto peor vive la gente, mejor le irá a la economía y tengan paciencia, que ya verán cuantos contratos por monedas crearemos. Que primero –dicen lo mismo desde hace siglos con la boca llena- debe hacerse una tarta con buenos beneficios empresariales y después juran (aguantando la risa) que la repartirán.
    Y si después de mil trámites, requisitos, inversiones, inspectores, una persona se anima a poner algo que no venga de China… -yo qué sé… ravioles-, descubrirá que es usted un enemigo del sistema, que esos ravioles deberán competir con los de las grandes fábricas italianas que venden aquí casi sin impuestos; que lo perseguirán las administraciones con mil impuestos, demencial burocracia y más demenciales requisitos (europeos, estatales, autonómicos y municipales) hasta que se funda si es que pudo empezar. Se enterará de que no hay inspectores para investigar cómo se ponen de acuerdo las gasolineras para aumentar los precios rápido y bajar lentamente ante fluctuaciones del petróleo, pero sobrarán para ver si está al día con sus impuestos, si su baño está alicatado según las normativas, si el techo es ignífugo, si el ruido de la amasadora supera los límites europeos, si está homologado el salero, etc. Y así todo. Y lo que afirmo en estos párrafos, en este punto, esto del contrabando legalizado, ruinoso para todos, jamás de los jamases lo vi analizado. Ni mencionado siquiera: ni por la izquierda, ni por la derecha, ni por los sindicatos, ni por los sesudos comentaristas televisivos. Todo el mundo mirando para otro lado. Vivan los bajos impuestos a lo importado. La crisis fue la puntilla, pero ya habían cerrado miles y miles de talleres, de PYMES, por este asunto. Y siguen cerrando.
    Rescates. En el mismo ejemplar del periódico citado nos dicen algo que sí sabemos: que los famosos rescates no son para rescatar a los pobres irlandeses o griegos o portugueses sino para que cobren los bancos acreedores que por su codicia prestaron a quien no podría pagar. Que los países sometidos a “Ajustes” serán cada vez más miserables, pues los acreedores obviamente no fiarán a gente sin posibilidad de crecer, por mucho que se aprieten el cinturón. Que esta política de establecer la miseria –más que la correcta de evitar el despilfarro- es criminal. (Claro que esa miseria no es para todos, y creo, no sé, me parece, que aquí está el busilis. ¿O es que alguien se cree que de ese dinero de los empréstitos llegará algo –monedas, alguna mejora- a uno siquiera de los millones de arruinados? ¿Alguien cree que la gente vivirá un poco mejor con esos “rescates”?) Sugiero entonces la solución islandesa. No pagar. Atención: los islandeses dijeron “No pagamos, y que se jodan los famosos mercados”. Por cierto: están enjuiciando a los políticos cómplices, a los políticos que, obligados a vigilar, a regular, miraron para otro lado. (El documental Inside Job es de obligada visión.) Estudiar la situación islandesa actual, ver qué están haciendo, cómo les va. El dato más sólido es su porcentaje de paro: ¿es mayor o menor que el nuestro? ¿Aumenta o disminuye? (Por cierto: la prensa, los “analistas políticos” no hablan de este mal ejemplo.) Hacen falta más serios análisis, sí, pero tenemos poco que perder apostando por otro camino que el que nos venden como inevitable. Argentina, en la época del corralito y del “Que se vayan todos”, pagó sólo el 20 por ciento de su deuda tramposa… y hoy, (con muchos otros problemas) por lo menos tiene menos paro que España. Venezuela no pagó un montón de veces. Hay vida después del impago. Sería interesante un estudio sobre estos morosos: qué otros países están en la lista, cómo les fue, cómo les va, cuáles fueron las consecuencias. (Ojo: la deuda pública USA es descomunal. Sí, tienen la máquina de imprimir dólares, más productiva que un pozo de petróleo, pero ese país está en la cuerda floja y ya veremos.)

    Si los cómplices de los mercados nos dicen que sería terrible que nosotros no pagáramos, que caería el Euro… Bueno ¿y qué? ¿En qué nos ha beneficiado? Que se muera. Si nos dicen que Islandia puede no pagar a los especuladores sin mayor drama porque no forman parte de la UE, puees… no se ven con claridad los beneficios de semejante sociedad (a menos que seamos parte de “los mercados”). Nos dicen que hay Tratados firmados… da igual: fueron firmados sin que nos enterásemos: son tramposos, como los de Haití, como los de tantos lugares. Si nos dicen que huirían los capitales… da igual, mejor: huirán los capitales especuladores, y se animarán los dispuestos a invertir honestamente en actividades productivas, pues, sabiendo que no estaremos abocados a la ruina inevitable, sabiendo que lo importado que podemos producir aquí tendrá mayores impuestos (como se están planteando en USA, por cierto), que producir aquí será rentable (no como ahora) quien sepa hacer algo –ravioles, puertas, lo que sea- se animará a invertir sus ahorros en una pequeña o mediana empresa, que son las que necesitamos. Las empresas grandes que hagan las cosas bien también ganarán más dinero con un mayor movimiento.
    “Bruselas” (léase “Las grandes empresas)” y los políticos a su servicio dirán que aumentar los impuestos a lo importado es imposible, pues hay Tratados firmados, inamovibles. ¿Qué quiere decir esto? ¿Que en nombre de millones de personas se han firmado tratados que llevaron y seguirán llevando a la ruina a millones de personas? Es el gran truco, el truco número uno, aplicado mil veces en mil lugares durante centurias… Y sigue funcionando. Y nosotros en la luna. No nos dejaron leer la letra chica: nos vendieron el bicentenario argumento de que seríamos felices comprando chismes más baratos… sin avisarnos de que cerrarían los talleres, las PYMES, y que nuestro destino estaría condenado, que la clase media pasaría a pobre, la pobre a miserable y los ricos a muy ricos con todo lo que se le quita a esa gente que somos nosotros.
    Esta exigencia de impuestos razonables a lo importado susceptible de ser fabricado aquí a es el verdadero apoyo a las PYMES (que son las que daban trabajo). No son imprescindibles créditos, pues lo que hace falta son clientes ¿y cómo va a haberlos si todo lo importado es más barato que fabricado aquí?
    Entonces, esto de los tramposos bajos impuestos a lo importado está absolutamente vinculado a los Tratados Canallas.

    3b- tratadoscanallasespaña.com
    Los Tratados firmados deben ser analizados con lupa, observadas sus consecuencias hasta hoy. Análisis de los “empréstitos” (del FMI, de la UE) ligados a ruinosas exigencias que harán imposible el crecimiento y vivir con dignidad. Otra vez, muchachos (y muchaaaachas, tengamos la fiesta en paz) universitarios: sugiero formar comisiones de estudios.
    Habiendo observado (y sentido) las consecuencias: Exigencia fundada del rechazo de esos Tratados de Libre Comercio, de la legalización del contrabando mediante esos Tratados para todos mucho pero mucho más importantes que la Constitución, pues nos afectan más directamente… Tratados firmados “por nuestros representantes” sin que nadie nos pidiera nuestra aprobación, firmados en silencio, de espaldas a nosotros. Estudiar, leer, pensar… y actuar en consecuencia.
    En esta web propongo una visión general y las direcciones mail de las web más focalizadas y otras más o menos asociadas, derivadas. También de otros países con similares problemas. Conviene –para mayor agilidad- que se divida así, por países. Por ejemplo “tratadoscanallasarg.com”, para Argentina; “tratadoscanallashaiti.com”, etc. Todos compartimos esencialmente el mismo sistema canalla. No está demás vincularnos con ellos que son nosotros. Aprender, enseñar, compartir conocimientos y líneas de acción. Esos estudios difícilmente los publicarán los grandes diarios, que los pobres deben vivir de la publicidad de los bancos, de las grandes empresas, pero tenemos Internet.
    Un artículo de Almudena Grandes, “Juan Palomo”, en El País 25 1 10, referente a la miseria de Haití, castigado por un brutal terremoto… y por el viejo truco número uno. Vale la pena que lo transcriba casi entero y no creo que se enoje:
    “Se habla del masivo movimiento migratorio que despobló las zonas agrícolas de Haití hacia la capital. No suelen contar que en 1995 el FMI obligó a su gobierno a bajar el arancel a las importaciones de arroz del 35% al 3%. Ni que las subvenciones del gobierno norteamericano permiten que el arroz producido en Arkansas sea más barato en Haití que el producido en el mismo país. Ni que, por tanto, las tres cuartas partes del alimento básico haitiano sea importado.
    “Sería interesante saber cuántas toneladas de ayuda ha enviado a Puerto Príncipe Riceland Foods, la cooperativa agrícola que se ha hecho de oro a costa de arruinar a los antes mínimamente prósperos agricultores locales… La destrucción provocada (con estos tratados) en Haití y muchos otros países pobres, tiene magnitudes comparables a la que produce un terremoto de grado 7.
    Pregunta si los líderes políticos europeos o estadounidenses que salen compungidos en las noticias hablando de ayudas se plantearán este tema, que “sería de la verdadera cara de la solidaridad”, y comparto su conclusión: “Me temo que (esa cara) será espantosa”.
    El gobierno haitiano post terremoto pide ayudas pero no habla de modificar ese tratado canalla, criminal. Y añado aquí que países no considerados pobres (aunque haya muchos pobres entre sus habitantes) sufren por haber firmado tratados similares. Diría yo que más preciso que “Pobres” sería el término “Estafados”. Una pregunta: ¿y los Tratados firmados por España? Urge una página así, como la relativa a Haití, sobre los Tratados firmados por España. Que nos explique alguien, por ejemplo, cual fue el negocio que hizo España comprando ferrocarriles franceses, perdiendo puestos de trabajo y aumentando una deuda que ya se exige de malos modos pagar.

    Los tratados son el origen de la miseria, los tratados son el origen de la miseria, los tratados son…

    Bien… Tres. Aporto entonces tres o cuatro claros objetivos, consciente de que son necesarios más, muchos más, pero está eso de “El que mucho abarca es como el oso” o algo así. Claro que tengo más: prohibido los “Tránsfugas” (eufemismo por “Sobornados”); prohibidos los “Imputados” en la política (por muy “Presuntos Inocentes” que sean).
    Otro: el gobierno –cualquiera- es nuestro socio obligado… un socio que nos presenta un contrato-programa lo más vago posible, y que no pasa nada grave si no lo cumple, que en la oposición también viven bien: algo habrá que pensar al respecto.
    Entrar en el euro: fue el mecanismo para que un país no pueda devaluar su moneda, (como mantiene China devaluada la suya) haciendo más competitivos los precios de los productos que exportamos y más caros los importados. Por eso Inglaterra –que de estas cosas lo sabe todo- no entró en el Euro. Por eso son felices los grandes empresarios alemanes con el Euro: ahora todos tenemos la misma moneda no-devaluable ¡más barata que el antiguo marco! Muy listos ellos. Sí: devaluar crea inflación… pero crea empleos también. ¿Qué es más importante?
    Cuando se destapó la monstruosa y global estafa bancaria, se habló mucho de regulaciones, de control a los paraísos fiscales. Que ahí siguen: hasta hay gerentes de bancos patrios que guardan allí (y no en sus maravillosos bancos) sus fortunas. Si alguien se lo echa en cara en alguna junta de accionistas, responden con voz de Júpiter tonante “Eso no está en el orden del día, le retiro la palabra”. Y de eso se trata. Otra vez: de que palabras exigiendo un mínimo de ética se oigan cada vez más en las juntas de accionistas, que en algún momento la cuestión de un mínimo de ética forme parte del orden del día de todas la juntas de accionistas. (Junta de accionistas de un banco o una gran empresa.) La empresa que se oponga… dejará muy clara su postura: la ética no es su tema, actuar inmoralmente no le preocupa.
    Exigir el cumplimiento de aquellas promesas: la regulación estricta a la banca, a los especuladores ¡y los impuestos a las transacciones financieras, al movimiento de dinero especulador! Si compramos una bolsita de caramelos, una goma de borrar, un automóvil, pagamos IVA. Desde hace años se habla y se habla y se hablará de cobrar un cero coma cero algo (“Tasa Tobin”, no el 18 por ciento) a los compradores de dinero, de acciones en plan especulación; a los movimientos financieros. Se habla de la guerra al narco, a los terroristas, a los peces de colores… pero lo que mueve más dinero es la especulación y ni siquiera está multada. De guerra nada: por lo visto todos estamos rendidos, el famoso “No hay otra opción”. Algún que otro delincuente de esos podría ir preso, para variar.
    Una organización mafiosa prostituye mujeres amenazando a sus hijos. Si los malos caen, las penas son ridículas: uno o dos años de cárcel. Exigir aumento de las penas y confiscación de todos los bienes de estos delincuentes, aunque sea por un solo caso demostrado. (Las mujeres víctimas ¿van a aportar pruebas gratis contra estos matones? Si fueran de verdad testigos protegidos y se llevaran un porcentaje de esos bienes ¿podrían seguir actuando esas bandas?) Sí hay soluciones.
    Los impuestos de sucesión, los de las Sicav. Ecología… En fin… Etcétera.
    Temas hay, seguro. Estudiar objetivos claros para mejorar lo posible.
    Quiero ver qué pasa con estas primeras sugerencias, extraídas de “Mini Historia Universal”, en gvega-libros.com.
    Si alguien ve algo aprovechable en estas páginas, claro que puede usarlas mencionando o no mi nombre: no me interesa para nada ser famosete, protagonista, ni líder ni nada de eso. Sería no solo incoherente sino peor: estúpido. No contesto mails: lo esencial ya lo escribí aquí y en ese libro. No tengo mucho más que añadir, creo. Suerte, corto y cierro.

    G. Vega

    —————————————————–xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx—————————


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Quién soy

Nací en Riaño, Cantabria, el 12 de Agosto de 1960; cuando tenía un año de edad mis padres se trasladaron a Bilbao, y desde entonces vivo en el barrio de Rekalde. He sido parlamentario de Ezker Batua_Berdeak entre 1994 y 2001, y Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco entre 2001 y 2009. Ahora, trabajo como Profesor de Filosofía, Ética y Ciudadanía en un Instituto de Bilbao.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 106 seguidores

discursos y artículos de opinión
Add to Technorati Favorites
Este blog es parte de Buzzear (ES)
Bitacoras.com
directorio de blogs
directorio de blogs

directorio de weblogs. bitadir
Directorio de Enlaces
directorio y promoción de blogs
Vótame en Cincolinks.com
Directorio de Blog
Venta de Casas

Directorio de Blogs

directorio de blogs
Directorio Webs
Catablogo: Catálogo y directorio de blogs
Mi Ping en TotalPing.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores

%d personas les gusta esto: